Morelia se posiciona como el principal destino turístico cultural de México


Por José García Frías 23 Mayo, 2018
Disfrutar de su rica gastronomía

Disfrutar de su rica gastronomía

El Gobierno del Estado de Michoacán ha contribuido para que su capital se posicione como uno de los destinos turísticos culturales y de festivales de México.

El “barroco moreliano”

Morelia es una ciudad en la que parece que el tiempo se ha detenido para brindar su legado histórico a los visitantes, donde la arquitectura de sus construcciones en cantera rosa y sus monumentos que forman su majestuoso Centro Histórico le han valido ser inscrita por la UNESCO en la lista de Ciudades Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1991.

Es la ciudad mexicana con más edificios catalogados como monumentos arquitectónicos; 219 manzanas, 15 plazas y 1,113 inmuebles integran su Centro Histórico, de los cuales 260 fueron considerados en la categoría de relevantes, que integran elementos renacentistas, barrocos y neoclásicos.

Por las características de sus edificios, armonía y calidad constructiva, dieron lugar a un estilo propio, que da testimonio para la historia de la arquitectura de México, por lo que ofrece uno de los viajes más enriquecedores, dado su gran valor histórico.

Los argumentos que la UNESCO consideró a partir de los criterios de selección, establecen que algunas de las perspectivas urbanas de su Centro Histórico constituyen “un modelo único en América”.

Estimó también que la arquitectura monumental de la ciudad se caracteriza por su estilo calificado como “barroco moreliano”, por la originalidad de sus expresiones locales que se plasman en el Acueducto, la Catedral Metropolitana, en el conjunto de la iglesia de la Compañía y el ex Colegio Jesuita, así como en las fachadas y las arcadas de los corredores y patios de las casas Vallisoletanas.

Preserva una arquitectura monumental

Preserva una arquitectura monumental

Más viva que nunca

Los turistas y visitantes tienen la oportunidad de conocer, además de su Centro Histórico perfectamente conservado, frondosos parques y hermosas calzadas que invitan a recorrer caminando y conocer su música, arte popular y espacios de creación artística, los mejores restaurantes de Michoacán, la Universidad donde se gestó la semilla de la independencia, las artes celebrando increíbles festivales, y seguir la costumbre de tomar un café bajo los portales. Por todo ello,  Morelia está más viva que nunca.

Morelia siempre se ha caracterizado por su majestuosidad, cultura y sus festivales, actividades que son un atractivo turístico más.

Durante todo el año se realizan diferentes actividades, entre los que podemos destacar se encuentran: el Festival del Torito de Petate; el Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, pero también, en los meses de octubre y noviembre se realizan festivales de corte internacional entre los que destacan, el Festival de Música de Morelia; el Festival Internacional de Cine de Morelia; y el Festival de Órgano, entre otros.

Brinda un magnífico destino por la gran riqueza culinaria, una de la más variadas de México, su vasta historia, cultura, tradiciones y artesanías, así como su extensa variedad de atractivos, que la hacen única.

En sus alrededores se encuentran extraordinarios sitios turísticos, como Los Azufres, remanso de aguas termales, o paseos a caballo por sus verdes parajes. Morelia también ha ganado fama por ser sede de uno de los Festivales de Cine más importantes del Mundo.

El espíritu de la Antigua Valladolid, que data de 1514, se conserva hasta nuestros días y para los vacacionistas es un deleite de recreación y esparcimiento.

En cada rincón se respira la historia de México

En cada rincón se respira la historia de México

Fusión purépecha y española

Su cocina comprende suculentos platillos que nacen de la fusión de los ancestrales secretos culinarios de los purépechas, nativos de las zonas, con el sabor de las especias y carnes aportadas por los conquistadores españoles.

Los purépechas mezclaron sus ingredientes con los de occidente, cambiando las técnicas de cocina de los españoles. Conservaron sus utensilios de barro y adaptaron los nuevos hechos de fierro, lo que dio origen a las actuales recetas que distinguen a cada una de las regiones del estado. 

Entre los antojitos típicos de la ciudad, y otras localidades, que se sirven en algunos restaurante tradicionales de Morelia, como Los Mirasoles, Las Trojes y San Miguelito, destacan el pollo placero,  así como las corundas, tamales envueltos en las hojas verdes del maíz, además del churipo, caldillo con chile rojo, carne de res y verduras; las atapakuas, salsa espesa y abundante que se acompaña con carne, queso y otros ingredientes; los uchepos, tamales de elote tierno; y las gorditas de masa de tortilla rellenas.

Otras delicias que no se deben dejar de probar son el caldo michi, con pescado y tuna agria; la morisqueta, arroz blanco cocido con frijoles fritos y salsa guisada con queso o carne, y el aporreadillo, tiras de carne seca, guisadas en salsa roja.
 
En cuanto a postres, su carta incluye los tradicionales chongos zamoranos, el chocolate de Metate, el pan de nata, las frutas en conserva, los buñuelos, los atoles de tarecuato y la bebida de la región a base de aguardiente de caña, la charanda.

Recomendado