Las mejores bahías bioluminiscentes del mundo están en Puerto Rico


Bahías Bioluminiscentes

En la Isla del Encanto solo tienes que esperar a que se ponga el sol para ver lo que quizás sea uno de los fenómenos naturales más increíbles: las bahías bioluminiscentes.

Una bahía bioluminiscente es el resultado de un delicado ecosistema que florece cuando pequeños microorganismos llamados dinoflagelos se desarrollan en hábitats protegidas, que al menor movimiento sobre las aguas, como el agitar la mano, mecer un bote o mover un remo liberan energía en forma de luz haciendo que todo se ilumine y brille en la oscuridad de la noche.

En el mundo solo hay unas cuantas bahías bioluminiscentes y Puerto Rico tiene tres de las más importantes. Estos sitios puedes disfrutarlas en el día para realizar actividades de playa para toda la familia como buceo, paseos en lancha, etc. Aunque las bahías se pueden disfrutar mejor cuando no hay ninguna fuente de luz que disminuya su bioluminiscencia. Así que cuando vayas, evita ir bajo la luna llena para sacarle el máximo provecho a esta experiencia inolvidable.

Bahías bioluminiscentes, Puerto Rico

Bahía Mosquito, Vieques

Bahía Mosquito se encuentra ubicada en la isla de Vieques, es la bahía bioluminiscente más brillante en la tierra según el libro de Récord Guinness. Lo que hace especial a esta bahía es el número de microorganismos que hay por cada metro cubico de agua. Este lugar no tiene paralelo en ninguna parte del mundo. No se permiten botes de motor en la bahía de Vieques, pero eso no significa que tengas que sólo utilizar kayak, existe la opción de utilizar el bote eléctrico que lleva a los visitantes.

Laguna Grande, Fajardo

Localizada en la costa noreste de Puerto Rico, esta laguna es visitada por excursiones especializadas en experiencias de aventura que involucran en mayor parte a la naturaleza, las cuales te adentran como primer parada en los manglares para finalizar en las aguas bioluminiscentes.

Bahías bioluminiscentes

La Parguera, Lajas

Fue la primera bahía bioluminiscente descubierta en Puerto Rico, actualmente forma parte de una reserva natural. En kayak, bote pequeño o hasta en un bote grande con fondo de cristal puedes llegar a la Parguera, esta es la única bahía que permite entrar en transportes que ocupen diésel.

Recomendado

Más de Puerto Rico