Playas de ensueño en el litoral mexicano


Playas Mexicanas

México es un país dotado de numerosas bellezas naturales, gracias a su estratégica ubicación en el trópico; una de estas riquezas la constituyen sus playas, mismas que son visitadas tanto por turistas nacionales como de todas latitudes.

Desde Tamaulipas hasta Baja California, pasando por Quintana Roo en el Caribe Mexicano y Huatulco en el Pacífico, el litoral mexicano cuenta con una magnífica variedad de playas, algunas con fina y suave arena blanca, mientras que otras son bañadas por aguas azul-turquesa, pero todas ellas dignas de ser visitadas en cualquier época del año.

El Hechizo del Caribe

Cuando salimos de vacaciones, tratamos de hacer realidad nuestros sueños, queremos que todo nos salga "a pedir de boca".

El viajero que decidió ir al Caribe Mexicano, encontrará un mar de múltiples tonos turquesa, con playas de blancas arenas en las que es un deleite acostarse a bañarse de sol.

Cancún

Cancún

Cancún y la Riviera Maya conforman el Caribe Mexicano, que hoy día son uno de los mares más solicitados por los turistas de todo el mundo.

Punta Soliman

Punta Solimán

Estos lugares ofrecen un sinfín de atractivos. Cancún, por ejemplo, cuenta con una gran diversidad de playas públicas y privadas, como Playa Langosta o el mirador de Playa Delfines, el más solicitado para disfrutar de un espectáculo único en el mundo: la puesta del sol en el Caribe Mexicano.

Si selecciona las playas de la Riviera Maya, verdaderamente vivirá una experiencia cálida, inolvidable. En sus más de 100 kilómetros de playa, encontrará lo que había soñado; playas vírgenes, pletóricas de bañistas que con su plática en diferentes idiomas, lo mismo francés, alemán, ruso, italiano, japonés o español , semejan una sinfonía acompañada por el murmullo de las olas.

Riviera Maya

Riviera Maya

Para los que gustan de la naturaleza, del nudismo, también hay playas en las que se pueden bañar y asolear, en la más absoluta discreción.

Pequeñas bahías como punta Solimán, que más que un mar semejan una plácida alberca, son ideales para disfrutar de un relajante día y una exquisita "mariscada" en compañía de la familia.

Para gozar de este pequeño paraíso, localizado en el sureste del territorio nacional, consulte a su agente de viajes y decídase a vivir inolvidables momentos, que harán de sus vacaciones la mejor de sus experiencias.

De Jalisco a Guerrero

Puerto Vallarta

Puerto Vallarta

El estado de Jalisco ofrece a través de Puerto Vallarta, un pueblo colonial que combina todas las modernas comodidades, con el tradicional ambiente y sabor de nuestro país. La Bahía de Banderas, es la más grande de México, con sus calles empedradas, sus casitas blancas cubiertas de bugambilias y rojos techados, es ideal para los lunamieleros o para los amantes de la naturaleza.

Barra de Potosí

Barra de Potosí

Mientras que el estado de Guerrero cuenta con Ixtapa Zihuatanejo, destino formado por un sorprendente centro turístico, moderno y dinámico, además de un acogedor y típico pueblo costero.

Cuenta con las playas más importantes del Pacífico, de arenas doradas y aguas tranquilas; el nuevo complejo Marina Ixtapa es una colección de canales, isletas, tiendas, villas, muelles para yates y restaurantes. Zihuatanejo, por su parte, brinda la oportunidad de conocer un México más auténtico y tradicional.

Ixtapa-Zihuatanejo

Ixtapa Zihuatanejo

Zihuatanejo, Ixtapa, Troncones y Barra de Potosí, son localidades cercanas. A todos estos lugares se puede llegar por el aeropuerto internacional de Zihuatanejo o por carretera. Cada una de estas hermosas playas se encuentran a corta distancia una de la otra. Zihuatanejo es un sueño de escape como en la película "Sueño de Fuga" (The Shawshank Redemption). No hay rascacielos y las increíbles playas están protegidas por una pequeña pero hermosa bahía.

Aquí, el turista en general encontrará amplia información de hoteles, pesca deportiva, surfing, esquí acuático, natación, paseos a caballo, aventuras en la jungla, tranquilidad y mucho más... al igual que grandes restaurantes que ofrecen desde cenas gourmet entre hermosa arquitectura y jardines tropicales, hasta los tradicionales restaurantes familiares debajo de una palapa y justo frente a la playa.

Playa Troncones

Playa Troncones

Troncones y Barra de Potosí, son destinos cercanos. Cada una de estas playas vacacionales se encuentran a corta distancia por carretera. Ixtapa también tiene muchas actividades para disfrutar o simplemente relajarse en las doradas arenas de sus playas y está a 200 kilómetros al norte de Acapulco y a cinco minutos desde el original pueblo de pescadores Zihuatanejo y a 15 minutos de las casi vírgenes playas limpias de Troncones.

Barra de Potosí, es un pequeño pueblo a 20 kilómetros al sur del aeropuerto de Zihuatanejo, con restaurantes modestos o "enramadas", donde se puede disfrutar el auténtico sabor provinciano.

En Ixtapa usted encontrará grandes y modernos hoteles y pequeños "Inns", la mayoría con vistas espectaculares hacia la playa, 2 canchas de golf "World Class", canchas de tenis, restaurantes gourmet, discotecas, entretenimiento en vivo, deportes acuáticos, tours, pesca deportiva, buceo en lugares increíbles, paseos en Kayak, a caballo y muchísimo más.

Acapulco

Acapulco

Acapulco, el más visitado

No podía faltar el ya tradicional Acapulco como uno de los centros de diversión más grande y llamativo de México. Ofrece todo tipo de actividades, impresionantes desarrollos hoteleros, centros nocturnos, y restaurantes de calidad internacional, rodeados de tranquilas playas y exuberante vegetación.

La Quebrada

La Quebrada

Con una playa de más de 7 kilómetros de extensión, es famoso por su clima templado y por la calidad de sus servicios turísticos, al alcance de todos.

También, dentro de su orografía se encuentra Puerto Marqués, rumbo al aeropuerto internacional de Acapulco, con su serie de restaurantes que pueden preparar a los turistas los más ricos platillos a base de mariscos y a precios económicos.

Todos hemos escuchado hablar de Acapulco, sitio sin duda alguna, famoso en todo el mundo que ofrece una amplia gama de actividades recreativas y de entretenimiento para toda la familia.

Puerto Marques

Puerto Marques

Debido a su clima tropical, se puede visitar durante todo el año, sin necesidad de preocuparse por el frío o calor extremo. En este lugar, podrá practicar sus deportes favoritos, dar un paseo en bote o salir a pescar; así como bucear o acostarse un rato en las playas y tomar una excelente y refrescante bebida.

"La Quebrada" es un icono de Acapulco reconocido mundialmente y donde podrá observar a expertos clavadistas lanzarse desde un peñasco hasta la profundidad de un pequeño cañón en el mar. Otro atractivo típico de Acapulco son los paseos por La Costera, que ya sea a pie o en automóvil, tendrá la oportunidad de conocer lo más típico de Acapulco, sus centros nocturnos, así como contemplar sus bellas playas y atardeceres.

CiCi Parque Acuático

CiCi

Las playas de Acapulco son sin duda el atractivo principal, pues Acapulco cuenta con varias de ellas y todas tienen su distintivo único que las caracteriza. Las playas que puedes visitar son: Playa Diamante, Playa Caleta, Icacos, Condesa, Isla de la Roqueta y Pie de la Cuesta, entre otras.

Si tus hijos o la familia se va de vacaciones contigo, Acapulco será un lugar que no olvidarán nunca, pues está equipado con grandes parques recreativos como el CiCi, que es un parque acuático con toboganes, espectáculos de focas y mucho más, localizado en La Costera, a la altura de Playa Icacos. También está el Mundo Marino, que como su nombre lo menciona, es un acuario que ofrece exhibiciones marinas, así como también es un parque recreativo, equipado con restaurante y tienda de obsequios.

Las compras en Acapulco son una buena distracción para la familia; aparte de llevarse un souvenir de este bello puerto, pueden visitar sus modernos centros comerciales, así como también el Mercado de Artesanías, donde encontrará desde todo tipo de alfarería, hasta ropa confeccionada a mano por artesanos mexicanos.

Playa de Cocos

Playa de Cocos

El astillero de San Blas

San Blas es un puerto de gran colorido, salpicado de magníficos ejemplos de arquitectura colonial y contemporánea y que antiguamente fue lugar de construcción de grandes embarcaciones y punto de partida para las misiones de evangelización de las Californias.

Hoy, es un destino turístico que mantiene aún virgen buena parte de su entorno ecológico, un hábitat natural rico en flora, fauna, así como esteros, marismas, manglares y cientos de variedades de aves. Sus cálidas playas y su gastronomía típica, son dignas de conocerse.

Playa Platanitos

Playa Platanitos

La Playa de los Cocos es una extensión de litoral que se caracteriza por tener una cortina de altos cocoteros, cuyas aguas y continuo oleaje son ideales para practicar el surfing.

Playa Platanitos es un apartado rincón, enmarcado por densa vegetación principalmente de palmeras, ideal para los enamorados que gustan del contacto con la naturaleza y la tranquilidad.

Playa El Borrego

Playa El Borrego

Una extensa playa de arenas finas y oleaje suave, ideal para la práctica de la natación y otros deportes acuáticos es lo que caracteriza a la Bahía de Matanchén.

Por su parte, las Playas del Rey, El Borrego y Las Islitas, son sitios a mar abierto de arena suave, pendiente y olas medianas, ideales para la práctica de deportes acuáticos como el surfing; cuentan además con restaurantes que ofrecen una exquisita gastronomía regional.

Pero San Blas es algo más que playas, aquí encontrarás la Ex-Aduana Marítima, construcción de arquitectura colonial construido en el año de 1785 en tiempos en que San Blas fue uno de los puertos de mayor relevancia en el país, ya que arribaban embarcaciones como las naos de China para llevar a cabo importantes intercambios comerciales.

Fuerte de la Contaduría

Fuerte de la Contaduría

En el Cerro de Basilio se encuentra lo que fue la iglesia de nuestra Señora del Rosario "La marinera" que data del año 1792, y "La Contaduría" que durante la colonia de la Nueva España fungía como oficina de asuntos fiscales y que es una construcción de arquitectura militar, donde se encontraba el antiguo San Blas.

Ya que si eres una amante de la ecología, entonces un paseo por La Tobara te fascinará. Este sitio, rodeado por la espesa jungla de manglares y helechos acuáticos que bordean los canales, acoge una gran diversidad de animales, aves y reptiles; en sus cristalinas aguas es posible admirar una enorme variedad de peces y animales acuáticos.

Si algunas vez ha soñado con encontrar un antiguo tesoro enterrado, bien podría probar suerte en Aticama, lugar que por muchos años fue paraje de piratas y bucaneros que asaltaban las navíos de San Blas y Chacala; hoy, es una importante zona por su cultivo del ostión de piedra y la variada gastronomía a base de mariscos que se ofrece en sus típicos restaurantes.

Esta es sólo una probadita de lo que ofrecen las playas mexicanas, pero nada mejor como aventurarse a conocerlas y tenderse en la arena a disfrutar de uno de sus hermosos atardeceres, en compañía de la familia o de esa persona especial.

Recomendado

Aeromar