La Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán alberga un inigualable mundo natural y fósiles de especies extintas

Invita a disfrutar el inigualable sabor del mole de caderas


Por José García Frías jjgarciafrias@hotmail.com | Fotografías: cortesía de Macarena de Arrigunaga 5 Noviembre, 2018
Tradiciones ancestrales

Tradiciones ancestrales

En el Municipio de Tehuacán, Puebla, se encuentra la Reserva de la Biosfera de Tehuacán-Cuicatlán, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en junio de 2018. Esta belleza es llamada desierto verde, por ser una zona árida pero plagada de una gran diversidad de cactáceas.

Cuenta con más de 490 mil hectáreas y es considerada área natural protegida desde 1998, que ofrece a los vsitantes una vista espectacular de las montañas y un paisaje rodeado de cactus, extrañas formaciones rocosas, fósiles de distintas especies estintas, como los teróptodos, con 100 millones de años de antigüedad, así como el Museo Paleontológico.

Esta biosfera es considerada una maravilla geológica y natural de gran importancia como reserva que alberga un 70% de las familias de la flora mundial y un centro de agrobiodiversidad para numerosos grupos de plantas, como los cactus.

La zona está conformada por realidades entrelazadas donde se conjuga cultura y naturaleza, además de una población que conserva tradiciones únicas. Para México esta área es un paradigma conceptual con valores excepcionales.

Museo Paleontológico

Museo Paleontológico

Otro de sus grandes atractivos es el Jardín Botánico, donde, por cierto, el cineasta Luis Estrada usara como locación para la grabación de la película La Ley de Herodes, que protagonoizan Damián Alcázar y Pedro Armendariz junior, una comedia satírica sobre la corrupción política de México durante las administraciones del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el país, en la cual se aprecian los maravillosos paisajes que resguarda este exótico ecosistema.

Además de su diversidad natural, Tehuacán es famoso por ser un lugar arraigado a sus tradiciones y las celebra con orgullo, un ejemplo claro es el Festival del Mole de Caderas, el cual se lleva a cabo durante el mes de octubre de cada año, teniendo como sedes principales el Complejo Cultural El Carmen y el Parque Juárez.

La inauguración de este platillo típico de la región en la pasada edición se celebró bajo el lema “Defiende tus Tradiciones”, y las diversas actividades fueron organizadas por el área de educación y cultura del gobierno municipal. El Presidente Muncipal, Felipe Patjane Martínez encabezó el inicio del ritual de La Matanza, evento con el que da comienzo al Festival del Mole de Caderas. 

Danzantes de Altepexi, Ajalpan, Santa María Coapan, entre otros municipios, participaron con bailes étnicos y rituales acompañados de narraciones, poemas y leyendas. Dentro de los bailes se incluyó una matanza simbólica del chivo y una serie de ofrendas que se entregaron al público.

Impresionantes panorámicas

Impresionantes panorámicas

Se llama mole de caderas porque es preparado con la cadera de los chivos que peregrinaron 300 kilómetros desde las costas de Oaxaca y Guerrero hasta la Mixteca. Durante ese trayecto comen flores de biznaga, orégano, follajes, pasto y un poco de sal, lo cual evita su deshidratación y hace que la carne tenga mejor sabor y condimento. 

La Matanza es una tradición ancestral de Tehuacán y a partir de este ritual surge uno de los platillos típicos más reconocidos y sabrosos de la región. 
 
El mole de caderas es de temporada, por lo que solo está disponible en diferentes restaurante de los estados de Puebla, Oaxaca y en algunas partes de Guerrero.

www.puebla.travel/es/

Recomendado