Capacidad del Órgano de Turismo V: Estructura Organizacional del citado Órgano


Por Miguel Ángel Acerenza 4 Octubre, 2019
Miguel Ángel Acerenza

Miguel Ángel Acerenza

Para dar por finalizada esta serie de artículos relacionados con la capacidad del Órgano de Turismo para conducir la actividad turística, nos referiremos a la estructura organizacional básica que, en nuestra opinión, debiera adoptar el mencionado órgano. Teniendo como referencia para ello el funcionamiento del turismo visto desde la óptica de la Teoría General de los Sistemas.  A continuación nuestro planteamiento.

El turismo desde la ótica de la Teoría general de los Sistemas

Según N. Leiper *, el turismo analizado desde el punto de vista de la Teoría General de los Sistemas es: “. . . un sistema abierto, de cinco elementos, interactuando en un amplio medio ambiente.  Siendo estos elementos: uno dinámico, el turista; tres geográficos: la región generadora, la ruta de tránsito, y la región de destino, y un elemento económica, la industria turística.”

Los cinco elementos a los cuales hace mención Leiper se encuentran ordenados en conexión, tanto funcional como espacial, y en interacción con factores físicos, económicos, sociales, culturales, políticos y tecnológicos, que conforman el medio ambiente en el cual se desarrolla la actividad turística.

Representación gráfica del sistema turístico según Leiper

El sistema entra en funcionamiento cuando el turista (el aspecto dinámico del mismo) motivado por algún estímulo se traslada de su región de origen  (emisora), a través de la ruta de transito hasta la región de destino (receptora), con su posterior regreso al punto inicial de partida.  La necesidad de trasladarse exige la disponibilidad de acceso al destino al cual se desea desplazar, y una vez en el lugar requiere de servicios de alojamiento y alimentación, así como de facilidades para el disfrute de una estancia agradable en el lugar.
Ahora bien, como los servicios de transportes hacia el destino y posterior regreso son brindados por las empresas de transportes, las cuales pueden ser de distintos  orígenes,  al destino interesado de captar el flujo de turistas que se genera en la   región generadora (mercado) hacia su lugar,  tiene que  llevar a cabo acciones de promoción para estimular la decisión de viaje hacia su destino. Pero debe disponer de las facilidades de alojamiento y los servicios relacionados necesarios para poder recibirlos.  

Requisitos que  permiten definir el tipo de estructura organizacional básica con la que un Órgano de Turismo debe contar para la promoción y desarrollo de la actividad turística. En función de los mismos entonces, a continuación exponemos la estructura organizacional que, en nuestra opinión, el referido órgano debiera adoptar.

Estructura organizacional básica de un órgano de Turismo

Llámese el Órgano de Turismo, Ministerio de Turismo, Secretaría de Turismo, o  Dirección Nacional de Turismo en la órbita de una dependencia superior, debe contar con dos unidades operativas básicas en su estructura organizacional, dependientes directamente de la máxima autoridad del organismo, a saber: una para que se encargue del Desarrollo de las facilidades  y los Servicios  turísticos  del lugar, y otra que se ocupe de la Promoción y Marketing de su oferta turística en los mercados de interés. Así como de disponer, a nivel de staff,  de una unidad que se ocupe de establecer  los lineamientos estratégicos relacionados con;  la Política Turística, y la elaboración del Plan Estratégico de Desarrollo del sector.

Organismo que, adscrito a la máxima autoridad, debe contar también con un Consejo Nacional de Turismo, órgano colegiado de carácter honorario, integrado por los representantes de los distintos  niveles de Gobierno, representantes de la Cámara Nacional de turismo y de las asociaciones que agrupan a los prestadores de servicios, así como de profesionales en turismo, en derecho, y de la sociedad civil. Consejo que, entre otros cometidos, pueda Asesorar y Contribuir a la formulación de la Política Turística, y Colaborar en la elaboración de los Planes de Desarrollo Turístico.

Ahora bien, antes de pasar a mostrar el organigrama gráfico de dicha estructura, deseamos expresar que no tenemos dudas del alto contenido político que conlleva el desempeño del más alto cargo en  los Organismos Nacionales de Turismo y que, incluso, pensamos que en ciertos casos puede llegar a ser hasta deseable.   Pero que tampoco tenemos dudas en cuanto a la alta especialidad que exige el desempeño de las funciones básicas por la cuales  dichos organismos tienen razón de ser.  Concretamente, de las unidades básicas a las cuales hemos hecho mención.

Externado por tanto nuestro punto de vista al respecto, pasamos a exponer gráficamente la estructura organizacional planteada, utilizando para ello  un organigrama de “Banderas” a los efectos de detallar la organización interna  de las unidades que lo integran, con el propósito de que se pueda conocer las funciones  que cada una de ellas debieran cumplir en la estructura organizacional propuesta.

Organigrama básico de la estructura organizacional propuesta

No se detalla la organización interna de la unidad de Administración y Finanzas por cuanto la misma es similar a la de todos los óranos centralizados de la Administración Pública.

El deseo que nos propusimos al hacer este planteamiento fue el ayudar a racionalizar  la organización de los Órganos Nacionales de Turismo.   Si el mismo puede contribuir en algo en dicha labor quedaríamos satisfechos.

  • Neil Leiper, “Towards a cohesive curriculum in tourism: The case for a Distinet Discipline”, en Annals of Tourism Research, Vol. VIII, núm. 1, 1981, pg. 75

 

Recomendado