Se ofrecieron proyectos realizables para impulsar atractivos y afluencia turística, en el Foro de turismo innovador: Economía, sociedad y cultura


Por Victoria González Prado 28 Mayo, 2018
Victoria González Prado

Victoria González Prado

Es muy “curioso” que en época de campañas electorales, todos los candidatos “prometen hacer” lo que sus predecesores ofrecieron hacer y no hicieron ni en los estados, ni en los municipios del país, ni en las secretarias de Estado. En el caso de Turismo, en los últimos sexenios he escuchado infinidad de “promesas” que a la hora de la verdad se quedan en el olvido.

Todos los candidatos tienen “voluntad” para convertir a México en país de primer mundo, y específicamente a la Ciudad de México en sitio generador de empleos y divisas, y ante el sector turístico empresarial se siguen haciendo promesas, como las de Claudia Sheinbaum, candidata a jefe de Gobierno por la coalición “Juntos haremos historia”, durante el “Foro de turismo innovador: Economía, sociedad y cultura”, organizado por el partido que representa.

Así, prometió generar incentivos para hoteles, comercios, restaurantes, apoyo a los mercados públicos, como La Merced, que está en el abandono; inversión del gobierno local en infraestructura para que la iniciativa privada invierta y lo haga con el mínimo trámite; potenciar el turismo social para que no sólo exista el de elite, y se beneficie a los más vulnerables, por lo que espera generar más de 200 mil empleos directos en el sexenio próximo.

“La Ciudad de México no le pide nada a Nueva York”, manifestó la candidata al anunciar su propósito de garantizar el derecho a la cultura, para lo cual pretende realizar “12 festivales temáticos al año con actividades como danza, deporte, lectura y ciencia”, entre otros, con el objetivo de convertir a la ciudad en “capital cultural de América y del mundo”, así como “ampliar el turismo, que es una industria no contaminante, para que la ciudad crezca a partir de sectores económicos que no generen impactos ambientales”.  

Claudia Sheinbaum aseguró que impulsará el turismo en el polígono B de la zona centro de la capital (incluye el barrio de Tepito, de la colonia Morelos), “al potenciar éste con inversión del gobierno de la Ciudad en infraestructura de drenaje, red hidráulica, movilidad y creación de más plazas para alojar al comercio a retirar de la vía pública; esa zona se convertirá en atractivo para mucha más gente”.   

Claudia Sheinbaum

Claudia Sheinbaum

Cabe destacar que el Centro Histórico de la Ciudad de México tiene dos perímetros, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el A, con mayor concentración de monumentos históricos, y el B donde hay más monumentos artísticos. Ambos espacios con zonas de uso habitacional.

Según el Plan Integral de Manejo del Centro Histórico de la Ciudadde México,en el perímetro B se ha conservado mejor el uso habitacional e incluso se ha incrementado.

Por otra parte, Sheinbaum dijo que se sanearán ríos y canales de la ciudad para transformarlos en áreas verdes, espacios de esparcimiento, y “potenciar la construcción de hoteles a su alrededor. Invertir en el Valle de Xico para impulsarlo como zona turística y traer beneficio para los habitantes de esa población.”

Buscará –aseguró-- que la “Ciudad de México sea una capital innovadora que cuente con Cablebús, que se ubicará en Gustavo A. Madero, Tlalpan, Iztapalapa y Álvaro Obregón, que los fines de semana podrá ser utilizado para llegar a más espacios turísticos, como la Sierra de Santa Catarina”.

“Otros trabajos que se harán es el rescate de Xochimilco y los bosques de Milpa Alta y Tlalpan para adentrarnos al ecoturismo y, fortalecer la llegada de turistas de negocios que “deja una mayor derrama que el de placer”.  En el ‘Foro de turismo innovador: Economía, sociedad y cultura’, estuvo también Miguel Torruco Marqués --probable Secretario Federal de Turismo si Andrés Manuel López Obrador gana las elecciones--, quien ofreció a Sheinbaum impulsar 500 nuevas rutas turísticas.

En su intervención, Torruco, quien fue titular de Turismo capitalino en la primera parte del gobierno de Mancera, señaló: “se han logrado importantes avances en materia turística, principalmente en infraestructura, inversión, captación de divisas, generación de empleos y reposicionamiento en la escala mundial”.

Pero –dijo--, “todavía hay un largo camino por recorrer para que el turismo sea aprovechado a su máxima capacidad y se convierta en un real detonador económico y herramienta de reconciliación social”.

Foro de Turismo Innovador

Foro de Turismo Innovador

Propuso retomar los programas que funcionaron cuando fue titular de Turismo en el gobierno de la capital: “Toca puertas”, “Sonrisas por tu Ciudad”, “Reencuentro con mis raíces”, que se implementarían a escala nacional. Además, buscar nuevos mercados emisores para no depender de Estados Unidos y Canadá, que hoy representan 72.5 por ciento del mercado de turismo.

Se creará el turismo rural impulsando un programa de haciendas turísticas y el tren turístico-cultural en el sudeste del país, para promocionar nuevos destinos regionales.

Torruco recordó que 80 por ciento del flujo turístico se concentra en cinco destinos nacionales --Puerto Vallarta, Cancún, Los Cabos, Rivera Maya y Ciudad de México-- por lo que prometió, de llegar a la Secretaría de Turismo Federal, promover las 134 regiones turísticas del país. En fin, “hay que hacer muchas cosas por el sector y no queremos más paraísos turísticos conviviendo con infiernos de marginación”.

Al anunciarse que hablaría Carlos McKinley, muy reconocido por el conocimiento y entusiasmo que puso para impulsar el turismo cuando fue encargado del despacho del ramo en el entonces Distrito Federal, se le prodigaron los aplausos más entusiastas desde antes de hacer uso de la palabra como responsable del programa de turismo de la campaña de Sheinbaum.  

Esta vez también vimos a un McKinley recio que criticó al gobierno actual de la Ciudad de México porque “abandonó la actividad. Cerró la única oficina LGBT existente en la capital, al igual que la oficina de Convenciones y Visitantes, no hay un solo proyecto urbano turístico, se canceló el turismo médico y de aventura… Con Claudia Sheinbaum se trabajará codo con codo con la iniciativa privada para tener una ciudad digna de sus habitantes y visitantes”.

La ex jefe delegacional en Tlalpan escuchó las propuestas que hicieron Nathan Poplavsky, presidente de la Concanaco-Servitur; Francisco Santoveña, vicepresidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, y Arnaldo Pinazzi, titular del Consejo Nacional de Exportadores de Servicios Turísticos (Conextur).

De esas propuestas destacan la creación de productos turísticos, promoción, campañas como “tratemos bien al turismo”, combate a la inseguridad, gobierno facilitador, conectividad, capacitación, seguridad pública, policía turística capacitada, turismo sustentable, alto a la hotelería informal, claridad en las actividades del Fondo Mixto de Promoción Turística y de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México.

Escuchamos muchas propuestas más, pero no oímos que para desarrollarla se requiere no sólo palabras, sino también voluntad por parte de los gobiernos locales para que se conviertan en plataforma que impulse la actividad, no en obstáculo para las mismas en todo el sector. Es común escuchar promesas que, como dije al principio, a la hora de la verdad se olvidan.

Recomendado