Hacienda San Miguel Regla

Un tesoro en la montaña hidalguense


San Miguel Regla

Hidalgo. Un estado que ofrece una gran diversidad de ambientes, atractivos naturales, aventuras, paisajes, hospitalidad. En él existe un lugar con una belleza incomparable, una de las haciendas más famosas y hermosas de la República Mexicana: San Miguel Regla.

Muy afortunado el que vive en México, pero más afortunado aquel que puede disfrutar de las bellezas que nuestro país nos brinda. ¿Qué necesidad hay de ir a otros lugares si aquí tenemos historia, arquitectura, tradiciones y gastronomía de sobra?

Sin ir tan lejos: Hidalgo. Un estado que ofrece una gran diversidad de ambientes, atractivos naturales, aventuras, paisajes, hospitalidad. En él existe un lugar con una belleza incomparable, una de las haciendas más famosas y hermosas de la República Mexicana: San Miguel Regla.

San Miguel Regla

Ubicada en el municipio de Huasca de Ocampo, recientemente nombrado Pueblo Mágico, gracias a su riqueza natural e histórica, la Hacienda de San Miguel Regla fue fundada en el siglo XVIII por Don Pedro Romero de Terreros, Conde de Regla, quien durante muchos años explotó yacimientos de plata que se encontraban en la zona de Real del Monte, logrando así la creación de la hacienda. Dada su ubicación, cercana a las minas de plata y gracias a sus abundantes canales y por estar dentro de un frondoso bosque, resultaba el lugar perfecto para los fines de negocios de los mineros fundadores.

Convertida en la actualidad en hotel, pero conservando parte del casco original y la capilla -que aún sigue en pié-, la Hacienda de San Miguel Regla es un sitio ideal para el descanso y relajamiento, en donde se puede respirar aire puro, ver tardes de cielos azules y gozar de noches estrelladas.

San Miguel Regla

En ella se puede disfrutar de un ambiente de tranquilidad, ya que ofrece al visitante modernas instalaciones; una arquitectura que conserva el estilo colonial; un lago en donde se puede pescar y remar; canales, acueductos y manantiales, además de una alberca rodeada de bellos jardines en donde la caminata es la actividad ideal y de salones de juegos en donde la habilidad es parte de la diversión.

Cuenta con 142 habitaciones en forma de villas, ya sea de 1, 2 ó 3 recámaras, todas con chimenea, televisión a color con sistema de cable y teléfono, lo que hace del lugar el espacio perfecto para la convivencia con la familia o el descanso en pareja.

Es posible practicar paseos a pié o a caballo, en cuatrimotos o jeeps, o simplemente disfrutar de la variada gastronomía del lugar en la cual podemos encontrar platillos como la famosa barbacoa del estado, pastes, escamoles, chinicuiles, quesadillas, tlacoyos, pan de pulque y de nata o dulces de leche.

San Miguel Regla

Las instalaciones se convierten además en una sede ideal para congresos, convenciones, juntas de negocios, bodas o todo tipo de evento privado, ya que no sólo dispone de un entorno natural, sino que cuenta con salas de conferencias, tiendas y salones para banquetes, cubriendo así todos los requisitos para el logro exitoso de sus eventos.

En los alrededores de la Hacienda de San Miguel Regla hay una gran diversidad de sitios que forman parte de las actividades más atractivas: para practicar la pesca se encuentran las presas de la Cruz, El Zembo y San Antonio, y para los amantes de la aventura está la práctica del montañismo, para lo que son idóneas las peñas El Águila, Las Navajas y El Jacal.

En esta zona se puede, además de todo, tener una experiencia inolvidable con un acercamiento a la naturaleza si se visita el Valle de la Piedra en el Aire, que como su nombre lo dice, es una roca equilibrada sobre un peñasco, la cual da a primera vista la impresión de que caerá en cualquier momento. Aquí es posible practicar campismo, paseos a pié o a caballo; se puede practicar escalada y rappel, ya que existen elevaciones rocosas aptas para ello.

San Miguel Regla

A unos cuantos minutos de la hacienda se encuentran los famosos Primas Basálticos, formaciones de roca ígnea que semejan columnas geométricas y que son bañados por las aguas de la presa San Antonio, formando una cascada de alrededor de 30 metros de altura.

El origen de estas formaciones se remonta al enfriamiento acelerado de lava ocurrido hace millones de años.

Visitar San Miguel Regla es una experiencia inolvidable, ya que forma parte de uno de los patrimonios históricos más valiosos del país por su admirable arquitectura, así como por el enorme legado cultural que guarda entre sus muros.

Recomendado

Aeromar
Aeromar