Bodegas de Santo Tomás

El vino mexicano asombra al mundo


Por Alfredo Villagrán y Arévalo
Vinos de Santo Tomás

Desde hace algunos años, el vino mexicano ha encontrado lugar en las mejores cavas de los restaurantes más conocedores de la enología; aprobados por sommeliers internacionales, brindan a los comensales un maridaje excepcional por su buena cepa, sus taninos y sus variedades.

Una de las casas que cultivan la vid en México, en la región de Baja California, es Bodegas de Santo Tomás, dentro de la “franja del vino”, más precisamente en Ensenada, en el límite geo-climático ideal para cultivar uva de la que se pueden producir excelentes vinos.

El origen de esta vitivinícola 100% mexicana se encuentra ligado a las expediciones de los misioneros dominicos que empezaron a llegar a las californias desde 1697. La misión de Santo Tomás de Aquino fue fundada por José Loriente el 24 de abril de 1791 en lo que hoy es el valle de Santo Tomás.

Viñedos Santo Tomás

Valle de Santo Tomás

En 1888, Francisco Andonegui y Miguel Ormart fundan Bodegas de Santo Tomás y desarrollan, además de la variedad Misión que había llegado a fines del siglo XVIII, sarmientos de variedades españolas como Valdepeñas, Palomino y Rosa del Perú.

Abelardo Rodríguez adquiere Bodegas de Santo Tomás en 1932 y tres años después establece a la empresa en su actual sitio en la calle Miramar en ensenada, B.C. donde tuvo lugar el primer embotellado de vinos Santo Tomás en 1939.

A principios de los sesentas Don Elías Pando continúa la empresa y contrata al enólogo Dimitri Tschelicheff quien se encarga de modernizar los procesos de vinificación introduciendo tanques de fermentación de acero inoxidable y barricas de roble de menor capacidad.

Siendo la segunda vinícola más antigua de México, y la más antigua de Baja California, Bodegas de Santo Tomás es la primera en producir vino en forma comercial y tiene el mérito de haber introducido a la región muchas variedades de uvas finas.

Barricas de Santo Tomás

Barricas

En 1988 Antonio Cosío, yerno de Don Elías, se hace cargo de la empresa, y él adopta con pasión la línea que su suegro había dictado para Santo Tomás, retomando el compromiso de hacer vinos de alta calidad e invita a Hugo D’Acosta a ingresar como enólogo y director general.

Bodegas de Santo Tomás es actualmente una empresa dinámica que cumple 118 años de vida y su historia continúa ahora a cargo de Santiago Cosío Pando, fortaleciendo e intensificando la imagen del vino como una forma de vida.

Bodegas Santo Tomás

Bodegas

Vinos Santo Tomás

Vinos

Laura Zamora, es enóloga de la Bodega no por ser mujer, sino por ser una gran enóloga, su formación enológica la obtuvo en la Bodega.  Su escuela es Santo Tomás. “La Bodega ha sido maestra y alumna de Laura”. Es mexicana y orgullosamente de Ensenada Baja California.

La empresa produce una gran variedad de vinos: Merlot, Cabernet Sauvignon y Chardonay Sauvignon, entre otros, con los que ha obtenido diferentes premios en el Concurso Mundial de Bruselas y el Concurso Internacional de San Francisco, como la medalla de oro al Cabernet Sauvignon 2003, en 2006.

Vinícola Santo Tomás

Vinícola

En general el uso del vino Mexicano se ha beneficiado por la cantidad de personas que han volcado su preferencia hacia este producto, especialmente gente joven que intenta encontrar en los vinos de mesa una mejor opción para disfrutar de las experiencias de vida.

Santo Tomás realizó el lanzamiento de MISTRAL, un Barbera de Reserva (Barbera es una uva icono de la empresa) y las nuevas añadas de UNICO y DUETTO, marcas que se han vuelto favoritas de los jóvenes conocedores y han merecido elogios de los catadores más ortodoxos.

Mapa Santo Tomás

Mapa de ubicación

Hoy la empresa está comprometida con su pasado, su presente y su futuro, es una empresa histórica. Lo que viene en el futuro se ha estado gestando ya años atrás, Los vinos son así: muy mediatos, nunca inmediatos.

El mercado cada año se especializa  en la comercialización de los vinos, la entrada de vinos chilenos, argentinos y españoles principalmente, demuestra que su consumo se va ampliando año tras año.

Bodegas Santo Tomás no se preocupa por la llegada de vinos extranjeros, realmente se ocupa en ello, ya que si la gente prefiere este tipo de vinos de cualquier nacionalidad, en algún momento tendrá la oportunidad de probar algún vino de sus bodegas y es entonces cuando captura al comensal, en base a calidad y precio.

La historia de Bodegas Santo Tomás es la historia de Baja California y por lo tanto, es una parte insustituible de la construcción del futuro de la región y del país.

Artículos relacionados:
La Ruta del vino

Recomendado

Más del Estado de Baja California