Fundación Excelentia lleva al Auditorio Nacional de Música de Madrid uno de los grandes éxitos de Beethoven

El próximo 25 de octubre por la Orquesta Clásica Santa Cecilia


Por José García Frías jjgarciafrias@hotmail.com 22 Octubre, 2018
Incluye una de las más exitosas sinfonías de Beethoven

Incluye una de las más exitosas sinfonías de Beethoven

La Séptima Sinfonía, que fuera uno de los grandes éxitos de Beethoven antes de quedarse sordo, regresa de la mano de Fundación Excelentia al Auditorio Nacional de Música de Madrid a cargo de la Orquesta Clásica Santa Cecilia el próximo jueves 25 de octubre.

El nuevo programa de lujo de Fundación Excelentia contempla además, la obertura “La Novia Vendida” de Smetana y el Concierto para Cello y Orquesta de Dvorak, de la mano de Julian Kuerti dirigiendo la Orquesta Clásica Santa Cecilia y con Narek Hakhnazaryan como solista de cello.

Hay poca información sobre las actividades de Beethoven durante 1812, el año de la composición de la Séptima Sinfonía. Estaba en mal estado de salud y aunque produjo poco más ese año, la pieza compensa en calidad lo que faltaba en cantidad. El año en sí fue trascendental; el invierno ruso finalmente había detenido a Napoleón en su marcha hacia la conquista hacia el este, un hecho que debió haber aligerado el corazón de Beethoven. Napoleón había sido el héroe del compositor, el dedicado de su Tercera Sinfonía, pero su insaciable ansia de conquista y poder era tan desilusionante que Beethoven rescindió la dedicación y guardó un rencor de por vida. Las dificultades resultantes de la ocupación de Viena por Napoleón en 1809-1810 aumentaron su amargura.

La Séptima Sinfonía se estrenó el 8 de diciembre, Beethoven, aunque casi completamente sordo, dirigió una orquesta que consistió en una colección de las celebridades musicales más importantes de Viena e incluso el viejo Antonio Salieri estaba allí, encabezando la sección de percusión. En el salón de baile del Palacio Imperial de Hofburg en Viena, Ludwig van Beethoven vivió uno de sus más grandiosos triunfos con el estreno de su Sinfonía Número Siete.

Una de sus composiciones antes de quedar sordo

Una de sus composiciones antes de quedar sordo

Cada movimiento de la Sinfonía está dominado por un motivo rítmico persistente, el cual, especialmente en el segundo movimiento, es igual en importancia al contenido melódico de los temas. Richard Wagner describió la Séptima Sinfonía como "la apoteosis de la danza en sus aspectos más elevados". La historia cuenta que una vez intentó demostrar este baile con el acompañamiento de la interpretación de piano de Liszt.

En palabras de Anton Schindler, secretario personal de Beethoven, hubo ovaciones del público incluso antes de que la Sinfonía concluyera, "las explosiones de júbilo durante la interpretación excedieron cualquier cosa que haya visto antes en una sala de conciertos".

Relató además que el segundo movimiento, con una rítmica que sugiere una marcha fúnebre, cautivó al público, que interpretó aquella música sublime como un lamento por los soldados caídos en la Batalla de Hanau. Ya en el estreno, este fragmento hubo de repetirse varias veces y se ha convertido, sin duda, en uno de los más populares de toda la producción beethoveniana.

“La Novia Vendida” de Bedrich Smetana, de la que se ofrece en este concierto la obertura, fue originalmente una opereta con diálogos hablados y números musicales. Una de las pocas comedias musicales perfectas. El 30 de mayo de 1866 se estrenó en el Teatro Provisional de Praga. Aunque gustó al público, no tuvo resonancia fuera de la capital. La ópera pudo conquistar en un tiempo relativamente breve el mundo entero y se encuentra en el repertorio fijo de todos los teatros de ópera.

El Concierto para Cello y Orquesta de Dvorak es uno de los dos conciertos para violonchelo más interpretados en el mundo (el otro es de Elgar). Al igual que la Sinfonía del Nuevo Mundo, es una obra que proviene del período estadounidense del compositor y, por lo tanto, está impregnada del mismo sentido de nostalgia que impregna la sinfonía. Sin embargo, hay mucho más en el Concierto para violonchelo de lo que inicialmente llega al oído. La nostalgia solo cuenta la mitad de la historia.

Un majestuoso escenario para un programa de lujo

Un majestuoso escenario para un programa de lujo

Con Dvorak en América estaba su esposa, Anna, con quien se había casado solo después de cortejar y ser rechazado por su hermana mayor, Josefina. En ese momento, había comenzado pero no había terminado un concierto para violonchelo temprano, una expresión de su amor. Ahora, en Estados Unidos, supo que Josefina estaba gravemente enferma y comenzó otro concierto para violonchelo. En él, tejió la canción favorita de Josefina, llamada "Leave Me Alone". Se oye con más dolor en el maravilloso movimiento lento.

La Fundación Excelentia es una fundación privada sin afán de lucro, que desarrolla sus actividades en el campo de la cultura. Nace para contribuir a la promoción del patrimonio lírico-musical e impulsar la creación y representación de las artes musicales en todas sus variedades adoptando y aunando las iniciativas necesarias para que se cultiven en libertad y perfeccionamiento permanentes.

Son objetivos primordiales de la Fundación la difusión y divulgación de la música y el cultivo de nuevos valores musicales. Entre sus actividades fundamentales se encuentra la organización del Ciclo de Conciertos Excelentia que tiene lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid. Promocionando este ciclo la Fundación pretende acercar la música de calidad a todos los públicos con un amplio repertorio.

Compra de boletos

A través de reservas@fundacionexcelentia.org o llamando al 91 4574061 / 91 4583089, en las taquillas del Auditorio Nacional y a través de Internet.

www.fundacionexcelentia.org

Recomendado