Banyan Tree Cabo Marqués

Santuario para los sentidos


Por Héptor Arjona
Banyan Tree Cabo Marqués

Esta es una aldea asiática perdida en el tiempo, donde el hedonismo es la única obligación. Su posición sobre un enorme risco, en la parte más aislada de Acapulco Diamante, es suprema.

Más que un fino hotel del nuevo Acapulco, el Banyan Tree Cabo Marqués, es una aldea asiática perdida en el tiempo, donde el hedonismo es la única obligación. ¡Qué difícil resulta enfrentar la cotidianidad después de la experiencia Banyan!

Sobre riscos y olas

La posición geográfica del complejo de 49 villas que parecen no existir, es lo más atractivo,  ya que están ubicadas en todo lo largo de un enorme risco, que se localiza en la parte más aislada del llamado Acapulco Diamante. Las vistas al mar desde la habitación son hipnóticas, especialmente desde la tina de baño, cuyo horizonte es un acantilado donde rompen salvajemente las olas del Pacífico mexicano.

Banyan Tree Cabo Marqués

La sobria decoración de la habitación, es una mezcla asiática con detalles mexicanos creados por artesanos de Oaxaca y Chiapas exclusivamente para la firma hotelera. Las amenidades que se ofrecen en la habitación son modernas y prácticas, en verdad agradecí  la máquina de Nesspresso y la variedad de tipos de café. El sistema de sonido para aparatos mp3, la pantalla de 42 pulgadas, el canasto de fruta de temporada y la conexión wi-fi de banda ancha, son elegantes detalles que hacen más placentera la estancia.

En el patio de la villa se encuentran dos cómodos camastros, una mesita para el café y una piscina privada de diseño infinito, a un costado de un pequeño saloncito que invita a la lectura o al arte de la contemplación.

Banyan Tree Cabo Marqués

A un costado de la boutique, se pueden encontrar todos los productos de la marca Banyan como aceites que se emplean en el Spa, los kimonos de la habitación, y varios productos más, traídos de Tailandia y otros países del sureste asiático. No hay excusa para no llevar un regalo de vuelta a casa. Al lado de la boutique, se encuentra el gimnasio, una fresca sala con equipo moderno y un enorme ventanal que tiene una vista panorámica fabulosa frente a las maquinas caminadoras. A pocos pasos está el Spa, éste con certeza es la gran estrella del Banyan.

Banyan Tree Cabo Marqués

Balance físico y espiritual

Una visita a este feudo del confort no puede considerarse completa sin haber pasado por el fabuloso Banyan Tree Spa. Este lugar de dones holísticos tiene la función de lograr un balance físico y espiritual, mediante tratamientos de una sensualidad exótica, en donde se utilizan aceites aromáticos hierbas y esencias empleados por gentiles terapeutas tailandesas, quienes me saludaron con reverencia y me llevaron a una relajante habitación con vista a un exuberante jardín. Me puse un kimono y luego de un increíble baño de pies, me coloqué en una cama de masajes y por 90 minutos fui transportado a un viaje sensorial que bloqueó mi mente. Después de esta experiencia, el mundo parecía un lugar mejor para vivir. Los tipos de tratamiento son tan variados que podrías pasar todo el fin de semana en este lugar. Cada uno está diseñado para calmar el cuerpo y liberar la tensión muscular ¿Será ésta la clave de la eterna juventud? Te recomiendo el Tender Touch si quieres mimarte, o el Sukhothai si tuviste una semana agitada. Es necesario hacer reservación, de preferencia antes de llegar al hotel.

Banyan Tree Cabo Marqués

Sabores del mundo

Para los desayunos, si decides no pedir el servicio a la habitación, está el restaurante Saffron, ubicado en la parte principal del hotel, también  se sirven el almuerzo y la cena, pero vale la pena recorrer cada restaurante que se localizan en rincones románticos y diferentes del complejo.

Las Rocas Grill & Bar, situado en la parte más baja del risco, es el único lugar con acceso al mar, aquí puedes al menos meter los pies sentado en alguna roca de este agreste rincón. Los snacks y mariscos a la parrilla se sirven todo el día. El espacio está decorado con sillones tipo lounge, una pequeña piscina y cómodos camastros, todo bajo la protección de un árbol, decorado con lámparas azules. Los pequeños detalles son la especialidad del Banyan Tree Cabo Marqués.

Banyan Tree Cabo Marqués

La Nao, ofrece una propuesta interesante de fusiones latinas y orientales, es el restaurante ideal para tomar la copa durante la puesta de sol o el aperitivo. La cena en este lugar tiene el toque majestuoso de la sencillez y la elegancia. Además es románticamente oscuro, mientras cenas las estrellas son el techo; y desde aquí se aprecian como en ningún otro lugar de Acapulco.

Al concluir mi estancia, dejar mi habitación y dirigirme al aeropuerto rumbo al Distrito Federal, me invadió cierta depresión… Este hotel es sin duda, un santuario para los sentidos.

Más información:
Banyantree.com

Cómo llegar:  Interjet y Aeromexico vuelan al puerto de Acapulco.

Recomendado

Aeromar