El Agua de Coco


José Carlos Aviña
Agua de Coco

Nos trae recuerdos de la infancia, lo relacionamos con descanso y placer;  lo consumen desde los niños porteños hasta las más atractivas beldades; resalta en la mesa junto a cocteles y pescados; se le mezcla con bebidas alcohólicas o se le bebe en exóticos vasos; el agua de coco es sin duda parte indispensable del paisaje playero mexicano.

Al observar una postal de las inigualables playas de México, resalta un sol intenso, las olas del mar, playas con palmas y cocos que penden de ellas, sinónimo de bienestar y diversión.

Algunos anhelamos beber un frío coco de agua, lo que no tiene nada de extraordinario, salvo que nos remitamos a conocer sus componentes, aspecto que muchas de las veces pasa inadvertido.

Agua de Coco 02

Desde tiempos ancestrales, el agua de esta fruta tropical es considerada como única, ya que aporta innumerables beneficios nutricionales y para la salud de quienes lo consumen.

Este fruto de sabor intenso y agradable, proveniente de las islas y costas del Océano Pacífico, Centro América, África  tropical y el Caribe, ha sido utilizado por los antepasados oriundos de estos lugares como un remedio natural contra diversas enfermedades.

Actualmente, después de intensos estudios científicos , al agua de coco se le atribuyen ciertas propiedades que optimizan la salud; en 300 mililitros se pueden encontrar distribuidos gran número de nutrientes.

Agua de Coco 03

La composición del coco varía a medida que éste madura. La grasa constituye el principal componente tras el agua y es rica en ácidos grasos saturados ( 88.6% del total ), por lo que su valor calórico es el más alto de todas las frutas. Aporta vitaminas, hidratos de carbono y proteínas.

Destaca su aporte de fibra, que actúa como un suave laxante y reduce el colesterol, controlando los niveles de glucemia, por lo que es recomendable para diabéticos.

El magnesio que contiene contribuye al buen funcionamiento del intestino, fortalece los nervios, músculos, huesos y dientes y mejora la inmunidad. El fósforo y el potasio facilitan la transmisión y generación del impulso nervioso y la actividad muscular normal.

Destaca además su contenido de vitamina E, de acción antioxidante y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Por sus propiedades nutritivas el agua de coco puede suplir a la leche de vaca, ya que es rica en proteínas y minerales como el fósforo y el hierro. La composición de la exquisita leche de coco que se prepara al exprimir la pulpa del fruto, es similar a la de la leche materna.

Recomendado

Aeromar