Home - Destinos - Baja California

La Ruta del Vino

 


 

Ruta del Vino

Altitud, buena tierra, tiempo y temperatura son sólo algunas bondades que hacen de la parte norte de Baja California, una zona ideal para el cultivo de la vid, sede de casas productoras de excelentes vinos que se han vuelto imprescindibles en mesas de reuniones, grandes celebraciones e importantes restaurantes, y que al mismo tiempo son punto de partida de la Ruta del Vino.

 

Este recorrido ofrece una gama amplia de atracciones que van desde las más pequeñas vinícolas familiares hasta productores a gran escala. Aquí encontrarás desde pequeños restaurantes campestres familiares hasta la más fina mesa, además de sitios para acampar, ranchos, centros artesanales, museos, hoteles tipo Bed & Breakfast, boutiques de vinos, galerías de arte, cultura indígena y sitios naturales.

 

En la región se puede disfrutar de unas vacaciones divertidas, activas, exóticas o románticas en un lugar interesante y seguro. La Ruta del Vino es el destino ideal para unos cuantos días en pareja o con toda la familia.

 

Origen y generalidades

Los primeros pobladores de esta parte de la península de Baja California fueron indígenas de las culturas Kiliwa y Kumiai, seguidos de misioneros ibéricos y mexicanos, quienes abrieron brecha para la llegada de inmigrantes de Rusia, Europa y el resto de México.

 

La Ruta del Vino.- Valle de Santo Tomás 01

Valle de Santo Tomás

Los Valles de Calafia, Guadalupe y San Antonio de las Minas son el corazón de la Ruta del Vino, que se extiende también hacia el norte al Valle de las Palmas y hacia el sur a los de Santo Tomás y San Vicente Ferrer, lugares en donde se cultivan uvas Chenin Blanc, Colombard, Sauvignon Blanc y Chardonnay para los vinos blancos, al igual que Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Grenache, Carignan, Barbera, Nebbiolo y Zinfandel para los tintos.

 

Venerando a Dionisio… en Baja California

Es agosto y antes de dar inicio el otoño, los vinicultores comienzan con la pizca, primer paso de la elaboración del vino, donde decidirán si es el momento preciso de cortar el fruto de la vid o aguardar más, para después fermentar y almacenar en una cava, el producto ya embotellado hasta su maduración.

 

La Ruta del Vino 01

Es gracias a ello, que Baja California cuenta con varios festivales que involucran al vino, como el Festival del Caballo “Arte y Vino” y el del "Viñedo en Flor", durante el mes de mayo, o bien el Festival de las Conchas y Vino Nuevo, celebrado en febrero, todos ellos en Ensenada. Sin embargo las de mayor trascendencia son las Fiestas de la Vendimia, celebradas en el Valle de Guadalupe en el mes de agosto, donde se organizan degustaciones, catas, conciertos y verbenas, así como también visitas enológicas guiadas por los viñedos y bodegas de las diferentes vinícolas de la región, las cuales son una magnífica oportunidad para apreciar el proceso de elaboración de esta bebida.

 

La Ruta del Vino.- Valle de Santo Tomás 02

Valle de Santo Tomás

Aparte de los festejos particulares en bodegas y viñedos, la avenida Miramar, frente a las Bodegas de Santo Tomás, se cierra para celebrar una verbena popular.

 

Dichas celebraciones tienen origen en la Grecia antigua. Cultivar la uva era motivo de fiesta, y la celebración se hacía en torno a Dionisio, Dios del Vino, quien representaba influencias sociales y beneficiosas, considerado promotor de la civilización, legislador y amante de la paz, así como protector de la agricultura y el teatro.

 

Un recorrido por los cultivos de la vid

De un total de 22 viñedos registrados dentro de la Ruta del Vino por la Asociación de Vinicultores de Baja California, vale la pena destacar algunos, ya sea por su antigüedad, características peculiares o por su oferta al visitante.

 

L. A. Cetto Valle de Guadalupe, es una de las vinícolas con más renombre y tradición. Aparte de sus viñedos ofrece jardines, área de picnic, sala de degustación, tours y una boutique. Se ubica en el kilómetro 73.5 Carretera No. 3 Tecate-Ensenada, en Francisco Zarco-Valle de Guadalupe. A un costado, también se puede visitar el viñedo Domecq, con sala de degustación, área de picnic y tienda.

 

La Ruta del Vino.- Finca en Valle de Guadalupe

Finca, Valle de Guadalupe

Un sitio recomendado por ofrecer una buena explicación de la elaboración del vino, además de degustación en cava y terraza, con posibilidad de compras, es la Viña de Liceaga, en el kilómetro 93.5 de la Carretera No. 3 Tecate-Ensenada, en San Antonio de las Minas.

 

Mejor aún por ofertar hospedaje, así como paseos a caballo, es el viñedo Adobe Guadalupe; su hotel tipo Bed & breakfast de seis habitaciones, con un restaurante privado, alberca, jacuzzi y caballerizas, es agradable para una estancia en el verano. Se ubica en El Porvenir, Baja California, cercano a la Carretera No. 3. Es necesario reservar con anticipación, opción que vale la pena si lo que desea es gozar de un buen sitio campirano.

 

Adentrándonos al arte del buen vino y si lo que desea es aprender más a fondo sobre la vitivinicultura, Casa de Piedra, ubicada en el kilómetro 93.5 de la Carretera No. 3 Tecate-Ensenada en San Antonio de las Minas, es una buena oportunidad. El sitio también ofrece tours y degustación.

 

Con respecto a la tradición y dedicación, Mogor Badán tiene campos vinícolas y hortalizas orgánicas familiares donde podrá degustar el llamado elixir de dioses y reyes, además de comprar alguno de los vinos que aquí se elaboran. Está en el kilómetro 86.5 Carretera No. 3 Tecate-Ensenada. Una opción más es Monte Xanic, que es una de las primeras vinícolas del destino. Ahí se brinda una plática sobre los vinos de casa, degustación y venta de los mismos.

 

La Ruta del Vino.- Plaza de Toros

Plaza de Toros, Valle de Guadalupe

La Ruta también la integran los viñedos del Barón Balché, La Cava de Don Juan, Las Bodegas de Santo Tomás, Las Cavas Valmar, La Vitivinícola Tres Valles, Bibayoff Bodegas Valle de Guadalupe (la única de tradición rusa), además de Vinos Tanama, Viñas Pijoan, Vinícola Don Juan / Vinos Sueños, La Casa de Doña Lupe, Vinícola LaFarga, Vides y Vinos Californianos y Shimul / Vinos Albarolo.

 

Este recorrido es digno de llevarse a cabo completo, pues cada casa vinícola aporta algo al destino.

 

Alrededores turísticos

La Ruta del Vino resguarda una interesante mezcla de culturas, distintas y complementarias. Aquí se puede conocer la herencia precolombina, española, rusa y mexicana de sus habitantes, por lo que es recomendable visitar el Museo Comunitario Ruso del Valle de Guadalupe.

 

Ubicado en un inmueble de la antigua colonia Rusa, este recinto cuenta con una pequeña exposición de memorabilia de sus habitantes y objetos indígenas. Se accede a recorridos guiados al sitio misional, aguas termales, pinturas rupestres y comunidades indígenas, con previa cita.

 

La Ruta del Vino.- Viñedos

Viñedos

Para ahondar en esta cultura se puede visitar El Panteón Ruso, una pequeña necrópolis de la antigua colonia. También en las Casas Molokanes se pueden encontrar inmuebles construidos y utilizados por los antiguos colonos del lugar.

 

Por su parte, el Museo Histórico Comunitario INAH resalta la herencia de la cultura Kumiai, así como la influencia de los inmigrantes rusos en esta región.

 

Un atractivo paseo lo constituyen los Vestigios de las Minas de San Antonio, las cuales dieron origen a este poblado en el siglo XIX.

 

Asimismo, destacan los Morteros Gigantes de San Antonio Nécua, pues ahí hay diversos sitios con estos aparatos utilizados en la molienda de granos por los habitantes indígenas de esta zona.

 

La Ruta del Vino.- La Casa de Piedra

La Casa de Piedra

Por su parte, los distintos ranchos de la región, ofertan bellas áreas rurales donde se puede practicar ciclismo de montaña y caminata, como en el Rancho María Teresa y el Rancho Láve.

 

Asimismo, Baja California ofrece bellos paisajes naturales, uno de los cuales es el Ojo de Agua La Tortuga y la Cascada del Arroyo de Guadalupe, cuyo paredón de piedra de 30 metros de altura en donde es posible practicar rappel, da origen a una bella laguna.

 

Si no eres tan aventurado y a cambio buscas descanso para tu salud, puedes acudir a las Aguas Termales cercanas al Rancho La Gotita. Sus pozas sulfurosas se dice tienen propiedades curativas.

 

Sin embargo y no obstante todo lo que envuelve la Ruta del Vino, lo más gratificante, tanto para vitivinicultores como visitantes, es el poder degustar un trago de lo que con tanto amor, esfuerzo y dedicación, producen estas tierras de Baja California. Ver mapa de la ruta del vino

 

Si requieres más información: www.rutadelvino.com.mx

 

Artículos relacionados:
Bodegas de Santo Tomás

 

Home - Destinos - Baja California