Home - Estilos

La mayor piscina del mundo

Una fantasía hecha realidad

 


 

Mayor piscina del mundo

Sobre la costa del Océano Pacífico, a 130 kilometros de Santiago de Chile, se yergue  Alfonso del Mar, playa de arena fina, restaurantes, salas de cine y discotecas. Este complejo turístico creado en 2007 podría parecerse a cualquier otro balneario… salvo porque rodea a la piscina más grande del mundo.

 

Con 1 kilómetro de largo, 2.5 millones de litros de agua y una superficie de 8 hectáreas, el gigantismo de la piscina de San Alfonso del Mar no tiene equivalente sobre la Tierra. Estas dimensiones excepcionales la han hecho ingresar en el libro Guinness de los Records, en 2007.

 

Bañarse en una piscina no tiene nada de original. Poder navegar en ella, ya es otra cosa. Gracias a sus dimensiones fuera de lo común, la piscina de San Alfonso del Mar permite a los veraneantes practicar actividades náuticas como velero, canoa o windsurf, sin enfrentarse con las olas y la espuma del Pacífico.

 

Acuario

Acuario

Para construir esta piscina se requirió una inversión de 3.5 millones de dólares, según información de su constructor Crystal Lagoons. Un costo que no parece elevado teniendo en cuenta el gigantismo de la obra. En cuanto al mantenimiento, Crystal Lagoons se limita a decir que su costo no supera la cuarta parte de la suma necesaria para el mantenimiento de una cancha de golf.

 

Mayor piscina del mundo

Situada al borde del mar, esta piscina está llena de agua que proviene directamente del Océano Pacífico. Por consiguiente, es una piscina de agua salada,pero clara y limpia gracias a un procedimiento único en el mundo de saturación de oxígeno, llamado oxigenación a presión, que no solamente permite purificar enormes masas de agua sino que además, utiliza 100 veces menos productos químicos que los procesos tradicionales.

 

La proeza técnica de los diseñadores de esta piscina, que tiene una profundidad de 3 metros, reside en la claridad del agua salada. De un azul turquesa digno de los más bellos lagos tropicales, el agua de esta piscina permite a quienes bucean en ella, una visibilidad de 35 metros.

 

Alberca techada al centro de la piscina

Alberca techada al centro de la piscina

Si los turistas sienten la necesidad de bañarse en un mar artificial, es porque el vecino Océano Pacífico no es particularmente atractivo. El agua frecuentemente es fría, las riberas son rocosas, por lo que resulta difícil practicar deportes náuticos con serenidad. Debe tenerse en cuenta que la situación de Chile como país del Sur y la cercanía de la corriente de Humboldt que viene de la Antártida, hacen muy fría el agua del mar, incomodando fuertemente  a los bañistas.

 

El iniciador de este proyecto faraónico se llama Fernando Fischmann. En 1997, este bioquímico chileno, convertido en promotor inmobiliario en el nivel de altos ingresos, decide instalar un complejo inmobiliario alrededor de una piscina gigante sobre la costa. Las técnicas tradicionales eran demasiado onerosas y por ello se lanzó a concebir una tecnología original adaptada al gran volumen, y así creó Crystal Lagoons Corporation.

 

El lugar escogido, San Alonso del Mar, cerca de Algarrobo, en la costa central de Chile, resultó ser el ideal.

 

Vista aérea de la piscina

Vista aérea

Comenzando en 1997, la aventura de Crystal Lagoons Corporation tardó casi 10 años antes de concretarse sobre el suelo chileno. La puesta a punto del procedimiento técnico de limpieza del agua y luego la construcción de la piscina y de las infraestructuras inmobiliarias permitieron a los primeros turistas desembarcar en San Alfonso del Mar en el año 2006; pero la obra no estaba terminada. El último toque de pintura tuvo lugar apenas en 2009.

 

Alrededor de la piscina, el complejo está compuesto en total por una decena de inmuebles. No hay ningún hotel, solamente departamentos que son vendidos o alquilados.. Hasta el momento, 800 alojamientos ya tienen dueño y otros 140 en proceso de construcción están en venta. A la postre, el promotor, la sociedad El Plomo, que pertenece también a Fernando Fischmann, considera que habrá comercializado 1,300 apartamentos en el lugar.

 

Al borde de la piscina, los departamentos se ganan con una vista impresionante del Océano Pacífico. Los compradores han debido pagar precios muy altos para adquirir estos departamentos: el promotor los vende a razón de 2,000 dólares el m².

 

Para el complejo turístico de San Alfonso del Mar, Fernando Fischmann no ha dejado nada al azar. El creador de la piscina gigante y promotor de los inmuebles, juega también el papel de administrador de las actividades de los residentes. Restaurantes, discotecas y talasoterapias, todo es gerenciado por la sociedad El Plomo, de la cual es Presidente y Director General.

 

Área para asolearse

Área para asolearse

El conjunto de San Alfonso del Mar incluye al mayor Acuario del país. Detrás de 25 metros de vidrio, 42 especies de la fauna marítima chilena viven y se desenvuelven en un agua clara y transparente, idéntica a la de la piscina.

 

La sociedad de Fernando Fischmann desborda en ideas para instalar otros complejos sobre las costas chilenas. En La Serena, en Maitencillo, pero también un segundo proyecto en el mismo Algarrobo, deben surgir de la tierra próximamente. El complejo de la Bahía Tricao, contará con dos grandes lagunas de 7 y 12.5 hectáreas , así como una cancha de golf de 36 hoyos. En total, son 9 los proyectos que se están estudiando en Chile.

 

Crystal Lagoons ambiciona sobrepasar largamente las fronteras chilenas en su desarrollo. Y es en Panamá que será construida la segunda más grande piscina del mundo, con una superficie de 7 hectáreas. En Coronado, el proyecto Playa Blanca Resorts contará con un hotel de 5 estrellas y costará en total 700 millones de dólares.

 

Disfrutando de la piscina

Disfrutando de la piscina

Se comenta que Fischmann se ha asociado con el Grupo Musiris para construir un complejo también en el Perú, en la playa denominada Asia, cerca de Lima.

 

En Carilo, región de Buenos Aires, la piscina girante será por primera vez adosada al Océano Atlántico. Pero, en joint-venture o en franquicia, Crystal Lagoons pretende extender su concepto bastante más lejos que América del Sur, alcanzando España pero también el Medio Oriente.

 

En los próximos años, es en la Costa de Dubai donde deberán concretarse las próximas realizaciones de Crystal Lagoons. La sociedad ha abierto ya oficinas regionales en la zona. Hoy en día varios proyectos están en discusión con diversos promotores inmobiliarios de la región. Pero nada ha sido firmado todavía y los estudios permanecen confidenciales. De cualquier forma, no deja de asombrar este proyecto que impulsa al turismo en Chile, que recientemente ha sufrido con el terremoto que asoló a Santiago, y que seguramente saldrá adelante, siendo el turismo una de las industrias que impulsan el desarrollo.

 

 

Home - Estilos