Oasis Jazz, The Best!!


por Sergio González Rubiera 5 Junio, 2018
Sergio González Rubiera

Sergio E. González Rubiera

Me parece de reconocer y celebrar el que podamos en Cancún, el mejor y más exitoso destino turístico de México y Latinoamérica contar con artistas de talla internacional de manera constante y continuada. Ya no es una sorpresa que diversas cadenas hoteleras nos privilegien con artistas, cantantes y enormes celebridades de reconocimiento mundial a lo largo del año, lo que sin duda contribuye a la diversificación, la promoción y posicionamiento de nuestros destinos turísticos, además de por la belleza de nuestros atractivos naturales, por la enorme oferta de diversiones y entretenimientos de alto nivel, como es el caso de lo que año con año lleva a cabo el grupo de Oasis Hoteles, con su magnífico y muy atractivo Festival de Jazz.

El año pasado me quedé maravillado con el estupendo concierto del enorme Marcus Miller, y en esa ocasión pasó por mi mente que era casi imposible atestiguar algo mejor en esta Ciudad, cuando menos en tratándose de Jazz, pero mi sorpresa fue mayor, al haber sido testigo la noche del sábado 2 de junio del presente año, del enorme virtuosismo, total entrega y profesionalismo del también enorme Stanley Clarke y su banda. Un sexteto compuesto por músicos súper virtuosos de diversas partes del mundo. 

Un pianista de la República de Georgia, un enorme percusionista de Afganistán; un tremendo baterista del mismísimo Bronx, Nueva York, que nos puso los dientes largos, con el solo más largo, entusiasta y emotivo que he escuchado, sin dejar de mencionar al maestro del Sintetizador, y por su puesto a un tremendo violinista que me hizo recordar a los maestros Noel Pointer y Jean Luc Ponty, que sin duda hizo vibrar al respetable público que aplaudió a rabiar su virtuosismo, dirigidos todos por supuesto, por el gran Stanley Clarke que hizo gala con el contrabajo y el bajo eléctrico en un alarde de Jazz que dejó cortos, o por lo menos a la altura a New York, Las Vegas, Montreaux y otros grandes escenarios del Jazz, teniendo como soporte un espectacular escenario, sonorización y gran tecnología visual y acústica en el Gran Oasis Cancún. Felicidades !!

Lo que quiero decirle a mis ocho lectores, es que en Cancún, estamos a la altura de los grandes; que tenemos grandes espectáculos, y que no hace falta acudir a esas grandes urbes para disfrutar de un gran Jazz, gracias a que tenemos empresarios hoteleros que siguen apostando e invirtiendo por generar nuevos productos, y mejores alternativas de desarrollo turístico en beneficio de Cancún, Quintana Roo, y México.

Cancún y la Riviera Maya, no son sólo sol y playa, son destinos de clase mundial que ofrecen una enorme gama de atractivos turísticos para un también enorme mercado de preferencias de todo tipo, de todas nacionalidades, de todas edades y todos gustos.

Mi reconocimiento y felicitación entonces al Señor Pedro Pueyo, a Guillermo Portella, por esta enorme puesta en escena del Jazz y otro tipo de espectáculos en el Caribe Mexicano y a todo su equipo; Jean Agarrista, Cuqui Pons, Tony Mir, Rubén Olmos y todos los que hacen posible que en Cancún tengamos espectáculos al nivel de las mejores ciudades.
Enhorabuena !!

Cualquier comentario con esta columna amante del Jazz y que reconoce abiertamente a Oasis, favor de enviarlo a:

sgrubiera@acticonsultores.com

Recomendado