Home - Destinos - Jalisco

La Zona Norte de Jalisco

Pueblos asentados en una caprichosa geografía

 


 

Bolaños

Bolaños

Enclavada entre la Sierra Madre Occidental, se encuentra la Zona Norte del estado de Jalisco, conocida como la región Wirárika o Huichol; es un capricho su entorno conformado por valles, montañas y mesetas que en conjunto, forman un escenario de belleza única, en el que se enclavan místicos pueblos que encierran cultura y atractivos sin igual.

 

Las formaciones geológicas más representativas son la sierra Huichol Este, la Sierra de Santa Bárbara, la Sierra Huichol Oeste y su continuación como Sierra de Pajaritos y Sierra de Alica; entre ellas, las planicies que se forman entre los ríos Bolaños y Jesús María - Huaynamota y sus alrededores, han sido el hogar de la cultura Huichol principalmente, aunque con notable representación de la etnia Cora. Ambas -dada la difícil geografía del lugar y su relativo aislamiento de las zonas suburbanas de Guadalajara-, han mantenido su cultura intacta y a la fecha hablan sus dialectos y conservan sus costumbres, fiestas y artesanías.

 

Los Huicholes, (nombre impuesto a los Wirárika en forma despectiva por los aztecas), son un pueblo maravilloso, de gente cálida aunque respetuosa de su herencia, trabajadores y talentosos, amables y misteriosos, una experiencia que nos reconcilia con nuestras raíces. Su religión es antagónica a la católica y está basada en la creencia de dioses como el maíz y el peyote; son artesanos formidables, músicos asombrosos y personas de gran valor y principios.

 

Plaza Bolaños

Plaza Principal Bolaños

En esta zona una región jalisciense de gran atractivo, encontramos 10 municipios principales, de arquitectura carismática y rincones privilegiados por la naturaleza y la historia: Bolaños, la gran ciudad de la zona; Totatiche, donde se encuentra la iglesia del Señor de los Rayos, muy venerada por propios y extraños; Colotlán, donde pueden comprarse los mejores trabajos de piteado en el mundo y otro hermosos pueblos como Chimaltitán, Huejúcar, Huejuquilla el Alto, Mezquitic, San Martín de Bolaños, Santa María de los Ángeles y Villa Guerrero. Entre ellos forman una ruta de varios días que vale la pena recorrer para verse inmerso en su cultura y maravillarse con el atractivo escénico de su entorno.

 

Bolaños
Río Bolaños

Río Bolaños

Este bello pueblo está a 260 km de la ciudad de Guadalajara, enclavado en plena sierra, lo que ofrece al visitante hermosas vistas montañosas rodeadas de encinos y bellos amaneceres. Su temperatura media anual es muy agradable, alcanzando los 24 °C.

 

Son típicos platillos la birria y el pozole, acompañados por un tejuino preparado y de postre, las deliciosas gorditas de maíz negro y cuajada. Su artesanía está basada en la chaquira estilo huichol.

 

Colotlán

Panorámica de Colotlán

Hay mucho que ver, como la Parroquia de San José, de fábrica de cantera en un estilo barroco del siglo XVII, el churrigueresco templo de la Virgen de Guadalupe, la Casa de la Condesa y la de Moneda.

 

Colotlán

Yendo más hacia el norte hasta Colotlán, "lugar donde abundan los alacranes". Entre su accidentada topografía es fácil ver venados y tlacuaches. El Epazote, Santiago y El Carrizal, son algunos de los poblados de esta cabecera municipal de la zona norte jalisciense.

 

Cuando los visita es no dejes de probar el pepián con carne de ave y semillas de calabaza, el picadillo en mole con tomatillo, la asadura en mole, el pan de chiquihuite y tomarte un pulque o un agua de alfalfa, cerrando con dulces de leche, biznaga y calabaza cubierta.

 

Chimaltitán

Chimaltitán

Te recomendamos ir a la Parroquia de San Luis y al templo de San Nicolás. En agosto es la celebración de su aniversario de fundación. No dejes de adquirir sus famosas artesanías de "piteado".

 

Chimaltitán

Al sur de Bolaños esta Chimaltitán, con un verdor que tapiza al Cerro de las Muchachas. Su nombre, de origen Náhuatl, significa "entre los escudos". El municipio limita al sur con el estado de Zacatecas, al norte con Bolaños y al sur con San Martín de Bolaños, ubicándose a tan sólo 20 y 25 km de estas poblaciones, respectivamente. Su clima de 24 °C, muy atractiva para el vacacionista.

 

Además del pollo y la birria, que son típicos platillos del lugar, son deliciosas sus especialidades dulces como el piloncillo, la cajeta de mango y el guayabete.

 

Chimaltitán se reconoce por un artesanía muy típica elaborada en base al soltol de maguey, con el que se realizan múltiples objetos como petates y sombreros de gran colorido.

 

Presa Vaquero en Huejúcar

Presa Vaquero en Huejúcar

Su arquitectura colonial es singular. Ejemplos de ello son el antiguo Exconvento Franciscano y las capillas de San Miguel y San Juan.

 

Huejúcar

Más al norte está Huejúcar, un pueblito sumamente tranquilo cuyo nombre significa "Entre los Sauces".

 

Se encuentra a sólo 3 km de la presa Yaquimeque, lo que permite al visitante practicar la pesca de diferentes especies como el bagre, la tilapia y la trucha, además de la belleza natural que enmarca la presa.

 

Conviene visitar este lugar durante octubre, que es cuando se festeja a San Francisco de Asís y tiene lugar una representación muy llamativa llamada "baile de la conquista".

 

En Huejúcar se pueden probar platillos muy típicos de la región como el pepián, la capirotada, los nopales en chile rojo con camarón seco, las gorditas de maíz crudo, etc.

 

Plaza Principal de Huejuquilla

Plaza Principal de Huejuquilla el Alto

Dentro de sus artesanías se encuentra un barro de gran rigidez, llamado barro regio, con el que se elabora principalmente loza.

 

Huejuquilla el Alto

Al noroeste de la región se encuentra el municipio más alejado de Guadalajara, a 380 km de la zona urbana, es Huejuquilla el Alto, en lugar del sauce verde según su toponimia.

 

Este norteño poblado tiene a sus alrededores los paisajes escabrosos de las sierras de Tenzompa y Valparaíso, que favorecen una temperatura media anual de 20. 6 °C.

 

Vale la pena visitar este pintoresco poblado durante la celebración de la Semana Santa, en que se representa el viacrucis con gran devoción y pasión actoral. También se escenifica "el principio de la Judea", donde los "cueros de cochino" persiguen los "toreadores" para fuetearlos. Durante la fiesta se pueden degustar platos típicos como los huachales, la temachaca y la birria, acompañados de cuachpala.

 

Casa tradicional Mezquitic

Casa tradicional de Mezquitic

Mezquitic

Más al sureste de Huejuquilla se encuentra Mezquitic, "dentro de los mezquites", lugar que cuenta con estilos arquitectónicos que van desde el neoclásico hasta el churrigueresco.

 

El principal atractivo es la belleza natural que lo rodea, en donde se puede encontrar dentro de un paisaje semidesértico algún pino y se pueden contemplar las sierras de San Andrés Cohamiata, de Chonacata y de los Amoles.

 

El poblado tiene mirador desde el que se observa el angosto valle del Río Mezquitic y la sierra huichola.

 

No dejes de probarlos los huachales, hechos a base de maíz y calabaza seca, o de beber un atole blanco.

 

La actividad económica de Mezquitic se basa en la agricultura, pero la artesanía Huichol tiene gran presencia en textiles y chaquira.

 

San Martín de Bolaños
San Martín de Bolaños

San Martín de Bolaños

Este es el más sureño de los municipios que conforman la Región Norte de Jalisco, llegando colindar al sur con Tequila. Es un pueblo que celebra al Señor de Santa Rosa como su fiesta principal.

 

Se encuentra en una zona muy accidentada, entre cerros y barrancas de gran altitud como las del Venadito y El Burro.

 

Santa María de los Ángeles

Santa María de los Ángeles

Es notable la arquitectura del pueblo en cuanto a su estilo, como el templo del Señor de la Rosa, de fábrica típicamente neoclásica, el siglo XIX. La capilla de Pochotitán y él Museo Antropológico, son dos atractivos de San Martín que vale la pena conocer.

 

Y ya de paso por el lugar, disfruta de una de las mejores enchiladas del estado, así como del tradicional pozole o unos sabrosos tamales; al terminar no dejes de probar el dulce de pitahaya.

 

Huicholes

Huicholes

San Martín tienen su gente valiosos artesanos, que trabajan de manera única la talabartería, de donde salen sillas de montar, cinturones, carreteras y otros artículos.

 

Santa María de los Ángeles

Puede definirse éste como un pueblo blanco, limpio y de magnífica arquitectura en sus principales edificaciones. Resalta primera vista la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, con sus frontispicio de estilo barroco; también atraen la mirada la Casa Constitucional o Casa Real, que data de 1787. Más especial es sin embargo la casa La Esmeralda, fabricada en cantera pura cuando corre el año de 1889; La Capilla del Hospital, de 1572, es una bella obra franciscana.

 

Se encuentra en una zona prominentemente de planicie, rodeada por elevaciones, entre ellos El Papalote, El Picacho y él Herradero.

 

Totatiche

Panorámica de Totatiche

Entre sus platillos tradicionales encuentran el pepián y las gorditas de carne de puerco, así como la cajeta de membrillo y las melcochas de azúcar o charamuscas.

 

Su principal artesanía es el trabajo textil y los bordados de pita.

 

Totatiche

Este pueblo de singular atractivo, cuyo nombre significa "lugar de nuestros reverenciados padres", tiene sin duda magníficas bellezas naturales. Una de ellas es el Río Bolaños, rodeado de una vegetación de gran verdor. Si volteamos la vista nos toparemos con él Cerro del Copete y el del Cunte y al sur el cerro Temastián, con 2100 m de altitud. Los bosques como los de Mina y Carrillo, le dan un toque muy especial a su entorno es recorrerlos es parte de la visita a Totatiche.

 

Espinazo del Diablo

Espinazo del Diablo en Villa Guerrero

La Hacienda de Ciénega y algunos de sus templos son de enorme atractivo. Destaca el templo de la Virgen del Rosario, cuya portada de cantera data del siglo XIX; igualmente es apreciada la Capilla de Silvestre. Temastián es una población del municipio donde se visita el Santuario del Señor de los Rayos.

 

La birria y las carnitas son típicas, acompañadas de un buen tequila.

 

Totatiche tiene grandes artesanos de la talabartería.

 

Villa Guerrero

Puede considerarse como el municipio central de la región. Fue conocido anteriormente como Xonacatic o "lugar de cebollas".

 

Es un típico pueblito de singular factura, que sus alrededores cuenta con atractivos como los bosques del Pino y Mesa Gorruedo, además del pico de la Angostura. Las aguas termales de las Flores y el río Bolaños son ampliamente conocidas y muy visitadas.

 

Plaza en Villa Guerrero

Plaza en Villa Guerrero

Cuenta con un clima que no alcanza los 20 °C, pero agradable para visitarlo.

 

El Santuario de la Virgen de Guadalupe es su principal atractivo arquitectónico y ella el motivo de las principales fiestas del pueblo, que se realizan del cuatro al 12 diciembre en honor a la virgen morena.

 

Villa Guerrero ofrece la tradicional birria tatemada en su jugo a sus visitantes, o los ricos sopes con carne de puerco, artesanalmente se distingue por sus trabajos de bordados en tela, sumamente solicitados.

 

Como podemos ver, la Zona Norte de Jalisco tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, y desde luego no es posible recorrerla en un solo día; con esta guía, usted puede planear un viaje de dos días haciendo base en Colotlán o Totatiche, partiendo en el día uno hacia el norte y el día dos hacia el sur, o llegar desde el primer día hasta Huejuquilla para bajar a Colotlán (150 km) y pernoctar ahí. Al otro día, salir hacia Bolaños (131 km) y en un tercer día visitar Chimaltitán, San Martín, regresar a Totatiche y de ahí a Guadalajara (225 km).

 

En cualquier caso, ya sea recorriendo toda esta zona Huichol o sólo yendo a algunos de sus municipios, te aseguramos una experiencia de viaje diferente, que forma parte de los múltiples atractivos de un estado que lo tiene todo.

 

 

Home - Destinos - Jalisco