¿Qué hacer este fin de semana?

Algo diferente… conocer la Ciudad de Colima y sus múltiples atractivos


Por José García Frías
La Catedral y el Palacio de Gobierno

La Catedral y el Palacio de Gobierno

Para hacer algo diferente el fin de semana, una extraordinaria opción es conocer la bellísima Ciudad de Colima, que ofrece una gran diversidad de atractivos turísticos y culturales, y todo prácticamente dentro de sus límites, aprovechando la excelente tarifa de Aeroméxico en su recientemente inaugurado vuelo directo desde la CDMX.

Pero, ¿por qué visitar la capital del estado del mismo nombre?, sencillamente porque es un destino excepcional que brinda el sabor y riqueza de una ciudad colonial, donde es una delicia caminar por sus calles y descubrir la plaza central llamada Jardín Constitución, con su peculiar quiosco, además de comprar artesanías en el Andador Constitución y refrescarse con bebidas tradicionales como el agua de coco, la tuba, el bate, el tejuino o ponche de frutas tropicales.

Al frente se encuentra el Palacio de Gobierno, que es un edificio del siglo XIX, en cuya escalera principal presenta un mural del pintor colimense Jorge Chávez Carrillo que retrata una parte de la historia de México, y a una calle se encuentra el Teatro Hidalgo, en un inmueble porfiriano, obra de Lucio Uribe, así como las ruinas del antiguo convento franciscano del siglo XVI San Francisco de Almoloyán.

El Jardín Independencia.

El Jardín Independencia

La ciudad brinda una espectacular panorámica del Volcán de Fuego, el más activo del país, sobre todo desde la zona arqueológica La Campana, que es un recorrido obligado, ubicada en la zona urbana de Villa de Álvarez. Es un conjunto ceremonial formado por varios templos y plataformas piramidales pero de baja altura. Por lo menos una de las plataformas principales fue utilizada como mausoleo, siendo posible en la actualidad ver una tumba que ahí se encuentra.

Un día hay que dedicarlo a hacer el tour por la Ruta del Café en el Cafebús, que sale del centro de Colima y recorre la zona cafetalera, para conocer todo el proceso de su producción, con opción para comprar café orgánico, muy fresco, de primerísima calidad.

Comala, es el Pueblo Mágico, que hiciera famoso el escritor Juan Rulfo, se ubica a sólo seis kilómetros al norte de la ciudad y es también conocido como El Puerto Blanco de América, donde se localiza la Hacienda de Nogueras, restaurada. Se pueden visitar tanto su capilla que data del siglo XVII, como la casa principal del siglo XIX, además de su museo Alejandro Rangel Hidalgo, con una serie de piezas arqueológicas que se han encontrado en los alrededores, además de la muestra de la producción pictórica y diseños del artista colimense que da nombre al recinto.

Si tuviera un poco más de tiempo es muy recomendable hacer una visita a las playas de Tecomán, que se ubica a sólo media hora, y en el camino  hacer una escala en el Mesón de Caxitlán, los vestigios de un antiguo mesón del camino real del siglo XVIII, construido en los terrenos del antiguo pueblo indígena de Caxitlán, donde en 1523 se fundó la primera villa de Colima.

Parte del mural de Jorge Chávez Carrillo

Parte del mural de Jorge Chávez Carrillo

Y que mejor para hospedarse en Colima que el Hotel Ceballos, de la cadena Best Western, una propiedad con mucha tradición en el centro histórico de la ciudad, frente al Jardín Independencia, que alberga un edificio de fachada neogótica con robustas columnas de cantera volcánica, hermosas plantas y sus esculturales patios interiores, inundado por el ambiente mexicano y su distintivo toque colimote, desde donde puede planear todos sus recorridos.

Esta antigua casona ha sido testigo fiel del paso de Presidentes de México, como Benito Juárez,  Venustiano Carranza y Lázaro Cárdenas,  al igual que el colimense Miguel de la Madrid Hurtado y Vicente Fox. Entre otras personalidades.

Prácticamente todo está a sólo 10 minutos, lo cual es una ventaja porque se aprovecha al máximo el tiempo, lo que da la opción a recorrer un mayor número sitios de interés. Es una gran alternativa para paseos de fin de semana, inclusive el vuelo de Aeroméxico se realiza en aeronaves con capacidad de 76 pasajeros muy cómodas, ya que no tiene asientos centrales, sólo de ventanilla y pasillo, mismo sale diariamente a las 9:45 horas de la CDMX, lo que permite aprovechar al máximo el día.

Recomendado

Aeromar

Más del Estado de Colima