Un día en el paraíso… Colima


Por José García Frías jjgarciafrias@hotmail.com

Juan Rulfo siempre presente en el Jardín Central de Comala

Colima es uno de los estados más pequeños en extensión del país pero con una gran diversidad de atractivos, que en cada visita brinda la oportunidad de conocer nuevos productos turísticos que se suman a su oferta tradicional, desde el mar hasta la montaña, pasando por el Pueblo Mágico de Comala, haciendo un recorrido en globo aerostático por el Valle del Vocán de Fuego y disfrutando de su excelente gastronomía en sus ciudades, poblados y playas.

Todo lo que se puede hacer en un solo un día

Con el fin de dar a conocer esta amalgama de experiencias novedosas y tradicionales,  la Secretaría de Turismo de Colima con el apoyo de la línea aérea Volaris y los hoteles Fiesta Inn, Windham y Best Western Plus Ceballos, organizó un viaje de familiarización, de una serie que estarán realizando con agentes de viajes y prensa, por la zona norte de la entidad, en el que nuevamente fuimos gratamente sorprendidos por este maravilloso destino.

Una de las ventajas de su extensión territorial es que todo está cerca, incluso en un solo día se pueden recorrer muchos de sus atractivos, lo cual constatamos, iniciando la jornada con un suculento desayuno en el hotel, no por nada, pero el bufete del Fiesta Inn es buenísimo.

Nogueras y el legado de Alejandro Rangel

La primera parada fue en el pueblito de Nogueras, Municipio de Comala, donde visitamos el museo de “Alejandro Rangel Hidalgo”, un personaje que fue emblemático y querido en Colima, considerado parte de su historia, ya que dejó huella en cada rincón colimense, legado que es muy interesante conocer.

Laguna La María y la Zona Mágica

Pasamos por la Laguna La María situada en medio del bosque, desde donde se aprecia una de las mejores vistas tanto del Volcán de Fuego como del Nevado de Colima, ideal para remar en sus tranquilas aguas, acampar o simplemente hacer un día de campo. En el trayecto hicimos una parada en la Zona Mágica, lugar en el que se registra un efecto óptico que a primera vista parece cosa de magia.

Pueblo de brujos y las máscaras de Candelario

Siguiendo en el mismo municipio, otra escala fue en Suchitlán, sitio místico conocido como pueblo de brujos, donde hay tamazcales y se hacen “limpias” y “amarres”, allí visitamos el taller de máscaras artesanales de Gorgonio Candelario Castro, actividad que heredó de su padre, las cuales ha cobrado fama mundial por el estupendo trabajo de la madera y los colores, que ahora vende por catálogo y envía a diversas partes del orbe.

Café de altura

Posteriormente probamos el delicioso café de los cafetales Cofradía de Suchitlán, donde conocimos todo el proceso de producción y disfrutamos su excelente calidad, que es parte de la Ruta del Café, otro de sus grandes atractivos.

Las playas de Tecomán

El siguiente punto en el itinerario fue el Restaurante Las Hamacas del Mayor, situado a la orilla del mar en la Playa Boca de Pascuale del Municipio de Tecomán, una de las más cercanas a Colima Capital, así como la de El Real, en cuyo recorrido para llegar se aprecia una gran cantidad de Palmeras a los costados de la carretera, un espectáculo sin igual. Por supuesto, después de una vasta comida a base de pescados y mariscos preparados al muy peculiar estilo de Colima, ameritaba un descanso en sus hamacas.

Como estas playas se localizan en mar abierto, ideales para la práctica del surf, casi todos los establecimientos culinarios de la zona cuentan con albercas y toboganes para que los niños no corran peligro con el fuerte oleaje.

La selfie con Juan Rulfo

Al regreso, no podíamos dejar de hacer una parada en el Pueblo Mágico que el escritor Juan Rulfo hiciera famoso, Comala, lugar donde se hace rico pan, y obligadamente hay que tomarse la foto, o la selfie, con su escultura que se encuentra en una banca del jardín central, además de como comprar artesanías y sus famosos ponches de una infinidad de sabores, como granada, nuez, coco, rompope y avellana, entre otros productos.

El ambiente de Don Comalón

Para cerrar el día con broche de oro, ya de vuelta en la capital del estado, que mejor que deleitarse con una tradicional cerveza “Colimita” acompañada de la extensa variedad de platillos y botanas que ofrecen de forma gratuita, solo cobran las bebidas, en el restaurante con show en vivo Don Comalón, un lugar famoso y de gran ambiente, que en esta ocasión se montó, paralelamente, en la Feria de Colima, llamada “Todos los Santos”, con la que tuvimos la suerte de coincidir.

Florencio Amezcua

Nada mal para un solo día en el paraíso, destino en el que se optimiza el tiempo, lo que da oportunidad de conocer muchos más lugares, pero lo mejor del recorrido fue la asesoría de Florencio Amezcua, un reconocido guía de turistas que más bien parece algo así como el cronista de Colima, ya que conoce todos los lugares de interés, las historias, las fechas, los datos y hasta las innumerables leyendas de los lugares. Es todo un personaje que disfruta su trabajo, su empresa es Corazón de Colima Tours.

La gran anfitriona

No podemos dejar de mencionar que la coordinación del viaje estuvo a cargo de la gran anfitriona Ivette Soto, Gerente de Promoción Nacional del Fideicomiso para la Promoción Turística del Estado de Colima, cuya Directora General es María Nicte-Loi Martín Mojica.

Volaris llega tres días a la semana desde la CDMX

Además de contar con las atenciones por parte de Mariana Torres de la agencia de relaciones públicas de Volaris, quien nos acompañó en todo el recorrido desde la CDMX. Por supuesto fuimos testigos de la puntualidad de la aerolínea mexicana de bajo costo que opera desde la CDMX a la capital colimense con tres frecuencias a la semana: martes, jueves y sábados, lo que ha contribuido a que más viajeros conozcan los secretos del paraíso… Colima.

Recomendado

Aeromar

Más del Estado de Colima