El Turismo LGBT Crece al Año 10.4% más del Doble del Convencional


Por José García Frías 23 Junio, 2017
Cámara de Comercio y Turismo LGBT

Ante la próxima celebración de la Marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero (LGBT) edición 2017 en la CDMX el próximo 24 de junio, mediante un desfile tipo carnaval que inicia en el Ángel de la Independencia y concluye en el Zócalo capitalino, hay que destacar que, independiente de su impacto político y social, genera grandes flujos turísticos, lo que nos hace reflexionar con respecto a lo que representa este segmento para el mercado nacional, que de acuerdo a cifras de la SECTUR mueve 10% del volumen de visitantes internacionales al año y México recibe 2.9 millones de turistas de este grupo.

Por supuesto que México debe tomar en serio y con respeto a este segmento, más allá de adquirir una actitud homofóbica, dado que cerca de 50% de los prestadores de servicios turísticos no están interesados en atender a los viajeros gay en México, de acuerdo a la opinión de Mariano Osores, Presidente de la Cámara de Comercio y Turismo LGBT, estimando que representa un mercado potencial de 180 millones de personas con un gasto anual en el sector turístico de 200 mil millones de dólares a nivel mundial.

Las cifras de mercado deben considerarse como una de las razones más poderosas para potenciar el crecimiento turístico nacional a través de los diversos segmentos, por lo que hay que apostar por este nicho que cada vez se posiciona con solidez y con un alto poder adquisitivo, que muestra un crecimiento anual de 10.4%, muy superior, más del doble, del incremento que registra el turismo convencional del orden de 4.7%.

Turismo LGBT

Es claro que México ha tenido grandes avances en materia de políticas publicas en cuestión de respeto a la diversidad e inclusive el reconocimiento de las uniones gay, aunque desafortunadamente esta apertura no ha tenido coherencia en el sector turístico, donde no se ha visto reflejada en su totalidad, y en este sentido comentó el presidente de la cámara que la mitad de los prestadores de servicios en el país no tienen certificación ni un plan integral para atenderlo.

Pero justo es reconocer que una parte del sector si está realizando algunas acciones para atender al turismo gay, aprovechando las ventajas de un creciente grupo, diversificando su oferta con la incorporación de nuevos mercados, inclusive durante la realización del pasado Tianguis Turístico se anunció la creación de la Confederación de Comercio y Turismo LGBT, que tendrá su sede en Cancún, por cierto el destino ubicado en el lugar número cuatro de la preferencia de esta comunidad en Latinoamérica, alcanzando el 10% de sus turistas, de acuerdo a información de la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC).

En este mismo sentido, la SECTUR ha anunciado que fortalecerá la oferta turística del país mediante viajes de familiarización, promoción, difusión y comercialización dirigida a potenciar el también llamado Gay Friendly en destinos clave, así como programas de capacitación y sensibilización a prestadores de servicios turísticos, en coordinación con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED).

Otros datos relevantes que ofrece la Cámara de Comercio y Turismo LGBT indican que en  México se estima una población de 8.5 millones habitantes de esta comunidad, y en cuanto a sus hábitos, actitudes y comportamientos está enfocado en un turismo de alto poder adquisitivo, que incluye hoteles boutique y restaurantes, con una estancia promedio de cuatro noches, sólo en temporadas bajas, y representa 15% del total de la industria turística.

Indica también que Cancún, la CDMX, Puerto Vallarta, Guadalajara, Cuernavaca, Oaxaca y Veracruz son los destinos nacionales preferidos por el nicho, que además se clasifican como Gay Friendly, y en cuanto a viajes cortos, de negocios o de fin de semana son dos veces más frecuentes que los del turismo convencional.

El gasto promedio de un turista LGBT en México se ubica alrededor de 765 dólares, 60% por encima de los 483 dólares que registró el Banco de México para los viajeros internacionales en el país durante 2015.

Actualmente, la certificación para servir al turismo gay ha avanzado en nueve destinos del país: CDMX, Cancún, Veracruz, Oaxaca, Acapulco, Ixtapa, Cuernavaca, Guadalajara y Puerto Vallarta.

En el mundo hay organizaciones como la International Gay & Lesbian Travel Association (IGLTA), una de las más importantes, que se dedican a promover el turismo gay, que considera a Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Israel, los Países Bajos y el Reino Unido, con destinos Gay Friendly más solcitados con una amplia oferta de cruceros, hoteles, spas, bares y playas.

A partir de esta reflexión, la pregunta es: ¿La industria turística nacional dejará de ampliar sus mercados y brindar servicios de calidad en un marco de respeto a los derechos humanos y a la diversidad, a una comunidad, que de acuerdo a cálculos de la Cámara, en México hay una población LGBT de 8.5 millones de personas con un poder de compra de 65 mil millones de dólares anuales y de ese monto 10% lo destinan a turismo, por simples prejuicios?

Recomendado