Principios rectores de la política de promoción


Por Miguel Ángel Acerenza 28 Octubre, 2018
Miguel Ángel Acerenza

Miguel Ángel Acerenza

Desde nuestro punto de vista, la promoción turística de un país debe sujetarse a ciertos principios que permitan normar y orientar la conducta a seguir, por cuanto en última instancia, lo que se promueve en realidad es al país como un destino turístico. Motivo por el cual la política promocional debiera contemplar, además de los aspectos institucional y operativo del propio sector, la responsabilidad que conlleva la proyección de la imagen del país a nivel internacional.

Pensamos que la experiencia de muchos años en el ejercicio de la profesión nos permite externar algunas opiniones sobre los principios a los que debiera ajustarse la citada política, así como sobre los requisitos a considerar en la aplicación de los recursos para ese fin. Por lo que a continuación, nuestros punto de vista al respecto.

Principios rectores de la política de promoción turística

Enseguida entonces, algunos de los principios que consideramos debieran regir la actividad de promoción turística de un país.

En el nivel internacional, Proyectar la imagen del país como un destino turístico de primer orden, o en su caso, consolidarlo como uno de los principales destinos turísticos de la región.

En el plano nacional, Fortalecer al sector frente a los otros sectores de la economía nacional, como un instrumento válido para coadyuvar al desarrollo económico y al bienestar de la población mediante la captación de divisas provenientes del turismo internacional.

En la faz operativa, Propiciar una estrecha colaboración entre los sectores públicos y privados directamente involucrados en la promoción y comercialización de la oferta turística del país.

Aplicación de recursos em promoción turística

En cuanto a la aplicación de los recursos, especialmente económicos, en la promoción se debiera propiciar siempre un equilibrio justo y equitativo entre el interés del país, y las expectativas individuales de los prestadores de servicios turísticos. Especialmente cuando en esas actividades se emplean recursos económicos provenientes del presupuesto de egresos de la administración pública. Aspecto importante a tener en cuenta por cuanto no necesariamente los intereses de mercados de ambos sectores siempre coinciden.

Por lo que la política turística debe asegurar que todos los prestadores de servicios turísticos a quienes se les haya otorgado o reconocido tal calidad, tengan la oportunidad de promover y comercializar sus ofertas de productos y servicios en los mercados donde se desarrollan las acciones promocionales.
Este principio se sustenta en el hecho de que las empresas prestadoras de servicios turísticos por lo general son muy disímiles unas de otras, por cuanto difieren en los tipos de servicios que brindan, tamaño y administración, y responden además, a intereses individuales. Razón por la cual el organismo oficial encargado de la promoción turística del país tiene la responsabilidad de:

  1. Integrar y coordinar los esfuerzos individuales de estas, en pos de un objetivo que le es común a todos: la captación y mantenimiento de un flujo estable y sostenido de turistas hacia el país.
  2. Diseñar e instrumentar campañas publicitarias y acciones promocionales de tipo institucional que sirvan de soporte a las operaciones de venta desarrolladas por dichas de empresas en los mercados.
  3. Desarrollar programas tendientes a fortalecer la capacidad competitiva de las mismas en la gestión de venta de sus servicios.

Las anteriores entonces son algunas de mis opiniones sobre los principios que debieran regir la promoción turística de un país como destino turístico. Pienso que las mismas puedan contribuir bastante en la gestión que llevan a cabo los órganos responsables de la conducción de esta importante actividad para el desarrollo del turismo en los países.

Recomendado