Home - Destinos - Veracruz

El Carnaval de Veracruz, el más alegre de México

Segundo en Latinoamérica

 


 

Carnaval de Veracruz

Zócalo del Puerto de Veracruz

El Carnaval de Veracruz, considerado el más “alegre” y “bullanguero” de los carnavales que se llevan a cabo en México y el segundo en importancia en Latinoamérica después del de Río de Janeiro (Brasil), llega al Puerto con un derroche de alegría y diversión sin límite para el pueblo jarocho y sus visitantes.

 

El Carnaval de Veracruz ha pasado de ser una gran fiesta local a trascender fronteras y convertirse en el más famoso y reconocido del país, por su organización y eventos que giran alrededor de este, pero sobre todo por la conocida algarabía de los veracruzanos.

 

Durante una semana, el puerto jaracho se viste de gala para recibir a miles de personas (en su mayoría procedentes del Distrito Federal, Puebla, Oaxaca, Tlaxcala y diversos rincones del propio estado) que se dan cita en este lugar para disfrutar del paso de vistosas carrozas, cadenciosos bailes, originales máscaras, disfraces, y contagiarse del ritmo de las comparsas, donde las veracruzanas lucen su anatomía sin dejar mucho a la imaginación.

 

A lo largo de 3.8 kilómetros, sobre el Boulevard Manuel Ávila Camacho, propios y extraños ven el paso del Desfile, ya sea por la mañana o por la noche, gracias a que se disponen diferentes recorridos, a fin de que nadie se quede sin ver a los reyes del Carnaval -Mago I y Kilate I- y sus comparsas, los cuales son coronados en el Zócalo, con la participación de reconocidos elencos artísticos.

 

Carnaval de Veracruz 01

Desfiles

En la parte musical el Carnaval cuenta con la presencia de personalidades del medio artístico, durante la coronación de Mago I, que se lleva a cabo en el Zócalo del puerto.

 

Trajes típicos

Atuendos

¡El Carnaval ha comenzado!

La celebración inicia con los conteos finales para saber quiénes han sido electos Reina del Carnaval, Rey de la Alegría y Reyes Infantiles, y continúa días después con “La Quema del Mal Humor”, el cual es encarnado por un actor que personifica a alguna figura pública aborrecida, lo cual se acompaña de juegos pirotécnicos que iluminan el cielo de luces multicolores para encender los ánimos de la concurrencia que grita jubilosamente al unísono: “!El carnaval ha comenzado!”.

 

Desfiles del carnaval 02

Desfiles

El primer gran Desfile se lleva a cabo el sábado por la noche y tiene una duración aproximada de 6 horas, durante las cuales las calles se inundan con gente de cualquier condición económica o social, porque es una fiesta hecha por todos y para todos. Otros desfiles se llevan a cabo domingo, lunes y martes, para dar paso al entierro de Juan Carnaval, el miércoles.

 

Adicionalmente a los bailes y desfiles se realizan actividades artísticas, culturales y deportivas.

 

En el Carnaval participan grupos folklóricos y musicales, cantantes, bandas que se dan cita en el zócalo de la ciudad o cualquier otro sitio donde haya gente deseosa de diversión.

 

Reyes del Carnaval

Reina del carnaval

La historia carnestolenda

Los orígenes del Carnaval de Veracruz datan de 1866, cuando México soportaba la imposición del gobierno de Maximiliano, pero los jarochos, con su espíritu alegre, solicitaron a las autoridades correspondientes el permiso para celebrar la “Fiesta de las máscaras”, que no era otra cosa que bailes de disfraces realizados en los principales centros sociales de la época, como la Aduana Quemada, el teatro y algunos salones.

 

Colores del carnaval

Colores del carnaval

Ya con la autorización, se formuló por primera ocasión un reglamento que rigiera los festejos. Los primeros veracruzanos que solicitaron boletos y formaron una comparsa de disfraces, fueron Luis Mier y Terán y Adrián Troncoso, entre otros, quienes anotaron a damas y caballeros de la mejor sociedad, mientras que Camilo Valdés apunto a un grupo denominado “Los Cañeros”.

 

Fue así como rumbearon por las calles los primeros tumbadores callejeros que cantaban y se dedicaban a jugar la careta con sus disfraces, pues aunque los festejos eran sólo en salones, aprovechaban para desfilar por las principales avenidas.

 

Carros alegóricos

Carros Alegóricos

Es ahí donde nace la tradición de los ahora famosos desfiles del Carnaval veracruzano. La tradición carnavalesca transcurre de igual forma hasta 1925, año en que se nombra al primer Comité Directivo, conformado por personas de la alta sociedad jarocha.

 

Se instituye la figura de Reina de Carnaval, que es una de las jóvenes seleccionada de entre varias contrincantes que compiten cada año para encabezar la fiesta más importante del puerto y del estado, misma que ya ha rebasado las fronteras del país.

 

La primera reina del Carnaval, Lucha Reygada, hizo el primer paseo en el mar, acompañada por el comité, sus princesas, damas de honor, banda de música y marinos, que la escoltaban en un suntuoso desfile acuático lleno de colorido.

 

Este “ritual” era seguido por los desfiles de carros alegóricos a través de las principales calles jarochas.

 

Portales de Veracruz

Portales de Veracruz

Un año más tarde, nace la figura del Rey Feo, hoy conocido como el Rey de la Alegría, siendo el primero en portar la corona Carlos Puig “Papaito I”, al vestirse de Dante Alighieri.

 

También iba acompañado de su corte real, alegre y cumbachera, que contrastaba con la suntuosidad y refinamiento de la corte de la Reina, aunque fue en 1929 cuando la figura recobró importancia con la elección de “Tiburón I” al trono.

 

Calles del Puerto

Calles del Puerto

Para 1945, cuando gobernaba Veracruz Adolfo Ruiz Cortines, se aprobó el proyecto para la iluminación de los carros alegóricos, desarrollándose así el primer desfile nocturno en las principales calles, que daba inicio a las 21 horas y terminaba en los primeros minutos del siguiente día.

 

Actualmente, el Carnaval de Veracruz ha rebasado las fronteras internacionales, convirtiéndose en la fiesta tradicional donde pueden participar todos aquellos mexicanos y extranjeros que buscan la algarabía, cumbancha, música y trópico, además de sentirse en unos cuantos días parte de un pueblo rumbero y jarocho, trovador de veras, como versa el maestro cantautor Agustín Lara.

 

El Centro histórico del Puerto

Centro Histórico del Puerto

No obstante, el progreso ha alcanzado esta celebración y su alegría se proyecta cada vez más lejos, pues la exótica mezcla europea-indígena y caribeña que conforman la cultura veracruzana, la hace única en el mundo, lo que propicia el interés y la atención de visitantes de todas las nacionalidades que llegan para envolverse de la magia que emana de esta fiesta, magia que sale del corazón de todos los veracruzanos.

 

Es así que las fiestas de Carnaval se presentan al igual que aquellos ayeres, con mascaradas, comparsas, bailes y muchos otros regocijos.

 

Antiguamente, los Carnavales de Venecia, Florencia, Roma, Niza y París alcanzaban el mayor prestigio, pero en la actualidad el más famoso del mundo es el de Río de Janeiro. En México, los más importantes son los de Veracruz, Mazatlán y Mérida.

 

Panorámica de la costera

Panorámica de la costera

Despedida de Juan Carnaval

Para terminar la semana de fiestas y jolgorio, se efectúa el entierro de Juan Carnaval, y se da lectura a su testamento en el Zócalo, que contiene sarcasmo e ironía, aludiendo a prominentes políticos mexicanos, a quienes frecuentemente se les fustiga o se les da consejos para mejorar su labor.

 

Carros alegóricos

Carros alegóricos

En el nuevo mundo, el origen de esta celebración se establece sobre la base de la tradición cristiana, en la costumbre de conmemorar los tres o cuatro días anteriores al inicio de la Cuaresma que antecede a la Semana Santa.

 

En fin, en Veracruz desde finales de enero empieza a sentirse el ambiente carnavalesco; las reservaciones en los hoteles locales empiezan a registrar cupo total y los tradicionales portales, donde se conjuga la música jarocha con una cerveza bien fría, son algunos de los sitios más concurridos.

 

Reyes Infantiles

Reyes infantiles

Parte del Carnaval

So pretexto del Carnaval no deje de visitar en Veracruz su bella y arbolada Plaza de Armas, una de las más antiguas de América, donde se encuentra el Palacio Municipal, hermosa edificación del Siglo XVII y que fuera el primer Ayuntamiento de la América Continental.

 

Junto a este lugar se encuentran Los Portales, con cafés y restaurantes al aire libre; sitio tradicional donde el veracruzano hace alarde de su alegría, hospitalidad y bohemia.

 

El conocido Café de la Parroquia es visita obligada para disfrutar la alegre tertulia de sus parroquianos.

 

Algunos otros atractivos de Veracruz-Boca del Río son el Malecón, el Baluarte de Santiago, las playas de Villa del Mar y Mocambo, el Museo de Arte e Historia, la Estación de Ferrocarriles Nacionales y el Acuario, lugares que hacen la estancia más interesante. Una visita especial merece la Fortaleza de San Juan de Ulúa, que encierra en sus paredes parte de la historia de México.

 

Catedral de Veracruz

Catedral de Veracruz

El ritmo que llego para quedarse: el Danzón, hoy se baila en los parques y Plaza de Armas por parejas elegantes y orgullosas de su estirpe jarocha, atmósfera que invita al visitante a presenciar este espectáculo, y porque no, a hacer sus “pininos” con este compás.

 

Y de la comida ni se diga. Veracruz, ubicado en la zona Oriental de la República Mexicana, destaca por su exquisita gastronomía, por lo que durante su estancia en el Puerto no puede dejar de saborear el huachinango, pato o mongongo a la “veracruzana”.

 

El ceviche y el caldo largo son platillos que tiene que probar o volver a probar si ya los ha comido, sin olvidar las mojarras fritas o al mojo de ajo, la jaiba en chilpachole o los camarones enchipotlados, los cuales puede acompañar con los famosísimos “toritos”, bebida a base de frutas  y leche condensada.

 

Otra de las bebidas tradicionales son el habanero, mezcla de aguardiente de uva y caña; vino de naranjas fermentadas; el jobo, hecho a base de ciruelas del árbol del mismo nombre (jobo) fermentadas, o el mosco, licor de naranja.

 

 

Home - Destinos - Veracruz