Home - Por el mundo

Petra, la otra Jordania

 


 

Petra, la otra Jordania

La ciudad de Petra es un sitio arqueológico vivo, relativamente poblado por seminómadas, quienes le dan ese toque humano del que carecen otras zonas. Su tierra encierra miles de años en sus monumentos, montañas y ríos que presumen su pasado bíblico y sagrado para muchos. Fue elegida entre las Siete Nuevas Maravillas del Mundo.

 

Texto y fotos Héptor Arjona

El reino hachemita de Jordania es un país que a pesar de contar con apenas seis décadas de historia moderna, su tierra encierra miles de años en sus monumentos, montañas y ríos que presumen su pasado bíblico y sagrado para muchos, tierra de castillos y mezquitas, de leyendas de caballeros templarios defensores de la fe y cruzados en busca de quimeras y aventuras. En ese territorio Petra es quizá uno de los mejores exponentes de esta riqueza.

 

La ciudad rosa

Hace un par de años la ciudad de Petra fue elegida entre las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, el turismo masivo aún no le ha afectado con las hordas de visitantes a toda hora, este es todavía  un sitio arqueológico relativamente poblado por seminómadas que le dan ese toque humano del que carecen en ocasiones algunos sitios donde reposan restos de otras civilizaciones.

 

Camino a la zona arqueológica

Camino a la zona arqueológica

A la entrada de la zona hay personas que proponen sus servicios de transporte llevando al visitante en carretas tiradas por débiles caballos, a fin de evitarle hacer a pie los 800 metros de distancia a través de un angosto camino que serpentea por pequeños cañones y gargantas, algunas alcanzan los 100 metros de altura, con magníficos tonos que varían del naranja al rosa según la hora del día.

 

Petra.- Transporte en carreta para turistas.

Transporte en carreta para turistas

Durante el trayecto se aprecia el antiguo sistema de irrigación, muy avanzado para su tiempo, y desvanecidos restos de esculturas labradas en los muros, el aire fresco que circula entre las fisuras de las rocas, hace agradable la bajada y el misterio culmina con uno de los paisajes más maravillosos jamás creados por el hombre en complicidad con la naturaleza. La fachada se asoma entre las angostísimas grietas del cañón, finalmente el gran Al Khazneh (el Tesoro o Tesorería) una majestuosa edificación de 40 metros de altura. Ninguna foto le hace verdaderamente justicia, es una sensación que sólo se recrea al momento de llegar hasta aquí, un instante íntimo en donde cada quien tiene su versión de la experiencia, todos convergen en la palabra im-pre-sio-nan-te.

 

Al-Khazneh (El Tesoro o Tesorería)

Al-Khazneh (El Tesoro o Tesorería)

El tesoro es una estructura labrada sobre la piedra al igual que los otros 800 edificios del lugar, y como la mayoría de los grandes monumentos  de la antigüedad sirvió como mausoleo o tumba de un gran soberano, cuyo nombre los arqueólogos y especialistas aún no se han puesto de acuerdo.

 

Cañones aún habitados

Existe un recorrido nocturno que ilumina con velas todo el camino hasta llegar a esta explanada, miles de candelas colocadas en el piso  dando luz al monumento.

 

Seguir el circuito de visita de una manera lógica es avanzar hacia el Teatro Romano, el camino esta flaqueado por cañones donde encallan cientos de cuevas creadas por los nabateos, estas sirvieron como habitación, en aquélla época, los tonos rosados y purpura dominan el interior de estas frescas galerías, algunas de ellas están todavía habitadas por seminómadas, quienes sirven también como garantes de la seguridad y protección del parque. La mayoría de estas personas, tímidas pero serviciales y honestas, se ganan la vida dando servicios al turista, como la renta de camellos y venta de artesanía hecha por ellos mismos, logrando un frágil equilibrio de sustentabilidad, ésta aún no se fabrica en serie en países asiáticos.

 

Petra.- Necrópolis

Necrópolis

La fabulosa construcción es un enorme anfiteatro para 7 mil espectadores que parece sumergirse dentro de la montaña, poco después se llega a la Necrópolis un espacio amplio y desértico.

 

Al estar aquí no es mala idea utilizar un bloqueador solar.

 

Para llegar al otro gran templo de Petra es necesario ascender por los 800 escalones que llegan hasta la cumbre de la meseta, esto se realiza en menos de una hora, la panorámica es magnifica, una vez en la cima, todo el esfuerzo y desgaste físico se verán recompensados con la presencia de una edificación de proporciones desmesuradas, para saber más hay que visitar Petra.

 

Petra.- Nómadas

Nómadas

Más allá de la ruta bíblica

Las distancias en Jordania son muy cortas, el país mide de un extremo a otro apenas 380 kilómetros y su red carretera es moderna y muy segura. Un día entero es necesario para visitar tranquilamente algunos sitios considerados santos como el Monte Nebo, que se encuentra a menos de 3 horas de camino de Petra, aquí Moisés observó la tierra prometida a la que nunca tuvo acceso. Jerusalén se encuentra a 46 kilómetros, según un mapa localizado en el mirador de esta montaña, la vista abarca el Mar Muerto y gran parte de Israel, según las condiciones meteorológicas.

 

Al-Maghtas, el sitio de bautizo de Jesús, un lugar particularmente especial, visitado por el Papa Juan Pablo II en el año 2000, declarando al lugar como el más exacto, de acuerdo a la Biblia, donde se realizó el bautizo de Jesús a manos de su primo Juan, el Bautista, en el río Jordán.  Fue a partir de ese momento que la vida de Jesús se volvió pública y comenzó su peregrinar.

 

A un costado de este milenario caudal se edificó hace unos años la iglesia de San Juan Bautista.

 

EL monasterio Ad-Deir, ubicado a gran altura sobre el sitio de Petra

Cabe mencionar que el acceso al Jordán esta altamente resguardado, ya que además es un sitio estratégico, sólo  5 metros de ancho del río separan a Jordania de Israel.

 

Sería una lástima no aprovechar la ocasión para flotar en el Mar Muerto, donde desemboca el río Jordán, a menos de 15 minutos de recorrido. La cereza sobre el pastel en este viaje o encuentro con la historia.

 

Sabores variados

En Jordania no esperes una gastronomía compleja y variada, gran parte de su cocina es una adaptación de especialidades libanesas, definitivamente los mejores restaurantes de la región son los que están dentro de las grandes cadenas hoteleras que allí operan, contando con servicio de buffet y a la carta de platillos internacionales y locales, además son los únicos que sirven bebidas alcohólicas.

 

Consejos prácticos:

Como en todos los países musulmanes no es conveniente que las mujeres vistan con ropa entallada y prendas provocativas como minishorts y playeras escotadas. Un simple gesto de respeto hacia la población local es muestra de una buena educación como huésped hacia sus anfitriones.

 

Es muy importante evitar hablar de temas sensibles como política y en particular sobre la situación palestino-israelí.

 

Mas información:

visitjordan.com

 

 

Home - Por el mundo