Chetumal

La Cuna del mestizaje


Salatiel Barragán
Bahía de Chetumal

Bahía de Chetumal

Al sur del estado de Quintana Roo, frente a un mar de belleza única, guardando riquezas naturales incalculables, historias de piratas y marinos, asomada a Belice como frontera sureña de México, Chetumal brilla como otro más de los atractivos de este pujante estado.

Chetumal es una zona de brillantes colores: el intenso verde selvático, el turquesa del mar caribeño y el azul de su cielo, que la hacen parecer salida de una acuarela.

Conocer esta ciudad y sus alrededores es adentrarse en un lugar lleno de encanto que invita a descubrir y disfrutar de lo más inesperado.

Una leyenda dice que en este lugar se produjo el primer mestizaje del continente, cuando el náufrago Gonzalo Guerrero se casó con la princesa maya Zazil Há y nacieron los primeros mexicanos. Por eso se le llama la “Cuna del mestizaje”. También su historia está unida a la llamada Guerra de Castas, protagonizada por los mayas.

En 1898 el teniente Othón Pompeyo Blanco, fundó la aldea de Payo Obispo en donde hoy se asienta la ciudad. Ese primer caserío creció aceleradamente y en 1936 recibió el nombre de Chetumal, en homenaje a una aldea maya de esa zona llamada Chac-Temal.

En 1945 fue arrasada por el huracán Janet y cuando parecía terminada, se levantó y fue declarada capital del naciente estado de Quintana Roo, antes uno de los dos territorios con que contaba la República Mexicana.

Chetumal.- Faro

Faro

La Bahía de Chetumal

Hoy, la actividad de la ciudad corre en torno a la bahía de Chetumal.

Para admirar su ambiente, puede recorrerse parte del norte de la Bahía, como Punta Estrella y Catalán, Bahía de Calderitas, isla Tamalcab, varios canales y la Laguna Guerrero, a casi 2 horas de la capital.

Chetumal.- Monumento al Pescador

Monumento al Pescador

Por el boulevard, se va a Calderitas, una caleta de pescadores donde se degusta exquisita gastronomía basada en los frutos del mar.

En su centro, de un peculiar estilo porteño, están sitios como el Museo Cultural, el Zoológico Botánico y el Palacio de Gobierno con sus interesantes murales.

Para consentir al cuerpo, están El Palmar y Punta Lagartos; spas con aguas cristalinas;  Para el ecoturismo qué mejor que la Laguna de Guerrero o el Salto de Agua y la laguna de Bacalar con los siete cenotes que la alimentan, ahí desemboca el Río Hondo, frontera natural y límite entre México y Belice.

Chetumal.- Mercado Viejo

Mercado Viejo

En Calderitas puedes desviarte y después de 12 km seguir el camino a Raudales y Laguna Guerrero, pasar junto a los más de 10 sitios arqueológicos del área como Oxtankah, Tamalcab e Ichpaatun. Adentrarte por veredas hasta las bahías, manantiales, canales y playas.

Chetumal es también un sitio lleno de historia precursora a la llegada de los españoles. En los alrededores de las zonas arqueológicas de Kohunlich y Dzibanché se vive la magia de las ciudades mayas llenas de colores, sonidos de caracoles marinos, tambores y niños jugando.

Chetumal.- Reloj de la ciudad

Reloj de la ciudad

En el corazón de la selva e integrado al paisaje aparece el hotel ecológico Explorean Kohunlich, donde el visitante tiene un abanico de oportunidades para hacer excursiones por la selva a pie o en bicicleta; practicar el remo en kayac, zurcar las aguas a veleo, esnorquelear en las lagunas; rappelear en las paredes de un cenote y al final disfrutar de  una cena formal en plena selva. Maravillosa amalgama de goce y disfrute de la naturaleza.

El santuario del Manatí

Chetumal.- Museo de la Cultura Maya

Museo de la Cultura Maya

Hasta hace pocas décadas, en mercados (como el de Chetumal) y en poblaciones costeras de la Península de Yucatán, era posible encontrar carne de Manatí; sus huesos sólidos y amarfilados tenían gran demanda, la grasa servía de combustible en quinqués, y se decía que la carne y huesos eran afrodisíacos, por lo que era una presa valiosa. En contraste, ahora el sur de Quintana Roo, la porción costera mejor conservada del estado, desde el 24 de octubre de 1996, alberga al Área Natural Protegida Estatal “Santuario del Manatí, Bahía de Chetumal”, que ocupa una superficie de 281, 320 hectáreas, con 101,320 ha terrestres y 180,000 ha en la parte marina, superficie que equivale al 15% del total del estado.

Manatí

Santuario del Manatí

La importancia del área estriba en ser hábitat de numerosas especies amenazadas o en peligro de extinción, entre las que destaca el manatí,que fue tomado como bandera para crear este Santuario.

Majahual

Por mar, por tierra y por aire es posible llegar a este auténtico y bello pueblo o villa de pescadores, con calles arenosas sin pavimentar y algunos restaurantes y hoteles rústicos, lo que da un sabor de la auténtica provincia mexicana, además de garantizar un placentero descanso.

Majahual, destino turístico naciente en México, es el corazón de la Costa Maya, se ubica a 145 kilómetros al noroeste de Chetumal. Gracias a su ubicación tropical, las aguas cristalinas siempre son cálidas. Aquí los buzos pueden encontrar una infinidad de bellas formaciones de coral, esponjas, tortugas marinas, delfines, caballos de mar, manatis, y miles de peces de coral y pesca.

Chetumal.- Palacio de gobierno

Palacio de Gobierno

Esta tranquila villa, ha despertado de un letargo de años y ahora ha empezado a ser descubierto por el turismo nacional y extranjero, principalmente europeo que busca el descanso placentero y la gastronomía típica.

Como un destino nuevo para las navieras, Majahual es considerado el segundo muelle para cruceros más importante del Caribe Mexicano para recibir al turismo, además de contar con nuevo muelle y de un centro comercial. Siendo el destino más reciente para cruceros por el Caribe, y se estima que recibe una visita anual de más de medio millón de visitantes y cuenta con capacidad para recibir a más de 300 barcos tipo cruceros.

Ubicación

Chetumal se localiza a 380 kilómetros de la ciudad de Campeche y el acceso puede hacerse desde la carretera número 186, proviniendo de Campeche, o bien por la ruta 307, desde Cancún y Tulum. Por avión varias líneas manejan este destino.