Mazunte

Un abrazo a la conservación


Mazunte

Mazunte

Un cielo que cambia del naranja al rojo mientras el sol se esconde en el horizonte y el mar revienta acompasado a los pies de un acantilado; amaneceres lilas y brumosos, pequeñas olas que acarician la tersa arena.

Todo eso es parte de los atractivos naturales que le dan vida a Mazunte, una bella región de las costas del estado de Oaxaca.

El origen de su nombre proviene del náhuatl mizontle o minzontle, como se le denomina a un cangrejo de colores blanco, rojo y azul de gran tamaño que abundaba en la población. El nombre se castellanizó con el transcurso de los años quedando Mazunte simplemente, pero convertido en un paraíso para disfrutar de unas excelentes vacaciones.

Reza su historia que a principios del siglo XX sólo era un paraje exuberante, aislado, con dos o tres chozas habitadas por familias dedicadas al cultivo de la tierra y a la pesca para su sustento.

Calle de Mazunte

Calle de Mazunte

Debido a sus características de zona húmeda, Mazunte y el área de los bajos de Tonameca, fueron durante la época prehispánica y la colonia los graneros de la región de la costa oaxaqueña. El repoblamiento de Mazunte fue a mediados de los años cincuenta y se intensificó con el establecimiento del  campamento tortuguero en San Agustinillo, el rastro de tortugas más grande de México.

Mazunte

Mazunte

Se cuenta que se mataban a más de mil tortugas por día, creando así un auge económico en la región, el cual fue interrumpido con  la declaración gubernamental de veda total de la tortuga marina en 1990. En 1992 el gobierno federal inicia la construcción del  Museo Vivo de la Tortuga, donde se protege a esta especie, además de mostrarla al público en general.

Así pues, desde 1990, la comunidad siguió obteniendo beneficios de esta especie marina sin poner en riesgo su conservación y comenzó así una nueva oportunidad para restablecer la economía de la población. Aunado a este proyecto surgió la cooperativa de cosméticos naturales, entre otros proyectos. Paulatinamente se fueron consolidando estos espacios costeros como centros turísticos de alto potencial.

Zipolite

Zipolite

Mazunte ha sabido salir adelante promoviendo sus riquezas naturales, cuidando su medio ambiente y fomentando la cultura a través de la creación de las Fiestas del Equinoccio de Primavera, que enmarcan la Muestra Internacional de Danza y los Encuentros de Jazz; actualmente estos proyectos son de los más relevantes en el estado de Oaxaca.

La zona vive en la actualidad un auge turístico, ocupando el lugar que en décadas pasadas le correspondió a Zipolite, atrayendo el interés de visitantes que buscan el contacto con un ambiente natural, cómodo y económico.

Mazunte tiene como  atractivos su Playa Principal, Playa Rinconcito y Playa Bermejita, así como otras vecinas: Aragón, San Agustinillo y Ventanilla, además de Punta Cometa, a 15 minutos de la playa principal. Algunos consideran a Playa Bermejita y Punta Cometa como lugares energéticos y cósmicos.

Sitios de interés

Centro Mexicano de la Tortuga Marina

Centro Mexicano de la Tortuga Marina

Al clausurarse los rastros de Mazunte y San Agustinillo, la mayoría de las familias de las comunidades perdieron su fuente de ingresos. Sin embargo, autoridades, pobladores e instituciones privadas han encontrado recursos para que Mazunte logre sostenerse por otros medios, como es el ecoturismo y la conservación de la tortuga, mejorando sustancialmente su calidad de vida.

Centro Mexicano de la Tortuga: Promueve la conservación de la tortuga y exhibe al turismo, de manera natural, siete de las ocho especies marinas que se encuentran en el mundo.

Cooperativa de cosmeticos naturales

Cooperativa de cosmeticos naturales

Cooperativa de cosméticos naturales: Es uno de los sitios de interés para quien visita Mazunte, produce cosméticos de alta calidad a través de procesos 100 por ciento compatibles con el medio ambiente, como shampoo, gel para baño y jabón natural.

Punta Cometa: Se encuentra en la montaña más saliente de México, en el Pacífico Sur. Se pueden apreciar asombrosos amaneceres y magníficas puestas del sol. Es un lugar importante para las migraciones  de especies marinas y aves, destacando las de ballenas, de diciembre a marzo, y la de parvadas de pelícanos.

Punta Cometa

Punta Cometa

Playa Bermejita: Se localiza al poniente de Mazunte, tiene oleaje medio, es semi-virgen, de exuberante vegetación. Se caracteriza por su apacible tranquilidad, ideal para meditar.

Tours en lancha: Las cooperativas de servicios turísticos de Mazunte ofrecen tours de 4 horas en lancha, que incluyen la visita a 5 playas: Zipolite, Puerto Ángel, Estacahuite, La Mina y La Boquilla, un tour obligado cuando visites Mazunte. En el recorrido, se puede pescar y si tienes suerte, obtener un dorado, que terminado el recorrido, será una deliciosa comida para los turistas.

También, se puede hacer snorkel, principalmente en la playa de Estacahuite, una de las más ricas en corales de la región. En el transcurso se pueden apreciar tortugas, delfines, ballenas y mantarrayas, entre otras especies.  

San Agustinillo

San Agustinillo

La costa oaxaqueña es una de las regiones más ricas del mundo en cuanto a especies de aves y se pueden realizar caminatas para la observación de pájaros.

Se pueden hacer paseos ecológicos en bicicleta o a pié, guiados por los habitantes del pueblo, en los que encontraremos a anfitriones amables y alegres que nos darán acceso a recovecos que difícilmente podríamos encontrar por nuestra cuenta, y nos relatarán las antiguas historias del lugar. Quisiera aquí contar una de ellas:

Después de ver la puesta del sol en Punta Cometa, de regreso por el camino en penumbras, nos encontramos con don Hipólito, que también regresaba al pueblo después de haber capturado entre las rocas que acaricia el mar, la cena para su familia. Caminábamos mientras que nos contó que en el “mentado corral de piedra”, el día y la hora del nacimiento del niño Dios, los gallos cantan y el aventurero puede ver los fuegos de los tesoros que están enterrados ahí.

Facilidades para el turismo

Facilidades para el turismo

En ese lado del monte, antes, mucho antes, había una fortaleza de piratas. Hipólito, como para darle más realismo a la narración, nos confiesa que hace poco un suizo, equipado con un sofisticado buscador de tesoros, desenterró dos barriles de monedas de oro. Pero las personas del pueblo, siempre atentas, no dejan que nadie toque lo que no les pertenece.

Gastronomía

Gastronomía

Hospedaje:

En Mazunte existe una gran variedad de hospedaje para todos los gustos y presupuestos. Desde hostales y posadas sencillas y baratas (una hamaca y baño comunitario) hasta cabañas muy confortables, lujosas y románticas. Los precios varían desde los $100.00 hasta los $1,500 pesos por noche (de 8 a 120 dólares americanos). Existen también lugares para acampar, ya sea en la playa o en alguna huerta familiar. La mayoría de los hoteles locales mantienen un esfuerzo por integrarse a la naturaleza que los rodea.

Para comer:

Estacahuite

Estacahuite

Las opciones para comer son enormes. Recomendamos ampliamente probar el agujón o pez aguja atrapado por los lugareños y preparado en diferentes formas. Es muy nutritivo y sabroso.

Existe también el pescado barrilete, una de las especies más nutritivas del mundo. Para todos los paladares, hasta los más exigentes, se cuenta con la comida tradicional mexicana, una de las más importantes del mundo, además de comida internacional. Existen pizzerías y pequeños restaurantes de comida italiana, argentina y japonesa.

Pues como vemos, ahí está otro gran atractivo de nuestra República Mexicana, pero es bueno considerar que Mazunte sólo podrá sobrevivir a las embestidas del turismo inconsciente, en la medida en que cada uno de nosotros, al visitarlo, decidamos aunarnos a cuidar y apreciar su inmenso esfuerzo de desarrollo sustentable y gozar de su belleza en franca comunión con la naturaleza.