El Nuevo Aeropuerto Internacional, y sus efectos sobre el turismo en la ciudad de México

 


 

Carlos Mackinlay durante la presentación del estudio “El nuevo Aeropuerto Internacional y sus efectos sobre el Turismo en la Ciudad de México”.

Presento el Lic. Carlos Mackinlay, quien fuera funcionario de la Secretaría de Turismo a lo largo de los años 2000 a 2012, el estudio “El nuevo Aeropuerto Internacional y sus efectos sobre el Turismo en la Ciudad de México”.

 

14 Abril, 2016

Debido a que la construcción del nuevo aeropuerto se acompañará por la de nuevos hoteles, restaurantes y recintos reuniones de negocios, congresos, convenciones, ferias y exposiciones, se estima que en el corto plazo, al menos una tercera parte de la actividad turística se contraerá. En un escenario moderado, se perderían 22 mil millones de pesos anuales de derrama económica, así como una cantidad de 178,500 empleos directos e indirectos.

 

A ello se suma que, para que exista el “Nuevo Aeropuerto”, el actual deberá cerrar sus puertas: al hacerlo se perderán otros 43 mil empleos directos y un aproximado de 250 mil empleos indirectos, que el sector turístico no podrá absorber.

 

Reconociendo la saturación existente del aeropuerto citadino, en las conclusiones del estudio se propone que el actual aeropuerto (que produce el 2.8% del PIB de la ciudad) se “descongestione” y que se abra otro, de carácter regional, y que no implique el cierre del actual. En el estudio se citan los casos de Londres, con 5 aeropuertos, Nueva York con 3 y numerosas otras ciudades que utilizan dos aeropuertos que se combinan y complementan adecuadamente. 

 

César Cravioto, coordinador de la fracción parlamentaria de MORENA, solicitó al gobierno federal que frene el desarrollo del proyecto NAICM y oriente parte de los recursos hacia la construcción de un aeropuerto alterno que la Ciudad de México requiere. Lo anterior, para propiciar un verdadero desarrollo regional en área metropolitana. La Diputada María Eugenia Lozano destacó que otra lamentable situación para la Ciudad de México derivada de la construcción del Nuevo Aeropuerto tiene que ver con la pérdida de soberanía de la Ciudad de México y el traslado del poder político y económico de la capital hacia otra zona, en la que en pocos años habrá una descomunal concentración de recursos humanos y económicos.

 

El Diputado David Cervantes destacó que la construcción del Nuevo Aeropuerto terminará por liquidar el último espacio ambiental del Lago de Texcoco: además, señaló que esa zona es la que permite que la Ciudad de México no se inunde en épocas de lluvia.

 

Presente igualmente en esta reunión, el Dip. Alfonso Suárez del Real exhortó al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Dr. Miguel Ángel Mancera, que defienda a ultranza el actual Aeropuerto y sus miles de empleos directos e indirectos, toda vez que la actual situación de crisis económica imposibilitará que éstos puedan recuperarse en beneficio de la Ciudad de México.

 

A la presentación de este estudio asistieron una docena de presidentes de las asociaciones turísticas nacionales y de la Ciudad de México, así como una gran cantidad de prestadores de servicios turísticos, que tuvieron la oportunidad de presentar sus comentarios sobre un tema que les atañe directamente.

 

 

Home - CDMX