Home - Destinos - Jalisco

Ciudad de Guadalajara

El corazón de una Perla que no para de latir

 


 

Guadalajara.- Arcos

Arcos de Guadalajara

La capital de Jalisco conserva su verdadera alma de provinciana, aún cuando es hoy una gran urbe progresita que lucha por no perder su sabor de antaño, las raíces de una sociedad con valores que vive enmarcada en una magnificencia arquitectónica que resalta el atractivo de sus plazas, la belleza de sus mujeres, el cantar de sus fuentes y la gritería de sus chiquillos.

 

La llamada “perla de occidente” es conocida por sus incontables atractivos turísticos. Alrededor de ella se encuentran pueblos mágicos, zonas arqueológicas, sitios para la práctica del ecoturismo, áreas protegidas, zonas culturales, parques acuáticos y un sinfín de posibilidades para el esparcimiento.

 

Sin embargo, para quienes gustan de unas vacaciones más relajadas, en las que disfrutar del sol, deambular por céntricos lugares de enorme belleza, degustar una gastronomía enormemente variada, relajarse en místicos spas o vivir la vida nocturna en los mejores bares y centros nocturnos, Guadalajara también es el lugar.

 

El hospedaje es otra oferta vasta en la ciudad, en la que cadenas como Hilton, Intercontinental, Fiesta Americana, Camino Real y Quinta Real, sólo por mencionar algunas, tienen a sus más dignos representantes, oasis de comodidad y buen servicio para los visitantes, además de estar cómodamente situados para conocer la ciudad sin dejar de disfrutar de sus servicios.

 

Guadalajara.- Catedral

Su hermosa Catedral

Dentro de sus edificios céntricos, verdaderos cofres de cantera que guardan invaluables tesoros artísticos, históricos y culturales, está escrita a cincel o a pinceladas, fundida o biselada, tallada o simplemente flotando en el ambiente, la historia desde sus días como capital de la Nueva Galicia hasta erguirse majestuosa como lo es en la actualidad.

 

Es sin duda la ciudad más mexicana, ya que lleva en sus venas el zumo fermentado del agave azul y parece moverse al son del mariachi mientras el viento dibuja en sus laureles suertes charras; tiene sabor a lo nuestro y como tal se refleja ante el mundo.

 

Teatro Degollado

Teatro Degollado

Histórica y noble

Su centro histórico, donde se encuentran estos arcones admirables, es un mosaico de magníficos recintos. Su nombre se debe a Juan de Oñate, a quien Nuño Beltrán encargó fundar una villa en occidente mientras él continuaba la conquista de México dirigiéndose hacia el norte. Oñate fundó tal villa en 4 ocasiones, ya que los fundadores buscaban el lugar más seguro, hasta llegar al valle de Atemajac, donde pudo establecerse el 14 de febrero de 1542, con una población de 240 habitantes. Este hecho se puede revivir al visitar en el centro la Plaza de los fundadores, donde sucedió el hecho.

 

Guadalajara.- Centro Cultural Cabañas

Centro Cultural Cabañas

De ahí en adelante, la historia no deja nichos sin llenar con pasajes importantes; entre batallas y movimientos sociales y religiosos; entre vuelos de realeza y sudor de jimadores, la ciudad fue forjándose una historia apasionante que puede sentirse en sus edificios coloniales y neoclásicos.

 

Arquitectura religiosa a granel

Los templos son, sin duda alguna, un claro ejemplo de ello y al andar por las calles del corazón tapatío aparecen una y otra vez, mostrándonos la grandeza con que fueron construidos; no en balde a Guadalajara se le llamaba la “ciudad conventual”. El principal por supuesto es la Catedral, con su gótico y bello interior. Su construcción fue ordenada por el rey de España en 1561 y continuó hasta 1716, año en que fue consagrada, tras terminarla el Alarife Martín Casillas, quien también dirigió parte de la obra de la catedral de México.

 

Su fachada principal es una de las más bellas obras de cantera. Sobre la cornisa, se encuentran tres esculturas: la Virgen de la Asunción, San Pedro y San Pablo.

 

Guadalajara.- Templo de Aranzazú

Interior del Templo de Aranzazú

Los remates de sus torres no son los originales, ya que un sismo los derribó en 1818. Su historia es pintoresca, ya que se dice que el obispo Aranda y Carpintero comía en un plato con unas torres góticas europeas y de ahí le surgió la idea de construir los remates actuales; las torres se edificaron con piedra pómez, recubriéndose con azulejos; fueron terminadas en 1854. Al lado derecho de la Catedral se ubica el Sagrario Metropolitano, con un frontón donde aparecen la fe, la esperanza y la caridad.

 

Guadalajara.- Mural de Hidalgo

Mural de la Independencia en el Palacio de Gobierno

Otro templo digno de ser visitado es San Felipe Neri, admirable construcción iniciada en el año de 1752 y concluida cincuenta años más tarde. Está considerado como uno de los mejores templos barrocos del occidente de México.

 

El Templo de San Francisco de Asís es otra de las joyas arquitectónicas de estilo barroco, que junto con otra no menos bella, la Iglesia de la virgen de Aranzazú, y otras cuatro capillas hoy desaparecidas, formaron parte del convento franciscano.

 

Guadalajara.- Teatro Degollado

Teatro Degollado

La historia nos sigue envolviendo y mientras andamos nos encontramos con Santa María de Gracia, ubicada atrás y a un lado del Teatro Degollado, donde estuviera el templo de San Miguel, siendo la primera catedral de Guadalajara. La construcción del templo actual se inició en 1661, como parte del convento de las dominicas.

 

Imposible dejar de nombrar otros como La Merced, construido entre 1650 y 1721. La portada principal es de estilo barroco y en el atrio se encuentra una magnífica escultura en mármol blanco de la Inmaculada Concepción.

 

Más antiguo es el templo y ex convento de San Agustín, que data de 1573; de un estilo barroco austero, representa perfectamente las construcciones de la orden de los Agustinos; anexo al templo, se encuentra el ex convento, hoy Escuela de Música de la U de G.

 

Galerias Guadalajara

Centro comercial Galerias

Con un elegante estilo neoclásico del siglo XIX, se edificó el templo de San José de Gracia, en el lugar que ocupaba el antiguo convento de Sto. Domingo. Es otro templo que vale la pena visitar y en esa gira, no puedes dejar de admirar el templo de San Juan de Dios, construido en 1551 junto con un convento, del que aún se observa parte del claustro con sus arcos, balcones y gárgolas.

 

Podríamos mencionar muchos otros ejemplos del arte arquitectónico eclesiástico de la ciudad, en un viaje casi interminable, pero Guadalajara tiene en su centro histórico un gran conjunto de obra civil también de admirable valía.

 

La obra civil, valor arquitectónico

El Palacio de Gobierno es digno representante de este tipo de construcciones y testigo de importantes sucesos de la historia. Entrar en él es abrir un libro pletórico de hechos trascendentes; es situarse en el espacio de aquellos momentos, revivirlos y formar parte de ellos. Construido primitivamente de adobe, en 1650, fue sede de la Audiencia de la Nueva Galicia hasta ser derrumbado por un terremoto en 1752. Se reconstruyó completamente en cantera, terminándose en 1790. En la fachada muestra sus dos niveles con una dignidad acorde a sus funciones y en su interior, podemos observar en la escalera principal una de las obras más bellas del destacado muralista jalisciense José Clemente Orozco: Hidalgo, que muestra monumental al padre de la patria que lleva la tea ardiente de la libertad, flanqueado por diversas escenas sociales.

 

Guadalajara.- Plaza de Armas

La Plaza de Armas

En el segundo nivel, otro mural del mismo autor, muestra los tres grandes movimientos revolucionarios de México: Independencia, Reforma y Revolución. El edificio ha sido en dos ocasiones Palacio Nacional; en él residió Miguel Hidalgo; posteriormente Benito Juárez y fue ahí que estuvo a punto de ser asesinado por los reaccionarios, detenidos por el famoso discurso de Guillermo Prieto: “Los valientes no asesinan”. En el palacio se encuentra hoy el Museo del Palacio de Gobierno, un recinto dedicado a la historia que actualmente exhibe la obra no conocida (la fotográfica), del escritor jalisciense Juan Rulfo.

 

Al otro lado, cruzando la Plaza de la Liberación, se puede observar el Palacio Legislativo, que fuera casa del obispo Juan Gómez de Parada, para después ser la Real Fábrica de Tabaco. Su fachada de estilo neoclásico es realmente interesante.

 

A un lado está el Palacio de Justicia. Fue convento en 1590, cuando se construyó, y también fungió como Liceo para Señoritas, hasta tener sus actuales funciones a partir de 1952. Se aprecia en el cubo de su escalera un mural elaborado por el tapatío Guillermo Chávez, que representa la Reforma y la Constitución, además de una mujer que caracteriza a la justicia.

 

Plaza Guadalajara

La Plaza Guadalajara

Del otro lado de la avenida Alcalde está el Palacio Municipal, situado en donde fue la casa del Marqués de Pánuco, que después de reconstruida sirvió de Casa de Moneda.

 

Plazas y parques son una verbena

La Catedral es el centro de una “cruz” formada por cuatro plazas que le dan mayor esplendor a los mencionados edificios.

 

Guadalajara.- Fuente La Minerva

Fuente "La Minerva"

Al oeste, frente a ella, se encuentra la Plaza Guadalajara, antes llamada de los Laureles, ya que en sus jardines crecen estos árboles que amalgaman naturaleza, piedra y hombre. Al cumplir la “perla de occidente” 450 años de su fundación, se le dio su nueva denominación; al este, viendo hacia el ábside de la Catedral, se encuentra la Plaza de la Liberación. Una escultura representa a Hidalgo rompiendo las cadenas de la esclavitud, lo que le da su nombre; viendo al norte nos hallamos con la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, rodeada por estatuas de bronce de los hijos pródigos del estado; al sur está la Plaza de Armas, la más bella de este conjunto de entornos donde la sociedad palpita día con día.

 

Plaza Tapatía

Plaza Tapatía

Hasta antes del siglo XX era el centro obligado de reunión, siendo su atractivo hasta la fecha el kiosco traído desde Francia en tiempos de Porfirio Díaz, donde pueden escucharse igual que antaño las vespertinas serenatas. A su alrededor, las estaciones del año, representadas por mujeres de bronce levantadas sobre pedestales, miran a los puntos cardinales.

 

Aquella con un búcaro de flores en su mano izquierda es la primavera; la de un seno descubierto y coronada de espigas el verano; la que se muestra pensativa es el otoño y la más pudorosa, ataviada con un traje que la cubre del todo, caracteriza al invierno, dando a la plaza un encanto sin igual.

 

Mucho más actual es la Plaza Tapatía, conformada por varias plazuelas, jardines, paseos y fuentes que dan espacio para la cultura al igual que el recreo. De ellas llama la atención la Plaza de los Fundadores. Ahí están las estatuas de Beatriz Hernández -mujer que decidió el lugar de fundación de la ciudad-, de su primer alcalde, Don Miguel de Ibarra, la del escudo de armas de Jalisco y al fondo, frente al Hospicio Cabañas, la fuente de la Inmolación de Quetzalcóatl.

 

Guadalajara.- Auditorio Metropolitano

Auditorio Telmex

Los edificios culturales del centro Histórico podrían ser motivo de un reportaje aparte, mas no es posible hablar de esta ciudad sin mencionar al Teatro Degollado, cuya primera piedra se asentó en 1856, inaugurándose 10 años después con la ópera “Lucia de Lammemoor”, figurando en el reparto la soprano mexicana Ángela Peralta. Fue reinaugurado en 1964, siendo interpretada esta vez la 9a sinfonía de Beethoven, por la Sinfónica de Guadalajara. Basado en la Scala de Milán, sus columnas y el realzado escultórico de Apolo y las nueve musas, lo hacen una maravilla.

 

Otras alternativas que ofrecen diferentes tipos de shows son el Teatro Estudio Cabaret, el Teatro Diana, el Teatro Galerías, la Explanada López Mateos, donde se han  presentando con éxito el Cirque du Soleil y también, está el Foro Alterno del Centro Cultural Universitario.

 

Guadalajara.- La Universidad de Guadalajara

La Universidad de Guadalajara

A tan solo unas calles, se alcanza a distinguir una obra maestra de arquitectura colonial; su grandeza puede suponerse en nuestros días contraria a su función inicial: darle albergue a los niños huérfanos y personas desamparadas. Su nombre entonces describía su fin: Casa de la Misericordia; hoy lleva el apelativo de su fundador, es el Hospicio Cabañas, creación de Manuel Tolsá, que en la capilla tiene plasmado el talento de José Clemente Orozco, destacando en ella la que muchos consideran la mejor realización del artista, el “Hombre de fuego”, que decora la cúpula. Hoy, es un espacio cultural de primer orden para la ciudad y el país. 

 

Biblioteca Iberoamericana

Biblioteca Iberoamericana

Dos obras más son imposibles de pasar por alto: La Biblioteca Iberoamericana, ubicada en lo que fue el templo del colegio jesuita, fundado en 1591. En su nave principal, donde se encuentran los libreros, se pueden observar murales de 1925, creación de Amado de la Cueva y Siqueiros. Fungió este edificio como la primera universidad de Guadalajara y su conclusión t reconocimiento e deben a Fray Antonio Alcalde, destacad figura en lo que fue el crecimiento arquitectónico y de desarrollo social tapatíos.

 

Rotonda a los jaliscienses ilustres

Rotonda a los jaliscienses ilustres

El otro motivo de mención es el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara, de elegante estilo netamente ecléctico francés, construido en 1918 como recinto escolar, aunque después fue sede del Palacio Legislativo. Todo el edificio es de gran belleza, ya por sus detalles que nos remiten a la clásica Francia. Su fachada  le da un aire de realeza y un sentido intelectual que se mezclan sin recelo. Orozco dejó en este edificio dos obras, donde el pueblo y el hombre son los motivos principales.

 

Un atractivo en Guadalajara es la Casa del Tequila, espacio donde puede conocerse la historia, proceso de producción y los instrumentos utilizados para prparar el tequila. También hay catas y degustación.

 

Consta de 5 salas y en una de ellas hay 1,201 botellas de tequila, entre ellas la réplica de la más cara del mundo, elaborada en platino y diamantes. Otras muestran un alambique y fotos donde se aprecian aspectos de la producción del tequila. La decoración cuenta con quince esculturas del artista jalisciense Carlos Terrés. Está ubicada en una casa histórica, según lo ha designado el Patronato del Centro Histórico y el INAH.

 

Más que un lema, una historia
Arco Vial

Arco Vial

Reza el grabado que se encuentra en la fuente de la Minerva: “Justicia, Sabiduría y Fortaleza custodian a esta leal ciudad” y aunque esta moderna glorieta se encuentra en la Ave. López Mateos, fuera del corazón histórico de la ciudad, sus palabras parecen reflejar todo lo visto en él, donde cada edificio en su cantera fría, cada ojo de agua con sus tibias aguas y cada tapatío con su cálida sonrisa, nos recuerdan que en Guadalajara el trato es justo, su historia es sabia y su arquitectura tiene la fortaleza de una entidad que se erigió con el afán único de ser leal, meta que sin duda, ha sido rebasada.

 

La mencionada Minerva es el ícono de la ciudad, una fuente ubicada frente a los arcos que fueron hace muchos años la entrada a Guadalajara y que fue uno de los primeros símbolos modernistas en ella.

 

Compras y diversión

Como te darás cuenta, en Guadalajara siempre hay algo más, y es para todos los gustos y presupuestos. Si tu gusto se inclina por las compras, bien puedes visitar sus espectaculares centros comerciales como Andares, cuyo diseño arquitectónico la pone a la vanguardia del top internacional; además, sus tiendas de diseñadores famosos y escaparates con objetos de deseo la hacen espectacular. El concepto de Andares encierra restaurantes, entretenimiento y moda, una excelente opción para pasear durante el día. A su lado está El Palacio de Hierro y se localiza en Zapopan; de compras por estos lugares es muy factible toparte con alguna estrella de televisión o un futbolista famoso.

 

Plaza del Sol

Plaza del Sol

Otros centros comerciales importantes son Plaza Galerías; Plaza Del Sol; la Gran Plaza y muchas otras que ofrecen moda de las mejores firmas, gadgets y amenidades, joyería, zapatos y más.  

 

Centro Comercial Andares

Centro Comercial Andares

Guadalajara es una ciudad de extraordinarios contrastes, dentro de los que el visitante se puede encontrar con una gran variedad de espectáculos, que únicamente tienen presencia en las principales ciudades del mundo. Muestra de ello es la espectacular infraestructura que posee el Auditorio Telmex, ubicado en Zapopan, dentro de la zona urbana de Guadalajara. Este magnífico edificio tiene la capacidad de albergar a más de once mil personas y su escenario es muy versátil, ya que cuenta con un derroche de tecnología como plataformas elevables y recursos mecánicos flexibles, una sala con diferentes ángulos en base a un muro móvil y otras características singulares. En él se han presentado artistas de la calidad de Plácido Domingo, Metállica, Miguel Bosé, Alejandro Fernández y muchos más.

 

Guadalajara.- Palacio de Gobierno

Palacio de Gobierno

Pero no terminan las opciones en Guadalajara; ir a Tlaquepaque y comer en algún restaurante como El Patio oyendo mariachis, comprar tequilas de los más selectos y probar dulces de toda la República es una opción; O tomar desde el centro la Avenida Juárez, admirando la arquitectura francesa que se yergue señorial donde la vialidad pasa a ser Avenida Vallarta, pasando por los Arcos -que alguna vez fueron la entrada a la ciudad-, darle la vuelta a la Minerva, escultura simbólica de Guadalajara, que a sus pies lleva realzado el lema: “Justicia, Sabiduría y Fortaleza custodian a esta leal ciudad” y luego ir a cenar, es otra más.

 

Y para ello hay miles de opciones: Algo muy mexicano en Casa Bariachi; cocina internacional en el Cocina 88; fusión, en el Talento; gastronomía itálica en El Italiano; japonés en el Suéhiro y de ahí la lista resulta interminable.

 

Para brindar, faltaría espacio para mencionar las opciones, pero no para recomendar algunos bares interesantes: El  Muro, para quien gusta del rock clásico; La Martina, claro, para quien gusta de una gran variedad de martinis; Meridiano 64, para quien prefiere música de actualidad; Red Pub o el Depósito, para quien adora la cerveza; Terraza del Barbaresco, para quien se identifica con el estilo lounge, y más. Una forma de tener a mano todas las posibilidades es darse una vuelta por la zona rosa de la ciudad, por avenida Chapultepec, ahí la noche no termina y la gastronomía es una sorpresa constante. 

 

Tonala

Tonalá y Tlaquepaque, origen de hermosas artesanías

Al otro día, nada mejor que alguno de los spas que ofrecen los mejores hoteles de la ciudad, tomar fuerzas y continuar recorriéndola, o simplemente tomar el sol.

 

Tlaquepaque, conocido como Tierra de Artesanos o Alma de México, tiene para quien goza de ir de compras, infinidad de tiendas de cerámica, barro, vidrio soplado, muebles rústicos, latón, telas, joyería fina de plata y oro, artículos de piel, dulces regionales y todo tipo de artesanías nacionales.

 

Tequila Express

Tequila Express

Tonalá, lugar por donde sale el sol y la Cuna Alfarera de Jalisco, ofrece un oasis repleto de costumbres, tradiciones y música que danza al ritmo de los Tastoanes.

 

Para quien gusta del buen comer, en Zapopan, encontrará pozole, tamales, gorditas, sopitos, chalupas, enchiladas, quesadillas, el tejuino, que es una bebida popular y muy solicitada.

 

Tequila, Jalisco

Campos de Agave Azul.- Tequila, Jal.

Un día más para conocer y pasear…

Tu visita a esta metrópoli apenas está por comenzar, así que quédate un día más para continuar la fiesta. Para añadirle un toque de folclore tapatío, te recomendamos tomar alguno de los  trenes: el Tequila Express o el José Cuervo Express. Durante estos tours podrás escuchar mariachi, degustar los mejores tequilas y disfrutar de los maravillosos paisajes agaveros, llegando en el José Cuervo Express hasta el pueblo mágico de Tequila, visitando las instalaciones de Mundo Cuervo y el fabuloso entorno de la fabricación de la bebida nacional y en el Tequila Express se llega hasta Amatitán, cuna del tequila Herradura; en este último se puede visitar la Hacienda San José del Refugio y conocer de cerca el proceso de jima del agave y la fábrica donde se produce el delicioso elixir del tequila.

 

Historia en piedra

Si te gusta la arqueología, no dejes de visitar dentro de la ciudad El Ixtépete, lugar a donde los viajeros llegan a cargarse de energía duramte el equinicio de primavera.

 

Zona Arqueológica de Guachimontones

Zona arqueológica de Los Guachimontones

Mención aparte merece una zona cercana a la ciudad, aunque se necesita un día para visitarla: Los Guachimontones. Es una de las zonas arqueológicas más importantes de México por su estructura. Comprende diecinueve hectáreas con estructuras circulares concéntricas hechas con tierra y arena apisonadas, además de piedras, adobe y cal para los edificios mayores. Su arquitectura se basa en una pirámide principal integrada por dos niveles diferenciados, diversos niveles concéntricos escalonados con orientación cardinal e inter cardinal, un eje vertical que conecta el cielo, la tierra y el inframundo, un bordo circundante que corresponde al horizonte, postes funcionales como reloj de sol o estructuras altas que marcaban las posiciones del sol en el solsticio y el equinoccio y cuatro escalinatas, que en una forma connotativa religiosa evocan al viento, el agua, el fuego y la tierra. En este sitio, en enero del 2012 se inauguró el Museo de sitio “Centro Interpretativo Phil Weigand”, en honor del arqueólogo estadounidense que imició el proyecto.

 

Puedes llegar por la salida hacia Puerto Vallarta libre, continuando hacia Tala y virando en la desviación a Teuchitlán, donde podrás contratar un guía que te lleve a la zona; ya ahí, te invitamos a transportarte en el tiempo; a imaginar la vida cotidiana de una cultura de la El Ixéque aún quedan muchas interrogantes por contestar. Alrededor hay poblados muy atractivos como Tala, Ameca, Ahualulco, San Juanito, Etzatlán y San Marcos, todos dignos de ser visitados para completar tu mágica aventura por esta zona.

 

En fin, el espacio siempre es corto para describir una ciudad como Guadalajara, hermosa y pujante, bien llamada la Perla de Occidente que cautiva a propios y extranjeros y que siempre es algo más que mariachis y tequila.

 

 

Home - Destinos - Jalisco