¿Turismo Sostenible o Sustentable para el Desarrollo?


Por José García Frías 19 Junio, 2017

José García Frías

Ahora que está tan de moda el término de sosteniblidad en el sector turístico, sobre todo porque el año 2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, es importante analizar el concepto para entender de qué se trata, ya que en otros casos se usa el término sustentable, y surge la gran duda, ¿significan lo mismo sostenible y sustentable?

Cuando hablamos de sustentable su definición técnica la explica como aquello que puede sostenerse o sustentarse por sí mismo y con razones, pero cuando nos referimos a sostenible se describe como algo que es compatible con los recursos de que dispone una región o una sociedad, que puede auto-mantenerse gracias a que las condiciones económicas, sociales o ambientales lo permiten sin afectar los recursos, por lo que la comisión de medio ambiente de Naciones Unidas propone un crecimiento económico sostenible, que no agote los recursos naturales ni ponga en peligro la supervivencia del planeta.

Es decir, el desarrollo sostenible o sustentable se enfoca en cubrir las necesidades actuales, pero sin afectar la riqueza natural y el medio ambiente, y que al mismo tiempo permita garantizar que las generaciones futuras puedan cubrir las suyas.

En este caso, aplicados al sector turismo específicamente, ambos términos pueden considerarse sinónimos, tanto el desarrollo sostenible como el desarrollo sustentable y emplearse de manera indiferente, razón por la que algunas instituciones o empresas usan un término u el otro, ya que ambos son correctos.

Ya que establecimos que no hay diferencia en ambos conceptos y que se refieren a lo mismo, podemos definir a esta modalidad de turismo basado en sostenibilidad o sustetabilidad, como una industria comprometida en causar un bajo impacto sobre el medio ambiente y cultura local, al mismo tiempo que contribuye a generar ingresos y empleo para la población local, que puede mantenerse sin afectar a la generación actual o futura, intentando que sea perdurable en el tiempo sin afectar los recursos existentes en la actualidad.

Uso racional de los recursos

Uso racional de los recursos

Su importancia radica en que este tipo de turismo busca cuidar al máximo los recursos naturales, la belleza paisajística, el suministro de agua y su calidad, así como la biodiversidad en su conjunto, que permita además un desarrollo económico más justo para las comunidades, sobre todo en México donde el turismo juega un papel preponderante como generador de divisas y empleos, entre otros beneficios.

Hay que considerar que la misma naturaleza nos da la oportunidad de hacer un aprovechamiento de los recursos de forma sustentable o sostenible, por ejemplo, cuando se usa racionalmente la madera, para fabricación de muebles, papel o en la construcción, en los bosques y lugares específicos bajo los lineamientos y normatividad vigente, con condicionantes como la reforestación, sembrando un determinado número de árboles por tantos cortados, permite aprovechar la madera y paralelamente garantizar la permanencia de determinada especie y recurso para el futuro.

En términos generales, existen particularidades para crear un sistema sustentable o sostenible desde la perspectiva medioambientalista: los recursos renovables nunca deben gastarse a un ritmo mayor que el de su generación; los contaminantes no se pueden producir a un ritmo mayor que el proceso que se requiere para reciclarlos, neutralizarlos o para que se biodegraden; los recursos no renovables no deben aprovecharse a mayor velocidad para luego ser sustituidos por recursos renovables sustentables.

Debemos aprender a aprovechar con los recursos no renovables y cuidar también los renovables, la solución para el desarrollo sostenible se basa en las energías renovables, que nos ayudan a producir el recurso energético sin comprometer el medio ambiente para las generaciones futuras.

Por tanto, el año internacional tiene como objetivo sensibilizar, a los responsables de tomar decisiones y al público en general, con respecto a la contribución del turismo sostenible para el desarrollo, movilizando a la vez a todos los grupos de interés para que trabajen juntos para hacer del turismo un catalizador de cambio positivo.

En el contexto de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, cuyo alcance es universal, este año el turismo se debe fomentar un cambio en las políticas, las prácticas de empresa y el comportamiento de los consumidores para promover un sector turístico más sostenible, haciendo hincapié en el papel del turismo en los cinco ámbitos clave: 1) crecimiento económico inclusivo y sostenible, 2) inclusión social, empleo y reducción de la pobreza, 3) uso eficiente de los recursos, protección ambiental y cambio climático, 4) valores culturales, diversidad y patrimonio, y 5) comprensión mutua, paz y seguridad.

Al respecto es relevante citar parte de la visionaria declaración del Secretario General de la ONU, Banki-moon, durante el Día Mundial del Turismo, en 2015: “Con más de mil millones de turistas internacionales viajando por el mundo todos los años, el turismo se ha convertido en una poderosa fuerza transformadora que tiene una influencia decisiva en la vida de millones de personas. Las posibilidades del turismo de incidir en el desarrollo sostenible son considerables. Por ser uno de los principales sectores de generación de empleo en el mundo, el turismo ofrece importantes oportunidades de subsistencia, con lo que contribuye a aliviar la pobreza e impulsar el desarrollo inclusivo".

Recomendado