Tepoztlán


Tepoztlán

Tepoztlán es un municipio que, por sus atractivos basados en paisajes y tradiciones, ocupa la atención de muchos, con un clima variable que va desde una neblina melancólica hasta un calorcito enriquecedor.

Este lugar es sede de reuniones familiares, de pareja y de fiesta, de campismo y ermitaños; rescatar y describir cada uno de sus rincones sería complejo, pues sus variados espacios son acogidos de distintas formas por cada uno de los turistas…

El municipio de Tepoztlán está localizado a unos 90 kilómetros al sur de la Ciudad de México y a 18 kilómetros hacia el noreste de Cuernavaca, la capital del Estado de Morelos.

Esta localidad figura en el listado de los 21 Pueblos Mágicos, ya que cuenta con atributos turísticos diferenciadores o valores destacables histórico-culturales, naturales y/o excepcionales para la práctica turística.

Su significado

Tepoztlán.- Ex-Convento de la Natividad

Ex-Convento de la Natividad y Parroquia

El nombre de Tepoztlán es una palabra que deriva de la lengua náhuatl y que según se dice, significa “Lugar del hacha de cobre” o “Lugar de las piedras quebradas”. Su glifo esta representado con la imagen de un cerro con un hacha de cobre en su parte superior.

El testimonio gráfico más antiguo que da fe de su existencia, se encuentra en una de las láminas del “Códice Mendocino”, donde se demuestra que junto a otros pueblos de la región, Tepoztlán pagaba tributos al imperio Azteca.

Su esencia

Tanto el pueblo de Tepoztlán, como el Parque Ecológico del Tepozteco, son lugares que poseen la infraestructura necesaria para atender a los paseantes, ya que aquí existen gran variedad de prestadores de servicios, que van desde guías de turistas, hoteles, museos, restaurantes y transporte público de pasajeros. Aunado a ello, el lugar cuenta con una excelsa flora y fauna.

Tepoztlán.- Panorámica

Calles de Tepoztlán

Hay operadores turísticos que ofrecen la posibilidad de acceder a la Medicina Tradicional y Temascales, lo mismo que a actividades como rappel, escalada y recorrido en cuevas, e incluso, en época de lluvias, visitas a las cascadas que hay en la localidad.

En una breve caminata por las calles empedradas del lugar, es fácil percibir, entre otros, los olores de árboles frutales como el naranjo, la lima y los guayabos, ya que la naturaleza de este destino es bondadosa al también permitir saborear ciruelas, aguacates, mamey, granada, níspero, café, huaje y zapote; si no dudas de la capacidad de los remedios caseros, el lugar brinda una amplia gama de plantas medicinales como el axíhuitl, ruda, té negro, jarilla, altareina, hoja santa, manzanilla, ortiga, romero y albacar, por citar algunas.

Su producción de flores de gladiola, noche buena y cempoalxóchitl, entre otras, le permiten al destino hacer en sus festejos, llamativos adornos y excelentes altares de muertos, en el caso del cempoalxóchitl.

Tepoztlán.- Kiosco en la plaza principal

Kiosco en la Plaza Central

El lugar es ideal para deleitarse con parte de la gastronomía tradicional mexicana, como una buena cecina enchilada, acompañada de nopales y un buen trozo de longaniza, las tortillas de maíz azul hechas a mano, la crema y la salsa, ingredientes todos ellos propios de la región. Como postre, una tradicional nieve, buena compañía para disfrutar del atardecer en este lugar.

Los artesanos de la localidad ofertan desde muebles tallados en maderas, además de alfarería, hojalatería, barro, cerámica y textiles; sin embargo, el trabajo artesanal más identificado de la región son las casitas talladas en madera de pochote.

Este es un pueblo muy alegre y devoto; muestra de ello son sus festejos, pues cada mes del año se realizan una o más celebraciones.

Tepoztlán.- Interior del Convento

Interior del Ex-Convento

Zona arqueológica del Tepozteco

La zona arqueológica del Tepozteco se encuentra ubicada en la cima del cerro del mismo nombre, ofrece una hermosa panorámica y es un antiguo adoratorio prehispánico, dedicado al dios Ometochtli Tepuztecatl, uno de los dioses del pulque del México antiguo.

Fue edificado ahí porque la cadena montañosa de la que forma parte tenía connotaciones religiosas para sus habitantes.

El Templo o Casa del Tepozteco fue construida en el Posclásico Tardío, con toda probabilidad en los tiempos en que el asentamiento de Tepoztlán ya había sido conquistado por los mexicas.

Antes de ser conquistado por los mexicas, este lugar era gobernado por dos señores, uno llamado Chichimeca-Hueytzintecutli, y el otro Cacamatecutli.

Tepoztlán.- Pasillo Ex-Convento

Pasillo del Ex-Convento

Las entidades políticas de la región mantenían relaciones cambiantes pero, indudablemente, de subordinación con los aztecas, a pesar de ser semindependientes. Según el Códice Mendoza, en el gobierno de Motecuhzoma Ilhuicamina, 1440-1469, los mexicas conquistaron varias ciudades de la región, entre ellas Tepoztlán.

En ese entonces, esta ciudad tributaba, al igual que otros centros de la región, productos como mantas grandes, bragas o mastates, ropa fina de hombre y de mujer, jícaras decoradas, armas y divisas guarnecidas con ricas plumas, maíz y frijoles.

Los tepoztecos se distinguían en la elaboración de papel del árbol del amate, amaquahuitl, de cal, así como en el cultivo de maíz, pimiento, melones y algodón.

El templo fue construido durante la época de predominio mexica y por lo tanto, bajo sus patrones arquitectónicos, hecho que se demuestra en apariencia, y por el hallazgo de dos lápidas esculpidas que relacionan su construcción con el reinado del gobernante mexicano Ahuizotl, entre 1486 y 1502.

Tepoztlán.- Pirámide del Tepozteco

Zona arqueológico del Tepozteco

En la primera lapida, se muestra a dicho rey representado como un pequeño mamífero acuático de connotaciones míticas, mientras que la segunda contiene la fecha 10 Tochtli, es decir 10 conejo, correspondiente al año de 1502, último del gobierno de Ahuizotl, tal vez indicando la fecha en que el monumento fue terminado.

Hasta antes de la conquista española, el sitio fue un lugar de culto, visitado por peregrinos de regiones tan distantes como Chiapas y Guatemala.

La zona arqueológica del Tepozteco cuenta con el resguardo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y se puede visitar de lunes a domingo en un horario de 10:00 a 17:00 horas. Para acceder a ella, se recomienda tener buena condición física, así como traer ropa y zapatos cómodos.

Al llegar a la pirámide, en la cima del cerro, se paga un ligero costo de recuperación, mientras que la entrada para estudiantes, maestros y miembros del Instituto Nacional de la Senectud (INSEN) con credencial, es gratuita.

Tepoztlán.- Camino al Tepozteco

Camino a la cima del Tepozteco

Dentro de Tepoztlán se prohíbe la caza, además de acampar. Para la segunda actividad se recomienda acudir a Meztitla, lugar cercano y grato, que también es utilizado para escalar.

Otros atractivos

Dentro de los atractivos del municipio, vale la pena visitar el Ex-Convento de la Natividad, antigua construcción del Siglo XVI, que fue erigida bajo las órdenes de frailes dominicos que llegaron a Tepoztlán a continuar con su tarea evangelizadora; hoy, es considerado “Patrimonio de la Humanidad” y alberga al Museo y Centro de Documentación Histórica del poblado.

El Templo tiene como rasgo característico una portada de semillas que es totalmente renovada cada 7 de septiembre, cuando festejan a la Virgen de la Natividad. Para ello, alrededor 40 personas trabajan incluso desde 30 días antes día y noche, cortando y pintando semilla por semilla para dar por resultado un mural distinto. A esto se suma la celebración popular “Reto del Tepozteco”, fiesta denominada Altepeilhuitl, es decir, fiesta del pueblo.

Tepoztlán.- Coatíes

Los simpáticos Coatíes, habitantes de la zona

Junto al Templo se encuentra la Parroquia de la Natividad, que dispone de un amplio atrio en el que se encuentran 4 “capillas posas” en cada esquina y una cruz atrial, cuyas puntas terminan en forma de flor de lis, rasgo característico de la Orden Dominica.

Aquí también se encuentra el Museo de Arte Prehispánico “Carlos Pellicer”, en donde se resguarda la colección que este antropólogo tabasqueño, dono a los tepoztecos. Entre las piezas exhibidas, destaca un fragmento del antiguo dios “Ometochtli Tepuztecatl”. El lugar esta situado detrás de la Parroquia principal y abre de martes a domingo de 10 a 18 horas.

Asimismo, el pueblo de Amatlán presume en su historia, de ser cuna del legendario Ce Acatl Topiltzin Quetzalcóatl; se encuentra a 20 minutos de la cabecera municipal de Tepoztlán, y es sede de relajantes paseos en caballo.

Buen camino…

Tepoztlán.- Mercado

Mercados de Tepoztlán

Para llegar al lugar, mediante automóvil, sólo es necesario seguir la autopista Cuernavaca, México-Acapulco, en la que después de pasar la curva conocida como “La Pera”, hay que tomar la desviación hacia Tepoztlán y Oaxtepec; el recorrido no excederá los 45 minutos, lo que convierte este Pueblo Mágico, en un destino grato y accesible a los vecinos del Distrito Federal.

Si tu opción es llegar mediante transporte público, se puede salir de la Terminal de Autobuses del Sur en la Ciudad de México, cuyo recorrido tarda alrededor de una hora con 10 minutos.

Es importante recordar que debido a sus condiciones de Pueblo Mágico, y como estrategia para conservar su fisonomía, además de su cercanía a la capital de Morelos, Tepoztlán sólo cuenta con 3 cajeros automáticos, y una gasolinera que no da servicio las 24 horas, por lo que es mejor ir bien provistos de combustible para el regreso, así como de una pequeña cantidad de dinero extra, para adquirir un pequeño recuerdo que llevar a la familia...

Recomendado

Aeromar

Más del Estado de Morelos