Casa de Sierra Nevada: confort con historia


Por Ma. José Franco
Casa de Sierra Nevada

Cada una las casas señoriales que integran este feudo, ha sido hábilmente restaurada para ofrecer todas las comodidades modernas sin perder su carácter histórico. Y no hay dos habitaciones iguales, cada una tiene su propia decoración.

¿Deseas vivir la experiencia de un hospedaje realmente memorable, cómodo, elegante y con ambiente evocador? Entonces Casa de Sierra Nevada es para ti.

Se trata de un hotel que  abrió sus puertas en 1952, a pocas cuadras de la plaza principal de San Miguel de Allende, en el estado de Guanajuato, y está compuesto por nueve edificios coloniales llenos de tradición y abolengo.

Los edificios que datan de los siglos XVI  y XVIII albergan residencias, habitaciones y suites, así como dos restaurantes. Entre las construcciones se encuentra la Casa del Parque, un Fuerte del siglo XVII que posteriormente se convirtió en Casa de Comercio de Plata y la Casa Principal que fue la residencia del Arzobispo de San Miguel en 1580.

Cabe destacar que Casa de Sierra Nevada es parte de la colección de Orient-Express Hotels Ltd., compañía hotelera y operadora de sofisticados viajes de aventura que buscan ofrecer experiencias memorables que reflejen la máxima expresión de la auténtica cultura de cada destino.

Decoración única

Distribuidas entre la Casa del Parque, el edificio principal, y cuatro mansiones coloniales aledañas, el hotel  dispone de 15 habitaciones Deluxe y Ejecutivas.

Cada una las casas señoriales, valiéndose de la arquitectura colonial original, ha sido hábilmente restaurada para ofrecer todas las comodidades modernas sin perder su carácter histórico. No hay dos habitaciones iguales, cada una tiene su propia decoración y celebra el espíritu de San Miguel de Allende. Se encuentran  caracterizadas por  muebles de época, arte y antigüedades, además,  están decoradas con maravillosos tapices y cuentan con hermosos azulejos de Talavera en sus baños.

Buen sazón regional

El restaurante Andanza ubicado en la Casa Principal, ofrece un ambiente de elegancia relajada donde los huéspedes pueden disfrutar de la cocina continental con influencias regionales y gozar de música en vivo, ya sea por un pianista o un trío. El comedor privado con capacidad para ocho comensales es el lugar perfecto para una celebración familiar o cena especial.

Dentro del hotel, también se encuentra Sazón, una boutique y escuela de cocina mexicana ubicada en una grandiosa casa del siglo XVIII.  Ahí se llevan a cabo una serie de Cursos de Gastronomía que abarcan las diferentes variedades de la cocina mexicana, incluyendo especialidades regionales y tradicionales y algunos de los platos favoritos del México moderno.

Las clases son impartidas por el Chef Emanuel Cervantes y por los cocineros de la casa, que tienen muchos años de experiencia en la elaboración de los platos, delicados e intensos, que le dan fama a la cocina mexicana.

Bienestar y purificación

Rindiendo homenaje al majestuoso río Laja, que fluye a través de las montañas del norte, el Laja Spa es un lugar de purificación y rejuvenecimiento que ofrece tratamientos en tres hermosas salas de estilo colonial.

La gama de tratamientos es realmente amplia, desde terapias de curación tradicional, basadas en la hidratación natural del río Laja, hasta tratamientos completamente modernos.

Dedicar un día al spa para restablecer la armonía de tu cuerpo y espíritu, es algo que mereces. Casa de Sierra Nevada te ofrece está oportunidad, en medio de un lugar único.

Destino fabuloso

A propósito de las bondades de este maravilloso hotel, también hay que citar  las cualidades de San Miguel de Allende, nombrado Monumento Nacional en 1926 por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, y en 2008, nombrado como Patrimonio Mundial de la Humanidad  por la UNESCO. 

Aquí, en un día normal, los viajeros pueden disfrutar de diversas actividades como escuchar una conferencia literaria, o tomar un tour al mercado seguido por una clase de cocina.   Un recorrido por los sitios históricos debe incluir una visita a la icónica Iglesia de San Francisco, construida en el siglo XVII, cuyo estilo es un claro ejemplo del barroco churrigueresco.  La parroquia, orgullo y referente de San Miguel de Allende, está situada en la plaza principal y es una construcción icónica por su arquitectura en piedra de cantera color rosa. 

El Teatro Ángela Peralta es otro de los más bellos edificios de la localidad,  acústicamente perfecto. 

Los viajeros también pueden tomar cursos en el Instituto Allende y elegir entre clases de pintura, fotografía, joyería e historia. En fin, este colonial destino es fabuloso y en Casa de Sierra Nevada tiene un magnífico exponente de hospedaje con confort e historia.

www.casadesierranevada.com

Recomendado

Aeromar