Jerusalén, cosmopolita babel de piedra blanca


Por Fedra Villagrán
Jerusalén

Por increíble que parezca, Jerusalén es la sede religiosa más importante para los cristianos, judíos y musulmanes. Hoy, su historia y belleza le dan una nueva cara al mundo.

Jerusalén es la capital de Israel, un destino místico en el que convergen diferentes culturas y filosofías de vida. Es una hermosa babel de piedra blanca que  nos lleva de viaje por su historia, una historia que ha trascendido el tiempo y el espacio. Cuenta con tres mil años de antigüedad, importantes hechos se han desarrollado en ella desde tiempos inmemoriales, y por increíble que parezca es la sede religiosa más importante para los cristianos, judíos y musulmanes.

Tierra Santa

En esta ciudad cada construcción nos habla de significativos  acontecimientos de la historia, Jerusalén, por ejemplo, es la antigua Salem, la tierra del Rey de las Doce Tribus de Israel, el rey  David, quien reinó en el año 1010 a.C. al 970 a.C. Llegó a Salem con su ejército y tomó la ciudad venciendo a Jebús, luego tomó la Fortaleza de Sión y se instaló en ella mandando a construir una gran muralla.

Calles de Jerusalén

Calles de Jerusalén

También para los cristianos y católicos ésta es La Tierra Santa, donde Jesús fue crucificado. Actualmente es posible visitar diferentes lugares donde él estuvo, como la Vía Dolorosa, donde cargó su cruz por 14 estaciones y sufrió sus tres caídas, cada una de ellas está marcada de manera emblemática. A la fecha, la Vía Dolorosa está bordeada por mercaderes que ofrecen todo tipo de objetos como alfombras, lámparas, cojines, souvenirs, incienso, ropa, joyería, dulces típicos de la región y mucho más. Es muy recomendable hacer las compras de viaje en comercios judíos.

El Santo Sepulcro

Para tener acceso al Santo Sepulcro hay que pasar primero por el convento de la iglesia etíope. Ahí habita un grupo cristiano con tradiciones orientales, quienes afirman que sus ancestros son el rey Salomón y la reina de Saba, porque ella era morena.

Son gente muy religiosa y pacífica. Su vida cotidiana la viven en cuartos sin agua corriente y su alimentación es básicamente arroz y agua, viven en el sacrificio y su misión es rezar por la paz y el perdón de cada alma de la humanidad.

La humilde capilla resguarda el Santo Sepulcro y es del tiempo de los cruzados.

Territorio de griegos y romanos

Siguiendo el recorrido histórico de Tierra Santa, ésta fue habitada por griegos, otomanos, egipcios y romanos. Su historia se remonta a la época de las Cruzadas y los mamelucos. Es donde el  rey David fundó su reino y el profeta Mahoma ascendió al Paraíso, en ese preciso lugar está enclavada la mezquita cuyo acceso es limitado a los turcos, justo dos metros arriba de la parte trasera del Muro de los Lamentos. Cabe señalar que éste fue abierto al público en 1967, ahí los hombres y mujeres están separados en su meditación y para no distraer al género masculino, ellas van con faldas largas hasta los tobillos; los hombres llevan un pañuelo en la cabeza denominado talit el cual tiene  su nombre y lo portan de por vida  hasta su funeral.

El Santo Sepulcro

El Santo Sepulcro

Mamilla Hotel

La mejor opción de hospedaje en la capital de Israel es, sin duda,  Mamilla Hotel, sofisticado y elegante establecimiento que abrió sus puertas en el año 2009, siendo el primer inmueble de turismo Premium en la hotelería de Jerusalén. Está situado en el centro de la localidad con vista a la Ciudad Antigua,  la torre del rey David y Jaffa.

En 2010 lideró la hot list de UK Condé Nast Traveler, por la alta calidad en su servicio personalizado, así como por sus espectaculares instalaciones. Ese mismo año fue añadido a la lista de Design Hotels, por su arquitectura y diseño de clase mundial que permite al huésped y visitante tener una inolvidable experiencia holística durante su estadía. Sus arquitectos Piero Lissoni y Moshe Safdie jugaron con la las texturas, colores, la luz y la sofisticación, creando espacios únicos con belleza y confort.

Este maravilloso inmueble posee 194 lujosas habitaciones incluidas las suites. Cada una de ellas tiene un ambiente único y especial debido a la elegancia de su diseño, tanto en la habitación como en el baño, además de estar equipadas con la más alta tecnología.

Respecto a los alimentos, Mamilla Hotel cuenta con restaurantes que ofrecen suculentos desayunos, comidas y cenas. También áreas de entretenimiento como jardines, piscina con asoleadero y el Spa Akasha que brinda diferentes opciones holísticas, cada una en armonía con los cuatro elementos fundamentales: agua, fuego, aire y tierra. 

Shawarma

Shawarma

En relación al turismo de negocios el hotel ofrece salones y salas de juntas con tecnología de punta para efectuar  sesiones de negocios, brindando también todo lo necesario para  la realización de banquetes.

Variaciones gastronómicas

La comunidad judía y en sí los habitantes de Jerusalén son gente cálida, hospitalaria y  amable, dispuestos a guiar al turista. También son excelentes gourmets pues todo lo que aquí se come es delicioso y abundante, basta con visitar algún restaurante para darse cuenta de ello y deleitar el paladar con creaciones culinarias sorprendentes a base de hierbas y especias aromáticas como hierbabuena, currys de diferentes clases, amarillo o rojo, cortes de carnes diversas, mariscos y pescados blancos,  salmones, una amplia variedad de ensaladas, quesos de gran variedad, los cuales pueden ir aderezados con salmón, aceitunas o ajonjolí, por ejemplo, hasta exquisitos postres. Cada comida puede ir acompañada de vinos de la región, los cuales, suelen ser excelentes.

Entre las comidas más populares se puede mencionar el shawarma que es básicamente, láminas de carne sazonadas que pueden tener variación de  cordero o pollo. El pan pita es cortado por en medio y se rellena con la carne, está montado a semejanza de los tacos al pastor mexicanos en un asador vertical, donde la carne va girando y se va cocinando. Este platillo se puede degustar en todo Israel, generalmente en lugares sencillos, yo lo probé en Haiffa y Jerusalén. El shawarma se puede aderezar con diferentes salsas picantes o con curry y  llevar  guarniciones como cebolla. Sin duda, el antojo y apetito quedarán satisfechos por ser rico y rebosante. También existe su versión con faláfel, es decir, con bolitas de masa de garbanzo fritas.

El Santo Sepulcro

Hay que citar que el elemento esencial para los comensales es el pan pita que sirve para acompañar  todas las creaciones culinarias. Es ideal para el hummus que es un puré  de garbanzo y puede ir acompañado de pepinos, pimientos y cebolla o bien el labneh que es un cremoso  lácteo de oveja o vaca, éste muchas veces puede ser condimentado con especias o bien acompañado por salmón.

Delicias de mar y carnes

Los pescados y mariscos también tienen un papel elemental en la gastronomía israelí. El salmón y los pescados blancos de la región son muy apreciados. También los langostinos y calamares  están presentes en la mesa y pueden ser disfrutados en diferentes combinaciones, ya sea cocinados al horno, cocidos y aderezados o fritos. Generalmente estos platillos son bañados con aceite de olivo y acompañados con jitomate, ajo y especias como pimienta o hierbas finas como tomillo, se sirven con ensaladas frescas.

Los cortes de carne de cordero, pollo, ternera son generosos en sabor y textura y están presentes en los restaurantes de la cocina gourmet. Algunos restaurantes de este tipo son el Chakra, de atmósfera contemporánea o bien el Roof Top en la terraza del Mamilla Hotel, cuya ambientación en minimalista y de vanguardia, ambos ideales para una cena en compañía de amigos.

Y si de street food se trata,  la visita obligada es a Shuk que es el Stroll Mahane Yehuda Market, el mercado de Jerusalén donde es posible disfrutar de los colores y aromas de las frutas y especias regionales, así como de la comida que ahí se prepara. También se vende ropa, plantas, llaveros, dulces y mucho más. Vive la experiencia de regatear por alguna de ellas y observa a la gente pasar con diferentes atuendos y actitudes que van más allá de nuestra cotidianidad.

Restaurante Roof Top

Restaurante Roof Top

Vida nocturna

La vida nocturna de esta cosmopolita urbe es más segura que en ningún otro lado del mundo y comienza ya avanzada la noche. Aquí es común las cenas tardías y a ver los grupos de jóvenes caminando en el Centro Comercial Mamilla o bien reunidos en bares y restaurantes.

La ciudad juega con sus construcciones antiguas y vanguardistas como el Mamilla Mall, un centro de lujo que a cualquier hora del día es visitado por propios y turistas, dentro de una atmósfera muy singular, ya que hay boutiques exclusivas, galerías de arte, exposición de esculturas, cafés que ofrecen en sus vitrinas suculentas tentaciones dulces, así como restaurantes y  bares para pasar un rato agradable.

Dentro del Mamilla Hotel se encuentra uno de los bares más modernos y visitados de la ciudad el Mirror Bar, el cual posee un ambiente futurista y sofisticado que encanta los sentidos. Es el lugar ideal para  la diversión y saborear un buen trago, la música está a cargo del DJ  de la casa con la más moderna selección.

Jerusalén es verdaderamente una ciudad cosmopolita, bella y rica en historia, gastronomía, con gran entretenimiento y el enorme valor de la calidez de sus habitantes. Todo ello le da una nueva cara al mundo.

Recomendado