Disfruta las grandes capitales europeas

Sobre rieles


Por Ma. José Franco
Estación central de Berlín

Estación central de Berlín

Viajar al Viejo Continente es una auténtica experiencia, ya sea que tu viaje dure varias semanas o tan sólo unos días; que recorras varios países o uno solo, seguramente querrás aprovechar al máximo y sacar el mayor provecho del tiempo. Una vez en Europa, viajar en tren es la mejor manera de hacerlo, con tantos beneficios que te harán recordar que el viaje es la experiencia y no sólo del destino.

Súbete a Rail Europe

Rail Europe, Inc. el mayor distribuidor de productos ferroviarios europeos en Norteamérica siempre ha tenido una presencia predominante en la transportación por ferrocarril en Europa y ofrece una amplia gama de pases para tren que incluyen el Eurail Pass, boletos para tren, pases para “tren y auto” (rail ‘n drive), pases turísticos, paquetes de hotel y tren y mucho más. También vende productos de Amtrak a través de comercializadoras turísticas. Incluso ha seguido abriendo nuevos rumbos en la industria del transporte en tren y recientemente lanzó una aplicación (App) y un sitio para teléfonos celulares, que constituyen la primera herramienta en la historia para hacer reservaciones para tren desde el celular. Acércate a esta opción de viajes y disfruta las grandes capitales europeas.

Estación central de Berlín

Domo del Reichstag, Berlín

El triángulo de Europa Central

El Central Europe Triangle Pass es una fabulosa forma de conocer las ciudades más populares de Europa Central y obtener un viaje sencillo en tren de 2a. clase entre Viena, Praga y Budapest  o Viena, Praga y Salzburgo. Simplemente tienes que seleccionar uno de los dos itinerarios del tren, elegir la ciudad de inicio y viajar en cualquier dirección. Tendrá la máxima flexibilidad mientras exploras tres de tus lugares favoritos.

En cualquiera de las alternativas, Viena está en la lista y sin duda,  es por sus más de 100 museos.  Enseguida arriba a Praga que se ha vuelto más famosa con el tiempo por su actitud cosmopolita y su intensa vida nocturna. Una buena opción es continuar rumbo a Budapest y conocer sus saludables spas termales y luego continuar en Salzburgo, una belleza clásica en cualquier época, incluso sin Mozart.  El Central Europe Triangle Pass ofrece tres viajes sencillos en tren entre las ciudades seleccionadas. Es importante no bajarse del tren en otra ciudad que no sea previamente elegida.  Se puede elegir entre dos itinerarios. Puedes elegir la ciudad donde quieres empezar, y cuentas con un mes para completar el viaje una vez que haya empezado.

Estación central de Berlín

Oberbaumbrücke, Berlín

De lo moderno a lo medieval

Con el Eurail Austria-Germany Pass de Rail Europe,  puedes viajar en el tiempo a las comodidades de un sistema ferroviario del siglo XXI. No importa donde empieces, podrás conocer Berlín, Munich, Viena, Salzburgo, a tu propio ritmo.

Esta modalidad ofrece viajes ilimitados por las redes nacionales de ferrocarriles de Austria y Alemania, y puedes elegir entre 5, 6, 8 ó 10 días dentro del periodo de dos meses.  Se puede viajar utilizando los días de manera consecutiva o no consecutiva.

Cabe citar que  Austria es mejor conocida por su herencia musical que por su tecnología en trenes, lo que no es muy justo, ya que posee una de las redes de ferrocarriles más extensas y eficientes del mundo.

Aunque aquí la velocidad no es tan importante como en otros países, debido a lo escarpado de la geografía, los trenes ofrecen un mejor servicio que cualquier automóvil en un camino alpino. Además, los trenes de larga distancia como el InterCity y el Railjet están bien conectados con los servicios regionales y locales más frecuentes, que van virtualmente a cualquier parte.

Praga de norte a sur

Otro destino por conocer con calma y a bordo de un tren es Praga,  la capital de la República Checa, la ciudad de los chapiteles.

Vista de Cesky Krumlov

Vista de Cesky Krumlov

Tan pronto como el viajero llega a la estación de trenes principal, puede observar la arquitectura gótica. La estación está convenientemente localizada cerca de la Plaza Wenceslao, nombrada así por el santo patrono de Bohemia.  En 1989, durante la Revolución de Terciopelo, este boulevard se vistió con impresionantes demostraciones de libertad, al igual que  la Torre del Puente, una estructura gótica del siglo XIV que es muy alta y sirve de brújula sin importar en dónde se encuentre el viajero. 

Al cruzar el Río Vitava está el famoso Puente Charles, decorado por un callejón con 30 estatuas, en su mayoría barrocas que fueron erigidas en el año 1700.  Este camino te conduce  hacia el Castillo Hradcany del siglo IX, uno de los más grandes de Europa.  Dentro, en los silenciosos corredores podrás sentir el romanticismo.  Después de experimentar esta belleza, te descubrirás más un viajero que un turista.  No hay ningún lugar mejor que hacerlo en la ciudad de Kafka, tomando un recorrido po la construcción que fuera su casa en el número 22 de la calle Golden Lane.

Quienes gustan del estilo barroco, pueden visitar el Palacio Wallenstein, la primera construcción no-secular en Praga de la época barroca. Quienes prefieren el art nouveau pueden admirar la Casa Municipal o dar un paseo por los asentamientos del siglo XI, a lo largo del río Moldava.

Castillos en Cesky Krumlov

Castillos en Cesky Krumlov

Más galería y museos a tu alcance

En la misma ciudad de Praga puedes apreciar más del arte barroco o  detalles del art nouveau y más del avant-gard, con la Prague Welcome Card. Esta tarjeta permite tener tres días de uso ilimitado del transporte público en autobús, tren y metro, incluyendo el famoso funicular a Petrin Hilland.  Kafka hubiera dicho “Praga nunca te dejará” y con esta tarjeta el viajero puede comprobarlo.  Es un producto de Rail Europe que permite la entrada gratis a más de 30 sitios históricos, museos y galerías durante cuatro días consecutivos.  Incluye un boleto de transporte público válido por 72 horas en autobuses, tranvías y metro de Praga; autobuses suburbanos y trenes (incluye el funicular de Praga), además de descuentos en visitas turísticas, paseos guiados, conciertos, teatros y clubes y una Guía gratuita de Praga.

Trenes de medianoche

La República Checa está en el corazón de Europa, tanto cultural como geográficamente hablando, lo que hace a este país el punto ideal para conocer otras joyas europeas que han emergido de la Cortina de Hierro. Por ejemplo, puedes tomar el tren City Night Line hacia Colonia.  Esta ruta se conoce muy apropiadamente como Fénix (Phoneix), quizá porque hace una parada en la ciudad que se erige desde las cenizas del pasado.

Este tren nocturno te permitirá aprovechar el tiempo al máximo,  ya que puedes ahorrar tiempo de día para ver lugares de interés mientras viaja de noche, así como ahorrar el costo de una noche de hotel.  Además, los destinos están en el centro de la ciudad, no tan lejos como en los aeropuertos en donde se pierde más tiempo y se gasta más para llegar a la ciudad.

Praga de noche

Praga de noche

Este tren nocturno une a Suiza con Alemania y sus países vecinos desde Munich a Amsterdam, Berlin a Zurich o Munich a Roma.  Es necesario reservar anticipadamente ya que se ofrecen diversos descuentos por compras anticipadas y se ofertan diversos pases como el German Rail Pass, el Eurail Global Pass y el Eurail Austria-Germany Pass, entre otros.

Con certeza, podrás dormir plácidamente, mientras te conecta con Suiza, Italia y Alemania (incluyendo los trenes nacionales nocturnos alemanes) y con muchos de los países colindantes. El alojamiento incluye compartimientos de lujo, camarotes económicos, dormitorios para cuatro o seis pasajeros y asientos reclinables.

Con Rail Europe se pueden conseguir tarifas razonables y horarios flexibles para viajar en este tipo de trenes.

Selecciona y viaja con libertad

Pero, ¿quieres conocer más? El Eurail Select Pass de Rail Europe brinda fácil acceso a los lugares que el viajero desea visitar alrededor de una ciudad central, también se puede viajar sin problemas a 4 de sus países vecinos.

Viajar con vistas panorámicas entre Francia, Alemania e Italia, es tan fácil como hacerlo entre los suburbios. Y aunque pueda sonar sencillo, ahí está la diferencia, ya que un beneficio poco reconocido de viajar en tren, es que las paradas son del centro de una ciudad a otra.

Castillos en Cesky Krumlov

Palacio de Schönbrunn, Viena

El Eurail Select Pass ofrece viajes en tren ilimitados, los que el viajero seleccione en 3, 4 ó 5 países colindantes entre sí, así como atractivos bonos. Se puede elegir entre Austria y Benelux (Bélgica, Luxemburgo y Holanda), Bulgaria, Croacia/Eslovenia, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, República de Irlanda, Italia, Montenegro/Serbia, Noruega, Portugal, Rumanía, España, Suecia y Suiza.

Este tipo de pase de tren es muy conveniente si tiene planeado viajar por más de tres días, aún cuando no se está seguro del itinerario de viaje, pues  brinda la flexibilidad para cambiar los planes conforme sea necesario.

Existen dos opciones: Flexipass y Consecutive Pass, el primero (pase consecutivo) proporciona viajes ilimitados en tren para cada día de duración del pase. Es económico para quien va a trasladarse mucho y viajar por tren todos los días. En tanto, un Flexipass es válido para un número específico de días de viaje en un lapso mayor (por ejemplo, tres días en un mes), así se cuenta con mayor flexibilidad para elegir los días específicos que desea viajar por tren.

Para mayor información:
www.raileurope.com.mx

Recomendado

Aeromar