El millonario mexicano Allen Sanginés-Krause


20 Noviembre, 2018
Allen Sanginés-Krause

Allen Sanginés-Krause

El millonario mexicano Allen Sanginés-Krause, que lidera RLH Properties, protagonizó una importante transacción con la compra del hotel madrileño de super lujo Villa Magna por 210 millones de euros a la familia turca Sahenk, lo que significa 1,4 millones de euros por cuarto –el hotel tiene 150–, una relación nunca antes alcanzada en el mercado.

Allen Sanginés-Krause tiene experiencia como gestor de activos hoteleros con marcas de superlujo como Four Seasons, Rosewood o Fairmont, y una de sus  recientes adquisiciones fue con OHL, a la que compró en dos fases (entre 2016-2018) su complejo caribeño de Mayakoba (resort con campo de golf en la Riviera Maya), por un  pagó un total de 470 millones de euros..

La familia turca Sahenk, tuvo que poner a la venta varios de sus activos inmobiliarios repartidos por el mundo para cerrar la refinanciación de su ‘holding’, afectada por el desplome de la lira turca.

La rentabilidad de una inversión como esta escapa a las magnitudes que manejan los fondos inmobiliarios al uso, dado el precio abonado.

En marzo de 2016 el grupo turco Dogus,  cerraba con la firma portuguesa Sodim la compra del hotel Villa Magna de Madrid por 180 millones de euros, una cifra récord al suponer más de un millón por habitación,

El grupo turco Dogus Group se hizo con el hotel Villa Magna de Madrid, que fue adquirido en 2001 por Sodim, propiedad de Pedro QueirozPereira, desbancando en cuanto a precio por habitación a la adquisición del Hotel Arts, del Westin Palace o, la más reciente, del Ritz, que Olayan y Mandarin cerraron en 2015.

El segundo hotel en España más caro por habitación, es el Hotel Arts de Barcelona, adquirido a Deutsche Bank Consortium en 2006 por tres fondos internacionales: el fondo inversor del Gobierno de Singapur (GIC), Host Hotels & Resorts y ABP, que pagaron 417 millones de euros por las 482 habitaciones del hotel, a 865.000 euros la habitación.

En tercer lugar figura la compra del Westin Palace por 385 millones de euros a razón de 823.000 euros por cada una de las 468 habitaciones del hotel, mientras en la cuarta posición figura la adquisición del hotel Ritz por 130 millones a razón de 778.000 euros por cada una de sus 167 habitaciones. El director de CBRE Hoteles España, Miguel Casas, indicaba que así el Villa Magna marcaba un hito, pero no descartaba que puedan generarse operaciones similares en el futuro dado el desequilibrio entre la falta de producto y la cantidad de liquidez que hay para comprar activos.

Los analistas financieros han venido considerado por tanto que estos precios pueden estar inflados, pero la necesidad de fortunas de países emergentes por buscar ‘inversiones refugio’ en zonas con monedas estables como el euro disparan los precios de los inmuebles hoteleros más allá de los que sus cuentas operativas pueden permitir, pero que en casos como el de Dogus y el Villamagna demuestran que pueden llegar a ser una inversión provechosa.

Recomendado