El Mercado Hidalgo de Guanajuato

Historia centenaria


Por Mireya Díaz Cornejo
Mercado Hidalgo en Guanajuato

Don Porfirio se veía impecable. Su gallardía era inconfundible,  vestía su traje militar de gala, con el frente cubierto de medallas y condecoraciones. Entró al inmueble en medio de aplausos y ovaciones.

El enorme local del Mercado Hidalgo, en la ciudad de Guanajuato, fue proyectado inicialmente como estación de ferrocarril, por los arquitectos Ernesto Brunel y Antonio Rivas Mercado, en el predio que ocupó la antigua plaza de toros de Gavira. Su construcción se prolongó de 1905 a 1910.

Había un gran barullo alrededor, la inauguración del lugar formaba parte de las fiestas del Centenario de la Independencia. Yo tenía que tomar las fotos con los mejores ángulos, especialmente cuando se cortara el listón color rojo que oficialmente declaraba en funciones el recinto.

Reloj de cuatro carátulas

La imponente construcción de hierro cubierta de  cantería con 70 metros de largo por 35 de fondo, tiene tres accesos y se compone de dos plantas.  Sobre la enorme bóveda está la torre de un reloj de cuatro carátulas fabricado por José López, y en su cúpula una veleta con un pararrayos. Sobresale en la traza urbana de la capital del estado por su reloj y sus treinta y cuatro amplias ventanas. En la primera planta se expenderán las frutas, verduras, carnes, semillas y diversos alimentos preparados. En la planta alta habrá todo tipo de artesanías, ropa y artículos de piel.

Una tarde memorable

Llegó el momento culminante, todos guardaron silencio y se apostaron a los lados. Entonces surgió la figura del presidente de la República, general Porfirio Díaz Mori, acompañado de sus invitados especiales. Era la tarde del 16 de septiembre de 1910 y el Mercado Hidalgo era inaugurado por el mismísimo Porfirio Díaz, como el principal centro de abasto de los guanajuatenses.

Al cortar el listón, Don Porfirio fue captado por mi lente en el instante exacto en que cordel cayó al piso y sonoros aplausos se escucharon mezclados con algunos vítores. Aquélla fotografía gustó mucho y alguna vez pensé, seguramente pasará a la historia al igual que este hermoso mercado.

Recomendado

Aeromar