Trinchera Turística

Leyes y reglamentos inútiles


Por Fernando Betanzos y M. – LT – CMS 1 Noviembre, 2017

Para ser libres hay que ser esclavos de la ley.- Cicerón.

Fernando Betanzos y M.

Fernando Betanzos y M.

Pues como nuestros Zapadores recordarán, a raíz de la publicación en el Diario Oficial del Acuerdo de la Secretaría de Turismo para el Registro y Clasificación de los prestadores de servicios de hospedaje (vulgo hoteles) en la República Mexicana, el Secretario de la Madrid tuvo que enfrentar una revolución montada por los mismos, pues no estaban de acuerdo con los términos del susodicho Acuerdo. Simplemente no estaban de acuerdo en que Sectur tuviera facultades para clasificar a los hoteles de México, cuando ellos –los hoteleros--, habían venido auto-clasificándose, desde tiempos antediluvianos.

Muchos recordarán también que los amigos hoteleros ya habían dado color en otra oportunidad, cuando el hoy Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell llevaba la Cartera de Turismo y, en secreto de los hoteleros, firmó un convenio con AAA para publicar el Directorio de Hoteles de México – cada hotel mostrando no la categoría que los hoteleros habían dado siempre de manera uni-personal a su propiedad, sino la que resultaba de aplicar los parámetros –o protocolos, si les suena mejor --, de la AAA. En todo México, un solo  hotel obtuvo la clasificación de 5 diamantes, ¡para sorpresa de los señores hoteleros!!   

Para cuando salió a la luz la edición de AAA arriba referida, el contrato para la segunda edición ya estaba firmado, por lo que a empujones y trompicones fue publicada.  Ni modo, zapadores…, el Secretario Joaquín no contó con ningún apoyo para ofrecer al turismo Nacional e Internacional un apoyo que existe en todas las latitudes del mundo: un simple directorio de hoteles clasificados, publicado por una entidad seria e independiente.

Y como se menciona en el primer párrafo de esta Trinchera, el Secretario de la Madrid, en base al Reglamento de la Ley General de Turismo, publicó en el Diario Oficial de la Federación, un acuerdo en el que aparecen los requisitos para que los hoteles puedan registrarse en el Registro Nacional del Turismo. Previa condición era permitir la inspección de personal autorizado de Sectur para verificar sus niveles de servicio y ser clasificados en consecuencia.   Ardió Troya.  Los hoteleros dijeron que jamás permitirían tal atraco.  Y así quedó la cosa por unos 16 meses, desde la publicación del “Acuerdo” de Sectur, hasta el día de hoy, pues el Secretario de la Madrid no supo como implementar un acuerdo de obligación nacional.

Hasta hoy, que para vergüenza de la industria turística – y de los hoteleros mismos --, apareció en la Prensa nacional, una nota en la que pudimos leer que los hoteleros de la República habían llegado a un acuerdo ni nada mas, ni nada menos, que con el Presidente Peña Nieto,  quien, para seguir aclarar  a la ciudadanía quien maneja el turismo en este país del siempre jamás, confirmó que se cambiará la Ley General de Turismo, su Reglamento y el Acuerdo de marras, para que las cosas sigan como hasta la fecha.  Es decir, en el Turismo de México, los hoteles mandan.

Pero aquí le pasamos al Secretario de la Madrid, con mucho gusto y al costo, una idea para controlar precios y categorías de hoteles:  Regular a las agencias virtuales nacionales y extranjeras que promueven, clasifican y venden a precios de locos los servicios de hospedaje de México.

Le doy un ejemplo: La agencia Despegar (www.despegar.com), anuncia y clasifica a su criterio propio los hoteles de su catálogo – sin que yo haya escuchado nunca ninguna queja de los hoteleros por este concepto. Visitamos este sitio el 31 de octubre 2017 y encontramos el siguiente ejemplo:

Tres hoteles de Acapulco para darnos un quemón:  HOTEL HOLIDAY IN ACAPULCO ISLA DORADA. Clasificación 3 Estrellas. Tarifa “gancho” $1,251.00 pesos. – HOTEL PARK ROYAL ACAPULCO. Clasificación 4 Estrellas. Tarifa “gancho” $2,884.00 pesos. – GRAND HOTEL ACAPULCO. Clasificación 5 Estrellas. Tarifa “gancho” $975.00 pesos. Nota: Las tarifas antes mencionadas NO INCLUYEN IMPUESTOS NI TASAS.  No sabemos que son estas “tasas” pues no es un término utilizado en nuestro lenguaje del turismo y, en cuanto a no publicar el precio final al consumidor, como lo exige la PROFECO es una falta sujeta de multa, sin que hasta la fecha sepamos que estas agencias virtuales hayan sido objeto de sanción administrativa por el motivo mencionado. Así que, estimado don Enrique, si de veras quiere clasificar hoteles, hágalo vía agencias virtuales…

Vale la pena, antes de terminar, hacer ver que un hotel clasificado como 5 Estrellas tiene una tarifa muy inferior a la de otro de 4 Estrellas, por lo que no creemos que el sitio sea una verdadera guía de compras para el posible interesado.  Lo mismo sucede con otros sitios web por lo que nos preguntamos:  Si los hoteleros no han sido objeto de control, ¿por qué se dejan en total libertinaje a las agencias virtuales que, de seguro sus ofertas de vuelos, autos y etc., etc. adolecen de los mismos defectos que su oferta hotelera?

ZAPA.-  Nos informó el Dr. Miguel Ángel Mancera por los medios acostumbrados que durante el fin de semana del 27 al 29 de octubre – correspondiente a la realización de la Carrera Fórmula 1, los hoteles (para seguir con el tema hotelero) de la Ciudad de México operaron muchos al 100% de ocupación y otros “hasta” el 85%, por lo que el evento es de gran importancia para el turismo del Distrito Federal.  El 28 de octubre recibimos una solicitud de servicios de hospedaje para esa misma fecha:  Dos habitaciones dobles, una noche, 28-29 oc t17. Todos los hoteles llamados (más de 20) tenían espacio…  Es decir, no operaron al 100%, puesto que, de haberlo hecho, hubieran negado la reservación. Decía mi tío abuelo Don Chóbeto: “Más pronto cae…”

fernando@betanzos.mx

Recomendado