Comentarios acerca de las estadísticas de turismo


Por Miguel Ángel Acerenza 29 Marzo, 2018
Miguel Ángel Acerenza

Miguel Ángel Acerenza

Cuando se desea destacar la significación del turismo internacional, frecuentemente se recurre a la información estadística que publica la OMT.  Información que, a nuestro entender, no refleja el volumen real de turistas que se mueven en el mundo porque en su elaboración no se cumple con las recomendaciones de las Naciones Unidas para las estadísticas de turismo, como veremos en los comentarios que exponemos a continuación.

Antecedentes de las estadísticas del turismo mundial

Las primeras acciones tendientes a establecer un conjunto de medidas destinadas a medir el movimiento  del turismo a nivel internacional fueron emprendidas por el entonces Consejo de la Sociedad de Naciones en el año 1937, recomendando para fines estadísticos el término “turista internacional”, al cual definió como: “toda persona que viaja 24 horas o más por alguno otro país que el de su residencia habitual”

En 1950 la entonces Unión Internacional de Organismos Oficiales de Turismo  (UIOOT)1,  antecesora de la actual Organización Mundial del Turismo (OMT), sugirió cambiar el término “turista” por el de “visitante” para contemplar en él a todas las personas que llegan a un país independientemente de su motivo de viaje, y en 1953 la Comisión de Estadísticas de las Naciones Unidas aceptando la sugerencia, definió para fines estadísticos  el concepto de “visitante internacional”.

Posteriormente, en ocasión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Turismo y los Viajes internacionales, celebrada en Roma en 1963, a propuesta también de la UIOOT se recomendó definir los términos “visitante”, “turista” y “excursionista”. Dichas definiciones fueron examinadas en 1967 por un grupo de expertos sobre estadísticas de los viajes internacionales de las Naciones Unidas el cual aceptó la propuesta, y en 1968 fueron suscritas por la Comisión de Estadísticas de las Naciones Unidas. Desde entonces el término empleado para medir el movimiento de viajeros internacionales con fines estadísticos es el de “visitante”,a los efectos de contemplar en el mismo a todas las personas que llegan a un país.

Años más tarde, en la revisión efectuada por la citada Comisión de Estadísticas de las Naciones Unidas en sus Recomendaciones sobre estadísticas del turismo del año 1993, publicadas en 1994, redefinió  el concepto de “visitante” de la siguiente manera: “cualquier persona que viaje a otro país distinto al de su residencia habitual, pero de su ambiente normal, por un período que no exceda los 12 meses, y cuyo principal motivo de visita no sea una actividad remunerada”.

Y la misma Comisión de Estadísticas de las Naciones Unidas, en las nuevas Recomendaciones internacionales para estadísticas de turismo del año 2008, publicadas en 2010, de conformidad con las decisiones adoptadas en su 35° período de sesiones celebrado del 2 al 5 de marzo de 2004, vuelve a redefinir al visitante como: “una persona que viaja a un destino principal distinto al de su entorno habitual, por una duración inferior a un año, con cualquier finalidad principal (ocio, negocio u otro motivo personal) que no sea ser empleado por una entidad residente en el país o lugar visitado”.

Como se habrá podido observar a pesar de las modificaciones que ha sufrido el término “visitante” desde su adopción,éste nunca fue sustituido y continúa siendo la unidad de medida del movimiento de viajeros a nivel internacional, independientemente del motivo de viaje de los mismos, y no el turista.

Ahora bien, como de acuerdo con la definición de visitante éste es una persona que viaja por diversos motivos, en el capítulo 3 de la cita recomendaciones del año 2008 que trata específicamente de las características del visitante, la Comisión de Estadísticas proporciona una serie de recomendaciones que ayudan a identificar y mediar las características de los visitantes y de los viajes.

En ellas especifica que el motivo principal de un viaje se define como el motivo sin el cual el viaje no habría tenido lugar, y determina si éste puede considerarse un viaje turístico o no. Aclarando además que un viaje turístico tiene un único motivo principal, aunque el visitante también puede realizar actividades secundarias durante el mismo. 

Dichas precisiones confirman que no todas las personas que llegan a un país son turistas como muchos creen todavía.  Al respecto debe decirse que análisis realizados por consultoras de indudable prestigio internacional en 2007, para conocer el tamaño real del mercado mundial de viajes por motivos vacacionales (turísticos), basado en los reportes de  las estadísticas del turismo internacional de la OMT, tomando en cuenta el  motivo principal de viaje de los visitantes tal como se menciona en la referida recomendaciones, mostraban que el mismo oscilaba en realidad entre el 50 y el 55% del total de todos los viajes a nivel mundial. Estudios posteriores basados también en las estadísticas del turismo internacional publicadas por la OMT, confirmaban que la participación de los viajes vacacionales en el citado mercado mundial de viajes y turismo se mantenía dentro de los parámetros mencionados.

Competencia de la OMT en materia de estadísticas de turismo

La Organización Mundial del Turismo (OMT) no es un organismo creado por las Naciones Unidas.   Es en realidad una Institución Intergubernamental  Independiente que se rige por su propio estatuto, y que voluntariamente suscribió un Acuerdo de Cooperación con las Naciones Unidas por el cual convino en aceptar el Estatuto de la Dependencia Común de Inspección, y aplicar las prácticas y formularios estándar que recomienda las Naciones Unidas, así como en trasmitir sus proyectos de presupuesto para que la Asamblea General de las Naciones Unidas los pueda examinar y formular recomendaciones de conformidad con el párrafo 3 del Artículo 17 de la Carta de las Naciones Unidas. Razón por lo cual las Naciones Unidas le ha conferido el Estatuto de Organismo Especializado de la Organización.

En su condición de Organismo Especializado de la mencionada organización debe cumplir por tanto con lo especificado en el Acuerdo entre las Naciones Unidas y la Organización Mundial del Turismo, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 58/232 del 23 de diciembre de 2003, que de común acuerdo se menciona en los artículos que se transcriben a continuación:

“Artículo 5. Recomendaciones de las Naciones Unidas

  1. La Organización Mundial del Turismo, teniendo en cuenta las obligaciones de las Naciones Unidas de promover los objetivos enunciados en el Artículo 55 de la Carta de las Naciones Unidas, así como las funciones y facultades conferidas al Consejo Económico y Social en virtud del Artículo 62 de la Carta para hacer iniciar estudios e informes sobre asuntos internacionales de carácter económico, social, cultural, educativos y sanitarios y otros asuntos conexos y para formular recomendaciones sobre tales asuntos a los organismos especializados interesados,, y teniendo en cuenta asimismo que las Naciones Unidas, en virtud de los Artículos 58 y 63 de la Carta, podrá hacer recomendaciones para coordinar las políticas y actividades de estos organismos especializados, conviene en tomar las disposiciones necesarias para someter a la brevedad posible, a aquel de sus órganos al que corresponda, las recomendaciones oficiales que le formulen las Naciones Unidas”.

Y en materia de estadísticas se especifica:

2 Ver antecedentes de la OMT en:“Conociendo los organismos internacionales de turismo I: Organización Mundial del Turismo (OMT)”,
www.portaldeamerica.com.

 “Artículo 13.   Servicios de Estadísticas

  1. Las Naciones Unidas y la Organización Mundial del Turismo convienen en tratar de cooperar al máximo, eliminar la duplicación entre ellas y utilizar con la mayor eficacia su personal en sus respectivas tareas de reunión, análisis, publicación y difusión de datos estadísticos.   Convienen además en aunar su empeño por asegurar la mayor utilidad y el mejor empleo posible de la información estadística, garantizar una estrecha cooperación en sus respectivas iniciativas relacionadas con las estadísticas y reducir al mínimo la carga impuesta a los gobiernos y otras organizaciones a las que se pida esa información.
  2. La Organización Mundial del Turismo reconoce a las Naciones Unidas como organismo central encargado de reunir, analizar, publicar y mejorar las estadísticas de turismo que sean útiles para fines generales de las organizaciones interesadas.
  3. Las Naciones Unidas reconocen que la Organización Mundial del Turismo es la organización competente para reunir, analizar, publicar, unificar y mejorar las estadísticas de turismo, y promover la integración de esas en el ámbito del sistema de las Naciones Unidas”.

La Organización Mundial del Turismo  es por lo tanto, el organismo encarga de compilar y publicar las estadísticas del turismo internacional, en concordancia con las Recomendaciones internacionales para estadísticas de turismo 2008, publicadas por las Naciones Unidas en el 2010 en el Doc. Serie M No. 83/Rev.1.

Impresiciones de las estadísticas publicadas por la OMT

Como hemos visto la Organización Mundial del Turismo  es el organismo encargado de recopilar y publicar las estadísticas del turismo internacional, en conformidad con las Recomendaciones internacionales para estadísticas de turismo que establece la División de Estadísticas de las Naciones Unidas, y con ese cometido publica anualmente el denominado “Barómetro del Turismo Mundial” con el propósito de brindar información sobre el movimiento del turistas a nivel mundial, desglosando la información por continentes y regiones.

Pero un somero análisis del referido documento permite observar que allí se asume que todos los viajeros que se mueven a nivel internacional son turistas, lo cual no es correcto dado que no todos los que viajan son turistas. Razón  por la cual la División de Estadísticas de las Naciones Unidas los ha definido como visitantes, y no como turistas.

Lo publicado por la OMT en su Barómetro del Turismo Mundial, bajo el título de Llegadas de turistas internacionales, corresponde en realidad al conjunto de visitantes que se movilizan a nivel mundial por diversos motivos. Algunos  de estos viajes son  turísticos, pero no todos tienen ese motivo. Razón por la cual la División de Estadísticas de las Naciones Unidas, en el capítulo 3 de sus recomendaciones, especifica claramente que el motivo principal del viaje de un visitante es el que determina si el mismo es turista o no, descartando así como turistas a todos los que llegan a un destino por cualquier otro motivo.

Pensamos que tal vez por alguna confusión la OMT no cumple con lo pactado cuando, de conformidad suscribió el Acuerdo de Cooperación con las Naciones Unidas que mencionáramos en el punto anterior y que fuera  aprobado por la Asamblea General de este organismo en el año 2003. Conjetura basada en el hecho de que en la publicación de la propia OMT titulada Entender el turismo: Glosario Básico”, menciona que  “El turismo es un fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de las personas a lugares que se encuentran fuera de su lugar de residencia habitual por motivos personales o de negocios/profesionales”, y aclara que “Estas personas se denominan visitantes (que pueden ser turistas o excursionistas; residentes o no residentes) y el turismo tiene que ver con sus actividades.

Y por si quedara alguna duda al respecto, en la misma publicación define al visitante de negocios de la siguiente manera; Un visitante de negocios es un visitante para el que los negocios y motivos profesionales, son el motivo principal de un viaje turístico”. Como se observa esta definición presenta una gran incoherencia, el motivo principal de viaje de un visitante que llega por negocios no es la práctica de actividades turísticas o recreacionales, sino el cumplir con los requisitos de su trabajo. Es  por ello que pensamos que debe tratarse de una confusión en la interpretación de las recomendaciones de las Naciones Unidas.

Pero es posible observar además otro aspecto que distorsiona aún más el número real de turistas que reporta la OMT, y es el que hemos dado en llamar efecto multiplicador de las estadísticas del turismo, el cual  explicamos brevemente.

Cuando un turista realiza un viaje de “origen-destino”, en las estadísticas del país de destino se registra una llegada. Pero si ese turista visita varios países en su viaje, en las estadísticas de llegadas de turistas internacionales que dichos países reportan a la OMT, ese mismo turista es contabilizado en cada uno de los países visitados y en las estadísticas del turismo mundial aparecerá como 2, 3 o más turistas, cuando en realidad es un solo turista que ha realizado un viaje de “multidestino”.  Sobre dimensionando así, aún más, el volumen real de turistas que se mueven a nivel internacional.

Conclusión

Lo expuesto en los puntos anteriores sustentan nuestra fundada presunción que la información estadística que publica la OMT no es confiable. Puesto que al considerar que todos viajeros que se mueven en el mundo son turistas, lo cual no es cierto, y no tomar en cuenta además el efecto multiplicador de las estadísticas resultado de los viajes turísticos de “mulidestino” que ella mismo promueve, sobre dimensiona el número de turistas que viajan a nivel internacional, brindando una información inexacta que genera  una percepción errónea sobre la verdadera significación del turismo en el mundo.

Más aún, pensamos incluso que la información sobre los 1.322 millones de llegadas de turistas internacionales que reporta la OMT en 2017 no es veraz, y que no se ha alcanzado todavía ni siquiera el millón de turistas. Puesto que estudios realizados sobre las estadísticas de la propia OMT permitieron conocer que  el porcentaje de visitantes para quienes el principal motivo de viajes era turístico, oscilaba entre 50 y 55% del volumen total de viajeros que se mueven a nivel internacional, y que esos parámetros han variado muy poco.

Razón por la cual reiteramos nuestra opinión de que la información estadística publicada en el Barómetro del Turismo Mundial  corresponde en realidad al movimiento total de todos los “Viajes y Turismo” (denominación esta acuñada por la ONU  en ocasión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Viajes y Turismo celebrada en la ciudad de Roma en 1963) que se registran en el mundo, y no al número real de turistas que se mueven a nivel internacional.

Por lo que, como lo mencionáramos con anterioridad, seguramente se  trate de un error de interpretación de las Recomendaciones Internacionales para Estadísticas de Turismo de las Naciones Unidas, porque si fuera deliberado sería algo inaceptable de una Organización que supuestamente es la referente del turismo mundial. Pero lo cierto es que genera una percepción errónea de la verdadera significación del turismo a nivel mundial, proyectando una mayor importancia de la que verdaderamente tiene.

Error que hasta que no se enmiende le seguirá restando confiabilidad a las estadísticas que publica la OMT en su Barómetro del Turismo Mundial.

Recomendado