Salt Lake City

Dinámica y liberal


Por Jean-Paul Krammer
Panorámica Salt Lake City

Panorámica Salt Lake City

Pese a tener una extensión bastante grande, la localidad alberga únicamente 182 mil habitantes, por lo que su atmósfera es inequívocamente la de un pueblo ubicado en el cuerpo de una ciudad de grandes dimensiones.

A los pies de montañas que se elevan a más de 3,500 metros, Salt Lake City refleja una inusual combinación de historia, cultura y recreación. Una extensa oferta hotelera, interminables oportunidades de shopping, maravillosos restaurantes, orquesta sinfónica, ópera, ballet e interesantes museos te aguardan en esta urbe.

Una urbe liberal

Lo primero que hay que hacer al visitar Salt Lake City, es despojarse de prejuicios -religiosos en su mayoría- para poder adentrarse libremente en una urbe que mucho antes de que fuera la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 2002, ya era cosmopolita y dinámica. De ahí, que no sea aventurado afirmar que en esta ciudad confluyen diversas corrientes artísticas y culturales que la convierten en uno de los puntos liberales más importantes en los Estados Unidos.

Calle de Salt Lake City

Por las limpias calles de la ciudad

Para muchos, ser la sede de la Iglesia Mormona convierte a Salt Lake City en un punto prescindible en cualquier itinerario. Sin embargo nada más absurdo. Basta caminar por sus espaciosas y limpias calles, visitar alguno de sus museos, sentarse en una de sus cafeterías o bien darse una vuelta por alguna de las instalaciones olímpicas, para darse cuenta que la ciudad ofrece una atmósfera muy agradable que compite con la de otras ciudades norteamericanas.

Templo Mormón de Salt Lake City

Templo Mormón

Pese a tener una extensión bastante grande, alberga únicamente 182 mil habitantes (tan sólo la mitad de la población profesa la religión mormona) por lo que su ambiente es inequívocamente el de un pueblo ubicado en el cuerpo de una ciudad de grandes dimensiones. Su baja densidad urbana quizás sea la causa principal de que su población se cuente entre las más amistosas y corteses en los Estados Unidos, por lo que después de una visita a la ciudad, se corre el "riesgo" de acabar siendo más amigable. Curiosamente las calles principales de su downtown son extremadamente anchas (132 pies ó 40.23 metros) lo que se debe a que la idea urbana original contemplaba que una carreta que fuera jalada por cuatro bueyes pudiera dar cómodamente la vuelta en cualquiera de estas avenidas.

Jardínes frente al templo Mormón

Jardínes frente al templo

El universo mormón

La mayoría de las calles céntricas tienen su origen en la Plaza del Templo, el punto neurálgico del universo mormón y la atracción turística por excelencia de la ciudad. Este espacio que es a los mormones lo que el Vaticano a los católicos o La Meca a los musulmanes, se extiende por una superficie de 35 acres y permanece abierto diariamente desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche. Al ingresar lo primero que se observa es un enorme edificio (quizás el más grande e imponente de la ciudad) que entre sus bellas proporciones alberga la sede de la Iglesia de Jesucristo y los Santos de los Últimos Días. Coronado por el ángel Moroni (el mensajero que se le apareció a Joseph Smith, fundador de esta corriente religiosa), el templo fue inaugurado en 1893, después de cuatro décadas de trabajos.

Desafortunadamente el interior del templo es territorio prohibido para aquellos que no profesan la religión mormona, empero ese no es un obstáculo para apreciar el interior del edificio ya que en el Museo Historia y Arte de la Iglesia (adjunto al templo), además de una excelente exhibición de arte y objetos de los pioneros mormones, es posible admirar una detallada maqueta del templo que lo muestra en todo su esplendor.

Interior del Capitolio de Salt Lake City

Interior del Capitolio

La plaza siempre presenta un aspecto impecablemente ordenado, merced a bellos andadores rodeados por jardines cuidados con mucho esmero. Al caminar por ahí, no debe resultar extraño encontrarse con decenas de voluntarios y misionarios, que en no menos de 30 idiomas, ofrecen amablemente tours con una duración de 30 minutos para que la visita sea lo más amena e interesante posible. Como parte de la hospitalidad mormona, el visitante recibe invitaciones para conocer más a fondo esta entidad religiosa.

Ángel Moroni

Ángel Moroni

Después de haber recibido las ideas básicas sobre la religión mormona, una buena idea para concluir esta instrucción es darse una vuelta por la Casa de la Colmena (Beehive House), ubicada a un par de cuadras del templo. En este sitio Brigham Young, presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, vivió con una de sus múltiples esposas (habrá que recordar que la religión mormona permite la poligamia) hasta su muerte ocurrida en 1877. En la casa contigua conocida como la Casa del León (Lion House), se hospedaban las otras mujeres de este líder religioso. Hoy funciona como un agradable y pequeño restaurante.

Detalle arquitectónico

Detalle arquitectónico

Cantos celestiales

Adjunto al templo en un edificio de peculiares formas se encuentra el mundialmente famoso Tabernáculo Mormón. De arquitectura inusual, su interior ofrece una excelente acústica gracias a la cual cada mañana de domingo es posible escuchar a uno de los conjuntos corales más famosos no sólo de los Estados Unidos sino del mundo entero. Patrocinado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y formado en 1847, el coro está compuesto por 360 miembros de esta congregación religiosa, quienes apoyados por un impresionante órgano de 11 mil 623 tubos, logran sonidos positivos que -quiérase o no- convocan reprimidas reacciones en serie.

Salt Lake City.- Edificio del Capitolio

Edificio del Capitolio

En el 2007, esta agrupación religioso-musical ganó un premio Emmy por sus primeras 4 mil transmisiones en el programa de radio Music and the Spoken Word que se transmite desde 1929. Por otra parte, el grupo ha realizado más de 150 grabaciones (de éstas, cinco son discos de oro y dos son disco de platino por récord de ventas) y actuado en más de 28 países que incluyen México, Brasil, Canadá, Australia, Israel y Rusia. Además una decena de presidentes norteamericanos han tenido la fortuna de escucharlos en vivo y durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2002 realizaron presentaciones especiales para los deportistas participantes. Sus miembros no perciben remuneración alguna y para los mormones norteamericanos es un honor pertenecer al grupo.

Tabernáculo Mormón

Tabernáculo Mormón

Genealogía y política

Muchos de los miles de visitantes que llegan anualmente a Salt Lake City, lo hacen para buscar su historia familiar en la Biblioteca de Historia Familiar (www.familysearch. org), el archivo genealógico más extenso en el planeta. Administrado por la iglesia mormona, que asegura que una buena parte de nuestros rezos debe estar dedicada a nuestros ancestros para ayudarlos en su peregrinar por su nuevo camino, este excelente banco de datos permite el acceso a un mundo de información en el que seguramente se encontrará alguna huella de nuestros antepasados.

Por su parte, el Capitolio del estado presume un nuevo rostro después de una renovación que costó 2.7 millones de dólares, tardó 6 años y fueron sembrados 500 cerezos. Sus interiores resultan imponentes, con murales que muestran las primeras etapas de colonización del estado, así como una estatua de Brigham Young en bronce.

Mina Bingham

Mina Bingham

Las afueras de la ciudad

Es importante señalar que los atractivos de Salt Lake City no sólo se encuentran dentro de su área urbana. A tan sólo 14 millas del centro de la ciudad, se encuentra la mina Bingham, un enorme hueco que para muchos es un desastre ecológico y para otros una formidable atracción turística. Gracias a los seis billones de rocas y arena que el hombre ha removido de lo que anteriormente fue una montaña, este sitio presume de ser junto con la muralla China, las únicas obras creadas por el hombre que pueden ser apreciadas desde el espacio.

Finalmente tenemos a Park City, un antiguo pueblo minero ubicado a 30 millas de Salt Lake City que hoy encierra mansiones de multimillonarios que lo convierten en uno de los puntos estelares del esquí no sólo en Utah sino en todo el mundo. Esa incipiente fama se consolidó durante los Juegos Olímpicos de Invierno en 2002, cuando el equipo de esquí de los Estados Unidos decidió hacer de este lugar su sede oficial.

Recomendado

Aeromar

Más del Estado de UTAH