Tumilco, ecoturismo y cabalgata cerca de Tuxpan


Por Salatiel Barragán

Tumilco

Cablagata hacia el cerro Farallón de Tumilco, atrás del guía

Muy cerca de Tuxpan, casi enfrente del otro lado del río, pero a una docena de kilómetros, se encuentra la elevación más alta conocida como Cello del Farallón de Tumilco; es un excelente punto para realizar recorridos ecoturísticos, y desde ahí descubrir atractivos diversos que resguarda su orografía; para llegar a Tumilco que significa “Lugar de Inciensos”, es necesario dejar atrás la ciudad, dos colonias (poblados), un pequeño río rodeado por 4 tipos de mangle que corre junto al camino pavimentado (7.5 km) en casi la mitad del trayecto y otra distancia similar de 6 km de terracería. Desde el inicio, este recorrido permite admirar varios ecosistemas naturales como selvas, manglares, tulares y vegetación de árboles frutales o maderables; el lugar permite apreciar el verdadero Tuxpan, el que ahora solo viven sus pobladores originales en sitios como Tumilco.

A llegar a Tumilco, una comunidad del Municipio de Tuxpan, fundada por campesinos a principios del siglo pasado, el visitante pronto descubre que este es un diminuto poblado rodeado por densa vegetación que refresca el ambiente, abundan los arboles frutales como mangos, aguacates, zapotes, naranjos, ciruelos, plátanos, cocoteros, y muchos más. Aquí, desde principios del presente año 2018, un grupo de sus habitantes se ha unido para crear un proyecto de Ecoturismo, con el objeto de ofrecer servicios turísticos durante los fines de semana, como son recorridos a caballo por tres Rutas Ecoturísticas, cada una diferente entre sí, para apreciar distintos paisajes; también, promueven actividades de observación de aves, de flora y fauna, y el senderismo en general, tanto a caballo como a pie. Asimismo, a los turistas se le ofrece comida a base de platillos típicos de la gastronomía Huasteca, la mayoría derivados de la masa, como son bocoles, estrujadas, tamales, enchiladas de pipián o adobo, pescado frito, pollo o gallina, y pan recién horneado.

Tumilco

Turistas cabalgan sobre la cima del Cerro Farrallón de Tumilco

En Tumilco los pobladores realizan cabalgatas de media a una hora, guiadas por dos o tres personas de la comunidad, en una docena de caballos muy mansos; son recorridos a caballo muy ilustrativos, con una mínima porción a pie, todo en contacto con la naturaleza donde además de observar especies vegetales, es posible admirar hasta 30 especies animales entre las que figuran cangrejos rojos y azules, y principalmente aves como gavilanes, loros, garzas blancas y grises, mascaritas, búhos, calandrias, colibríes, así como cocodrilos, serpientes de agua, tejón, mapache, armadillo, y muchas de las 200 registradas en esta zona; Tumilco también cuanta con una granja de tilapia, donde el visitante puede pescar y lo capturado se le cocina al gusto. Asimismo, los Guías platican sobre sus creencias ancestrales, anécdotas, sus ecosistemas y su envidiable gastronomía, todo ello con el objeto de despertar el interés de las personas que buscan conocer un poco más del México rural, sin afectar el entorno natural y tampoco influir en sus nichos sociales.

Uno de los recorridos más solicitados es el del Cerro del Farallón: esta cabalgata inicia en el centro donde y luego se rodea parte de la población, para cabalgar al trote bajo enormes arboles de mango, chaca, cedro rojo, caoba y una mezcla infinita de arbustos y herbáceas. Después de andar por pocos minutos se llega hasta la puerta de madera donde empieza un potrero con decenas de vacas; continúa un camino rústico, hasta llegar a un pequeño estanque ocupado por ranas y donde es posible avistar uno o más cocodrilos juveniles.

Tumilco

Casas del poblado de Tumilco entre la vegetación

Los caballos avanzan en línea por una porción plana hasta llegar a la base del cerro, a partir de ahí, cada caballo busca como subir porque no existen senderos, a paso lento llegan hasta la cima; ahí cada visitante baja del caballo y escucha la plática del guía, generalmente un adulto mayor, que narra sus anécdotas en el área, mientras cada uno admira el paisaje compuesto por selvas tropicales, manglares, humedales, potreros, y observa en la lejanía el río Tuxpan y el Golfo de México. Es un lugar donde se pueden apreciar las migraciones de aves y las grandes concentraciones de garzas, patos y aves rapaces.

¿Cómo llegar?

Partir del centro de Tuxpan y cruzar el Puente Tuxpan, después doblar a la izquierda, por la colonia (población) La Victoria, avanzar unos minutos y pasar las instalaciones de la Fuerza Anfibia de la Fuerza Naval del Golfo; continuar varios minutos hasta la colonia (población) Cobos; desde ahí seguir por 6 km de terracería hasta Tumilco.

Más Información
Dirección de Turismo de Tuxpan. www.visitatuxpan.com