Rincones de la Ruta de Independencia


Armando Ruiz Aguilar
Monumento a Morelos en Morelia, Mich.

Morelia.- Monumento a Morelos

Enarbolando palos e instrumentos de trabajo, el pueblo fue arengado por Hidalgo para romper las cadenas de la esclavitud; el resultado era incierto; la ruta sería improvisada, sólo el motivo estaba claro en toda esa turba que hizo historia.

Hablar de ciudades como Dolores Hidalgo, Guanajuato, San Miguel de Allende o Morelia, nos remite a lugares de gran belleza y atractivo turístico; nos hace pensar en construcciones de cantera, labradas en la Colonia, decoradas con las manos expertas de finos artesanos y ajenas al paso del tiempo, que parece tenerles un respeto absoluto ante la magnitud de su grandeza.

Sin embargo, estas y otras localidades del centro y occidente de la República Mexicana, son más que innegables joyas de la arquitectura y el arte colonial, entre sus calles y en algunos de sus edificios, se escribió una historia de libertad que hoy nos permite tener una nación soberana e independiente.

Puntos destacados

Dolores hidalgo.- Parroquia de Nuestra Señora de Dolores

Dolores Hidalgo.- Parroquia de Nuestra Señora de Dolores

Dolores, Gto. Al saberse descubierta la conspiración en Querétaro, Hidalgo, el cura de Dolores dijo en este pueblo -apenas villa en ese entonces- “¡Caballeros estamos perdidos, aquí no hay más recurso que ir a coger gachupines!” y fue a la cárcel de este Pueblo Mágico a liberar a los reos, con quienes aprehendió a los españoles, llamó a misa desde el atrio de su iglesia, la parroquia de Nuestra Señora de Dolores, aunque realmente intentaba unir al pueblo para que lo siguiera, en lo que fue el principio de la guerra de independencia.

Monumento a Hidalgo en Dolores Hgo.

Monumento a Hidalgo, en Dolores Hidalgo, Gto.

Dolores, con sus calles adoquinadas y de pronunciadas subidas, vio pasar a los primeros héroes de la lucha por la libertad de México; hoy, ya una ciudad de grandes proporciones, lleva el nombre de Dolores Hidalgo, en mutuo honor al llamado Padre de la Patria y a sí misma.

Hacienda de la Erre, Gto. El 16 de septiembre Hidalgo llegó ahí con sus tropas, se abastecieron de armas e instrumentos de labranza.

Atotonilco, Gto. El mismo día llegó a este poblado y al santuario local tomando un estandarte de la Virgen de Guadalupe como bandera, gritando la consigna: “Viva la Independencia, Viva la Virgen de Guadalupe. Muera el mal gobierno”. Este pequeño pueblo del bajío es como una pintura, en la que el tiempo se detiene, donde pasa poco o nada, pero se queda la historia y la gloria de haber sido el primer punto que tocaron los insurgentes en su ruta.

San Miguel de Allende

San Miguel de Allende

San Miguel el Grande (San Miguel Allende, Gto.) Al continuar su camino, Hidalgo pasó por San Miguel el Grande, sitio de increíble belleza arquitectónica y trazado urbano, que hoy ha sido reconocido como pueblo mágico en el que nacieron Ignacio Allende y los hermanos Aldama; ahí estuvieron los insurrectos del 16 al 19 de septiembre, no hubo necesidad de emplear las armas ya que los españoles avecindados se rindieron y fueron encerrados en el Colegio de Sales.

Chamécuaro (Hoy Comonfort, Gto). Allí llegó Hidalgo el 19 de septiembre; repartió armas a las tropas y recolectó algún dinero.

Apaseo, Gto. Ahí descansó Hidalgo a sus tropas.

Hacienda de Santa Rita, Gto. Desde ahí Hidalgo y Allende escribieron una carta intimidatoria al Ayuntamiento de Celaya.

Celaya, Gto.

Celaya Gto.

Celaya, Gto. El 20 de septiembre de 1810 entró Hidalgo a esta tierra, la capital dulcera de Guanajuato, reconocida por su cajeta y la belleza de sus calles; sin encontrar resistencia, al mando de 4,000 hombres mal armados. En pocos días su tropa ya constaba de más de 30 mil hombres. Ahí Hidalgo sería nombrado Capitán General.

Irapuato

Irapuato

Salamanca, Gto. El día 24 llegaron a esta localidad. Ahí se redactó la primera proclama que reivindicaba el movimiento revolucionario. Ciudad eminentemente industrial, donde los derivados del petróleo son generadores no sólo de energía, sino de economía para la ciudad y el estado.

Irapuato, Gto. A la ciudad fresera llegaron el 25 de septiembre; se comisiona a José Antonio Torres para insurreccionar la Nueva Galicia. Hoy Irapuato, la meca de las fresas en México y de variado atractivo turístico, como sus fuentes danzarinas.

Valle de Santiago

Valle de Santiago

Hacienda de Burras (de Irapuato a Guanajuato). Hidalgo redactó la nota de rendición enviada al Intendente Riaño, además de discutirse el ataque a la ciudad de Guanajuato.

Guanajuato. El 28 de septiembre entra Hidalgo a esta ciudad tesoro colonial de México, sin duda uno de los más bellos iconos del auge minero en la Colonia y posterior, centro internacionalmente reconocido como meca del turismo cultural, al que Hidalgo arribó para tener el primer enfrentamiento armado contra los realistas, a quienes propinó una derrota de gran valía para el ánimo rebelde en la alhóndiga de Granaditas, edificio emblemático de esa ciudad, en el cual se refugiaron las fuerzas reales, quienes pudieron ser vencidos gracias al valor de un muchacho al que apodaban “el pípila”, que quemó la puerta protegiéndose de los disparos con una loza atada a su espalda. Logra tomarla y asesina a sus defensores, entre ellos Riaño, ex amigo de Hidalgo pero rival político.

Ciudad de Guanajuato

Ciudad de Guanajuato

Silao, Gto. Deciden entonces los insurgentes tomar la ciudad de México, tomando como camino la ruta que lleva por Silao, donde se encuentra, en la cima del Cerro del Cubilete, con una altura de 20 m. el Cristo Rey, icono del estado.

Valle de Santiago, Gto. aquel donde se encuentra el área protegida de Las Siete Luminarias, que en realidad le ha dado brillo a esta población, llevándole turismo y diversas investigaciones. Ahí se hospedó Hidalgo el 11 de octubre.

Valladolid (Hoy Morelia, Mich). Así, las fuerzas independientes llegaron hasta la antigua Valladolid, hoy conocida mundialmente como Morelia, la ciudad de cantera, famosa por su arquitectura colonial, reflejada en su gran cantidad de edificios históricos y religiosos. Regresó a la ciudad de cantera rosa, sitio de su formación académica, el 17 de octubre de 1810, haciendo una entrada triunfal por la Calle Real. Obtuvo refuerzos y recursos y abandonó la población el 20 de octubre.

Charo (San Miguel Charo Matlazinco, Mich). En este poblado se dio el encuentro más significativo entre Hidalgo y Morelos, el 19 de octubre de 1810. Existe un obelisco que da testimonio del hecho.

Morelia

Morelia

Indaparapeo, Mich. Pequeña población michoacana en la que Hidalgo se encontró con Morelos. En este lugar, Hidalgo recibió -el 14 de octubre de 1810- a una comisión realista de Valladolid para tratar la rendición insurgente. Nombra a Morelos comandante de la insurgencia en el sur.

Zinapécuaro, Michoacán. famoso por su pan de dulce y sus aguas termales; Paso de las tropas de Hidalgo en su camino a Acámbaro.

Toluca.- Cosmovitral

Toluca.- Cosmovitral

Acámbaro, Gto. Catalina Gómez de Larrondo con sus criados, aprehendió al intendente Manuel Merino, al coronel García Conde y al Conde de Casa Rul y los entregó a Hidalgo, quien fue investido con el grado de Generalísimo de América el 19 de octubre de 1810.

San Felipe del Obraje (hoy San Felipe del Progreso, Edo. de México). Viniendo Hidalgo de su triunfo en Valladolid hacia la Ciudad de México, se enfrentó aquí a la infantería realista de Iturbide, al que le ofreció la banda de teniente general, que le fue rechazada; ahí se enteró de que Calleja iba en su búsqueda y optó por ir a Ixtlahuaca.

Salamanca.- San Agustín

Templo de San Agustín, Salamanca

Ixtlahuaca, Edo. de México. Villa en la que cuatro años más tarde sería pasado por las armas el Insurgente Francisco López Rayón; llegó a esta población Hidalgo el 27 de octubre de 1810 en medio de muchos vítores, pero el momento se agrió al presentarle copias del edicto de excomunión.

Toluca, Edo. De México. A esta capital hoy industrial llegó Hidalgo el 28 de octubre de 1810 y fue recibido con mucho júbilo; al día siguiente partió para el Monte de las Cruces. Parecía estar cerca el destino de la insurgencia para derrocar así a un gobierno que había sojuzgado a indígenas y mestizos y que además ya no era garantía para los criollos.

Santiago Tianguistengo, Edo. De México. Al salir de Toluca rumbo a la Cd. de México, ordenó que una de sus columnas se adelantara para observar los pasos del realista Torcuato Trujillo.

Monte de las Cruces

Monumento a la batalla del Monte de las Cruces

Monte de Las Cruces, D.F. Resuelve tomar por sorpresa la Ciudad de México con la ayuda de Allende, pasando por el valle conocido como Monte de las Cruces. Ahí llegó el 30 de octubre y enfrenta a Trujillo en ardua batalla; donde los insurgentes, sorpresivamente vencieron a los realistas, mejor armados aunque inferiores en número.

Tlaquepaque

Tlaquepaque

Cuajimalpa, D.F. En el Mesón de San Luisito de esa localidad, se dio la famosa discusión entre Hidalgo y Allende sobre si seguir a la ciudad de México como quería Allende o replegarse como lo propuso Hidalgo, triunfando esta postura.

San Jerónimo Aculco, Edo. de México. Hidalgo llega el 6 de noviembre de 1810 y sufre su primera gran derrota por parte de Félix María Calleja, lo que lo obliga a huir hacia la Villa del Carbón.

Michoacán.- Zamora

Zamora, Michoacán

Salvatierra, Gto. Donde Allende le escribió a Hidalgo, el 20 de noviembre de 1810, una carta en que le reprocha “tratarlo con el más negro desprecio”, las desavenencias minaban la relación de los dos principales caudillos insurgentes.

Zamora, Mich. Ciudad agrícola por excelencia, conocida como “de los hombres ilustres”; Hidalgo llegó a esta localidad el 21 de noviembre de 1810 con rumbo a Guadalajara, donde se había enterado que el capitán Torres había conquistado la capital de la Nueva Galicia.

Hacienda de Atequiza, Jal. El 24 de noviembre Hidalgo llega a este sitio en su camino a Guadalajara.

San Pedro Tlaquepaque, Jal. Ahí llegó Hidalgo la tarde del 25 de noviembre de 1810, dándosele un apoteósico recibimiento.

Guadalajara

Guadalajara.- Calle Hidalgo

Guadalajara, Jal. La llegada de Hidalgo, el 26 de noviembre de 1810, fue muy aclamada. Ahí Hidalgo abolió la esclavitud, derogó los tributos, prohibió el uso del papel sellado y extinguió los estancos o prohibiciones de venta libre de productos como el tabaco, reorganizó al gobierno revolucionario creando los ministerios de Gracia y Justicia y el de Estado y Despacho; ahí, en la “Perla de Occidente” se publicó el primer periódico insurgente “El Despertador Americano”, en el que vertía todas las ideas independientes. La Plaza de la Liberación de esta ciudad, conmemora dicha abolición.

Aguascalientes

Aguascalientes

El Puente de Calderón, Jal. El 17 de enero de 1811 en esta barranca los insurgentes sufrieron su segunda gran derrota ante los realistas, ésta de mayor trascendencia, ya que hizo que las fuerzas rebeldes se desplazaran hacia el norte, buscando rearmar su ejército y limar las asperezas que hasta ese momento habían surgido por no tomar la ciudad de México en su oportunidad, choque sucedido principalmente entre Hidalgo y Allende. De ahí partieron a Aguascalientes.

Matehuala.- Catedral

Catedral de Matehuala

Aguascalientes, Ags. Su siguiente parada fue en Aguascalientes, hoy ciudad patrimonio de la humanidad y desde entonces rica fuente de recursos mineros, en donde al paso de los insurgentes, intelectuales como Valentín Gómez Farías avivaron los ideales; aún así, éstos siguieron hacia Zacatecas, donde no ocurrieron sucesos trascendentes, más allá de considerarse a Rayón como quien tomó la ciudad durante la campaña insurgente.

Hacienda de San Blas de Pabellón, Ags. Tras la derrota del Puente de Calderón, Hidalgo sufrió en este lugar una humillación, ya que se le quitó el mando mayor para dárselo a Allende. En la casa de la hacienda entregó su investidura, pero conservó el liderazgo político.

Chihuahua.- Calle

Calle de Chihuahua

Guadalupe, Zac. Hidalgo optó por no pernoctar en Zacatecas, prefiriendo descansar en el monasterio franciscano de Guadalupe.

Matehuala, SLP. Ahí llegó Hidalgo con Allende en febrero de 1811.

Saltillo, Coah. Ahí se hospedó Hidalgo en la casa del tesorero y escribió la respuesta al indulto concedido por el virrey, en donde escribió la frase: “El indulto es para los criminales y no para los defensores de la Patria”. Vale la pena visitar la parroquia y la pintura de la Virgen de Guadalupe de Alcíbar.

Hacienda de Santa María, Coah.  El 16 de marzo de 1811, Hidalgo salió rumbo al norte y pernoctó en la Hacienda de Santa María.

Monclova.- La Muralla

La Muralla, Monclova

Acatita de Baján, Coah. Después de abandonar Santa María, los insurgentes llegaron a Mesillas, pasaron por Anaelo, prosiguieron por El “Espinazo del Diablo” hasta llegar a la Hacienda La Joya; el 21 de marzo después de descansar debían de pasar a las norias de la hacienda de Acatita de Baján, en donde les esperaba Ignacio Elizondo en contubernio con el tesorero de Saltillo, fueron traicionados por Elizondo, quien había pedido a Allende un ascenso que le fue negado, lo que hizo que sus débiles ideales insurgentes se inclinaran hacia las fuerzas realistas para capturar en estas norias, que se encuentran entre Saltillo y Chihuahua, a los principales jefes independentistas, quienes fueron llevados a la capital chihuahuense para ser ejecutados. La “Loma del Prendimiento” tiene el monumento que da fe del lugar de este suceso.

Saltillo

Saltillo

Monclova, Coah. El 22 de marzo fueron conducidos los prisioneros. Ahora los vítores y aclamaciones eran para Elizondo; frente a la herrería propiedad del francés Marcos Marchat, fueron esposados.

Álamos de Parras (Hoy San José de Viesca, Coah.) De Monclova salieron el 26 de marzo hasta llegar a Álamos de Parras, donde pernoctaron los insurgentes la noche del 3 de abril de 1811.

Mapimí, Dgo. Donde estuvieron 4 días en rumbo a Chihuahua.

Guanajuato.- Alhóndiga de Granaditas

Alhóndiga de Granaditas, Guanajuato

Chihuahua, Chih. El 21 de abril de 1811, al llegar a la ciudad, los reos insurgentes fueron repartidos entre el Convento de San Francisco y el Colegio de la Compañía de Jesús. Ahí quedó recluido Hidalgo. El 27 de julio de 1811 fue degradado y el 30 fusilado en el patio de su prisión, después fue degollado y su cabeza fue enviada con las de Allende, Aldama y Jiménez a Guanajuato.

Guanajuato, Gto. Las cabezas de los insurgentes, cada una en una jaula de hierro, fueron expuestas en la Alhóndiga de Granaditas.

Así, en un trayecto de varios años que cubrió a veces de gloria, otras de luto, pero siempre de historia a algunas de las más bellas ciudades turísticas de México, la Independencia del país vivió sus momentos más representativos en ellas, dejando huella en edificios, monumentos, museos y en los nombres de sus calles, pero sobre todo en nuestro sentir patriótico y en el valor cultural e histórico de estos destinos.

Seguir esta ruta no es fácil, pero existen tours que llevan a las principales ciudades del bajío con el fin de conocer un poco del legado sembrado por Hidalgo y sus seguidores en estas ciudades.

Recomendado

Casino Online & Slots Betway