Delphinus, primera organización en México y en el mundo dedicada a la interacción con delfines en obtener la certificación “Conservación Humanitaria” de la American Humane Association


27 Julio, 2016
Dr. Fernando Delgado, director de operaciones y bienestar animal de Delphinus junto a la Dr. Robin Ganzert, presidenta de la American Humane Association durante el evento de lanzamiento de la iniciativa “Humane Conservation” en Washington, DC.

Dr. Fernando Delgado, director de operaciones y bienestar animal de Delphinus junto a la Dr. Robin Ganzert, presidenta de la American Humane Association durante el evento de lanzamiento de la iniciativa “Humane Conservation” en Washington, DC.

La organización mexicana Delphinus, operadora de seis hábitats para la interacción con delfines en México, es una de las primeras 4 instituciones en el mundo -y la primera en México- en obtener la certificación “Humane Conservation™” (Conservación Humanitaria, en español) de la American Humane Association, AHA, por el trato que brinda a sus animales a través del primer programa a nivel mundial que está dedicado exclusivamente a garantizar el bienestar y trato humanitario hacia los animales extraordinarios, en peligro de extinción o que están desapareciendo, que viven en zoológicos y acuarios de todo el mundo.

Con sólo el 2.3% de los zoológicos y acuarios de todo el mundo acreditados y ninguno de ellos certificado específicamente en materia de bienestar animal, existe la necesidad de que el público conozca aquellos que se destacan. Delphinus es una institución reconocida en México y el mundo por la calidad de sus servicios y su compromiso con la educación de los visitantes a través del contacto directo con los delfines bajo su cuidado, pero con la certificación “Humane Conservation” ahora se encuentra entre las primeras cuatro que pasaron la rigurosa auditoría de bienestar animal de un tercero a la American Humane Association, por lo que se hicieron acreedoras al sello de  “Humane Certified”.

Durante el evento realizado en el Foyer del Rayburn House Office Building en Capitol Hill, Washington, D.C., el biólogo de la vida silvestre y celebridad de la televisión Jeff Corwin apoyó el trabajo de la American Humane Association al certificar a las instituciones zoológicas, acuarios o centros de vida marina, ya que a través de su labor, especies como el águila calva o el cóndor de California pudieron salvarse de la extinción y recordó que él, al igual que muchos niños en los Estados Unidos y en el mundo, fue inspirado a estudiar la vida salvaje “fue gracias a que mi padre, un policía de Boston, consideraba que el lugar más seguro para dejar a su hijo mientras su madre estudiaba, era el zoológico Franklin Park donde yo, sin darme cuenta encontré la pasión por contar la vida silvestre.”

James F. Peddie, presidente del Comité de Asesoría Científica del programa  “Humane Conservation” de la AHA, señaló que a lo largo de su trayectoria profesional ha sido testigo del cambio en la opinión del público sobre el bienestar de los animales como las mascotas, los caballos, el ganado y otros animales de granja, pero un grupo de animales no había sido tomado en cuenta: los animales en zoológicos, acuarios, delfinarios y parques de conservación. “El programa ‘Humane Conservation’ es una plataforma basada en la ciencia para la evaluación del bienestar desde la perspectiva de los animales (…) es un programa desarrollado por una fuerza de talento internacional que incluyó científicos especializados en animales, profesionales de los zoológicos y acuarios, veterinarios, especialistas en comportamiento animal y de la ética (…) La piedra angular de este programa es comprobar y mejorar la calidad de vida de los animales, así como mostrarle al público que las instalaciones y el equipo humano que cuida a los animales ha sido evaluado por un tercero independiente (…) en una palabra, el programa busca decirle al público ‘este zoológico o acuario es excelente en el cuidado de sus animales’…”

Jeff Corwin dando su apoyo al programa “Humane Conservation” de la American Humane Association.

Jeff Corwin dando su apoyo al programa “Humane Conservation” de la American Humane Association.

Por su parte, Rodrigo Constandse, director general de Delphinus señala “nosotros siempre hemos trabajado para alcanzar los más altos estándares de bienestar animal en beneficio de los delfines a nuestro cuidado y para promover entre nuestros visitantes el respeto y consideración por la vida animal. Hoy más que nunca la sociedad requiere de transparencia y rendición de cuentas de las organizaciones en las que los animales son esenciales para educar y sensibilizar al público, ya sea en exhibiciones zoológicas o a través de la interacción directa, como es nuestro caso. Por ello, Delphinus participó de manera voluntaria en el programa “Humane Certified” de la American Humane Association, ya que su larga trayectoria promoviendo el trato humanitario a los animales en diversos campos de la sociedad les da la autoridad para evaluar de una manera profesional, científica y, por lo tanto, objetiva, las condiciones de bienestar de los animales en organizaciones como la nuestra; por lo que obtener dicha certificación nos permite comunicar al público que en Delphinus tenemos todo un sistema que asegura la calidad de vida de nuestros animales y que un tercer experto puede dar garantía de ello”.

En Contexto

Ante lo que los científicos han llamando una "Sexta Extinción" con especies que están despareciendo en un índice de 8-100 veces más alto de lo que se esperaba desde 1900, los zoológicos y acuarios están jugando un papel desproporcionado en la preservación de la red vital de la vida en la Tierra. Sirviendo como arcas de esperanza para los animales que se encuentran en peligro y como embajadores poderosos para la conservación, estas instituciones están atrayendo más visitantes cada año que los que atraen conjuntamente todos los eventos deportivos. Y a medida que las personas se vuelven cada vez más conscientes de, e invierten en el destino de las criaturas del mundo, más y más de esas personas están demandando de manera acertada que los millones de criaturas que viven en los zoológicos, acuarios y centros de conservación gocen de buen trato y bienestar.

James F. Peddie, presidente del Comité de Asesoría Científica de la American Humane Association

James F. Peddie, presidente del Comité de Asesoría Científica de la American Humane Association.

Con la finalidad de lograr esto, American Humane Association, que ha estado a la vanguardia de prácticamente todos los avances importantes en la protección de los animales durante los pasados 140 años, ha desarrollado el primer programa de certificación humanitaria de un tercero, independiente, científico y basado en evidencias, centrado exclusivamente en el bienestar de los animales que residen en estas instituciones. Los estándares exhaustivos del programa fueron creados por un Comité de Asesoría Científica independiente conformado por los nombres más respetados y significativos en lo que respecta al bienestar animal, la ética hacia los animales y la comunidad de la conservación, y cubriendo todo, desde la buena salud, hasta el buen alojamiento, la buena alimentación, la buena gestión, los comportamientos adecuados, incluyendo la presentación de conductas naturales en los niveles individuales y grupales, la ausencia de conductas anormales en los niveles individuales y grupales, las interacciones sociales entre animales y su capacidad de auto-independizarse, las interacciones positivas, saludables y humanitarias entre los animales y las personas que los manejan, fisiología, niveles de actividad, uso del espacio, enfermedades y mortalidad, cumplimiento de las reglamentaciones estatales y federales, termorregulación, necesidades de iluminación/oscuridad, asuntos de calidad ambiental, conocimiento y capacitación del personal, veterinario, procedimientos operacionales, procedimientos de cría de animales, enriquecimientos ambientales y opciones para los animales, medidas de seguridad, necesidades de nutrición, calidad de los alimentos, seguridad de los alimentos, calidad del aire, calidad del agua, niveles de sonido adecuados para la vida animal, consideración de patrones diurnos/estacionales, planes veterinarios/ de salud adecuados, planes para reconocer tendencias médicas adversas, planes para protocolos/gestión de tratamientos para situaciones médicas de emergencia (lesiones, escapes, etc.), capacitación para el personal que interactúa con los animales, uso de reforzamiento positivo en los programas de cría/entrenamiento de animales, transparencia y apertura de las operaciones diarias y el cuidado de los animales, y mucho más. Añadiendo al rigor del programa, la implementación de los estándares requeridos es verificada por auditores independientes.

"Creemos que todos los animales - los que tenemos en nuestras casas, los que están en nuestras granjas y ranchos, así como aquellos que son preservados y cuidados en nuestros zoológicos, acuarios y parques de conservación - tienen derecho a recibir un trato humanitario", comentó el Dr. Robin Ganzert, presidente y CEO de la American Humane Association. "Este nuevo programa de Conservación Humanitaria servirá para ayudar a garantizar el bienestar de millones de animales y ayudará al público a distinguir entre aquellas instituciones que están haciendo un buen trabajo y las que no lo hacen y que necesitan elevar la calidad de sus programas o bien cerrar sus puertas".

El papel vital que los zoológicos y acuarios juegan hoy en día, así como la necesidad de un programa que ayude a garantizar el bienestar de los animales a los que sirven , se describe en un nuevo y trascendental Libro Blanco que lleva por título “Arcas de Esperanza, Embajadores de los Animales: La posición fundamental de Zoológicos y Acuarios y los siguientes pasos para garantizar el bienestar de los animales al Cuidado Humano”, que fue publicado hoy por la American Humane Association durante el lanzamiento del nuevo programa de Conservación Humanitaria en Capitol Hill.

"El impacto y el vínculo que se forma entre las personas que miran y experimentan estar ante animales reales no tiene comparación, ayudando a crear una nueva generación de defensores de los animales, y otros que comprendan que nuestra interconexión única es mutuamente beneficiosa tanto para las personas como para los animales, así como para el mundo que compartimos", comentó la Dr. Ganzert. Tenemos la obligación moral de proteger a los imponentes animales y los zoológicos y acuarios son embajadores vitales en dicho esfuerzo. Las personas no protegerán lo que no aman. Y no pueden amar aquello que no conocen". Este nuevo programa de Conservación Humanitaria ayudará a garantizar no sólo que los animales en los zoológicos y acuarios del mundo reciban un buen cuidado, sino que las nuevas generaciones de amantes de los animales tengan la cultura y dedicación para la preservación de muchas criaturas extraordinarias con las que compartimos la Tierra".
Acerca de la American Humane Association.

La American Humane Association es la primera organización humanitaria a nivel nacional en el país, y la única que se dedica a proteger tanto a los niños como a los animales. Con un ámbito y un alcance sin precedentes, la organización toca positivamente a más de 42.000 vidas cada minuto a través de servicios efectivos de afirmación de la vida y salvamento, así como la divulgación pública - más que cualquier otra organización en su campo. Desde 1877, la American Humane Association ha estado a la vanguardia de prácticamente todos los grandes adelantos en la protección de nuestros más vulnerables de la crueldad, el abuso y la negligencia. Hoy en día está dirigiendo el camino en el entendimiento del vínculo humano-animal y su papel en la terapia, la medicina y la sociedad. La American Humane Association llega a millones de personas cada día a través de la investigación innovadora, la educación, la capacitación y los servicios que abarcan una amplia red de organizaciones, organismos y empresas. Usted también puede ayudar a hacer la diferencia. Visite hoy la American Humane Association en www.americanhumane.org. 

Acerca de Delphinus

Delphinus es una organización que fue fundada en Quintana Roo, México en 1990. Actualmente opera seis hábitats de interacción marina en Quintana Roo: Delphinus Xcaret, Delphinus Riviera Maya, Delphinus Xel-Há, el Acuario Interactivo de Cancún, Delphinus Punta Cancún y Delphinus Puerto Morelos. Es la primera organización dedicada a promover la educación y el respeto hacia los mamíferos marinos mediante la interacción con delfines en México y la primera en ser reconocida, por 12 años consecutivos, como una Empresa Socialmente Responsable de acuerdo con la metodología del Centro Mexicano para la Filantropía, CEMEFI. Sus procesos en lo que respecta al comportamiento y la gestión de los animales, así como sus estándares en el cuidado veterinario, están certificados por la Alianza de Parques y Acuarios de Mamíferos Marinos, AMMPA, y por la Asociación Internacional de Entrenadores de Mamíferos Marinos, IMATA. Delphinus colabora en programas de intercambio académico y en la investigación con la UNAM, CINVESTAV, CONACyT, UABCS, Universidad de Barcelona, University of Cambridge, y The City University of New York. Es miembro fundador de la Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y la Protección de los Mamíferos marinos, AMHMAR, y es miembro de la Asociación Internacional de Parques de Atracciones y Acuarios, IAAPA, y de la Asociación de Zoológicos y Acuarios de la República Mexicana, AZCARM. En el 2015 Delphinus recibió a más de 319,000 personas, y proporciona un promedio de 490 empleos directos. Cada año contribuye con más de 95 millones de pesos en impuestos municipales, estatales y federales. Delphinus es un campeón en el programa de reproducción de delfines, ya que el 63 por ciento de su población ha nacido en las instalaciones desde 1992, incluyendo el primer delfín que nació y sobrevivió al cuidado de humanos en México. En el 2009 Delphinus estableció un Récord Guinness Mundial por tener el mayor número de delfines nacidos bajo el cuidado de humanos en un lugar durante un año. El éxito en los programas de reproducción de Delphinus demuestra las condiciones de bienestar que se brindan a la población de delfines a su cuidado.

Recomendado