Home - Artículos de Turismo de Reuniones

México y el Turismo de reuniones

 


 

Eduardo Chaillo

Eduardo Chaillo

Empieza un nuevo ciclo, después de un año de aprendizajes, retos superados, cambio de liderazgos, lanzamiento de nuevas estrategias, reacomodo de piezas y campañas mediáticas adversas.


Todas las señales nos dicen que es el momento de una recuperación plena en materia de turismo de reuniones para México y para el mundo. Desde luego, esta aproximación no debe de cegarnos acerca de los retos que aún están ahí y de la manera en que debemos enfrentarlos. Existe, sin duda, una nueva realidad que ha emergido después de años de duras enseñanzas y aquí trataremos de plasmarla en los siguientes puntos:

  • México está hoy mejor equipado (en general) para promoverse como sede de reuniones internacionales de diferentes tamaños, contenidos y audiencias.  El crecimiento en la infraestructura física, ya sea proveniente de inversión pública o privada es impresionante en estos mismos tres años; existen más destinos jugando en la arena de reuniones y por lo tanto una creciente necesidad de hacer crecer el pastel para que alcance para todos. También en la parte de preparación para atender esa demanda, hemos evolucionado contando con cuadros promotores y operadores más capacitados que entienden, interpretan y ejecutan con el lenguaje de los organizadores internacionales.
  • En México contamos, cada vez más con líderes de mentalidad empresarial y energía renovadora. Es innegable que en el sector público turístico hoy contamos con una secretaria y un director operativo del CPTM, que entienden la mecánica de los mercados, que han forjado su carrera dentro del ambiente corporativo y que sin duda le han inyectado  a la actividad (por lo menos hacia dentro de estas dos instituciones) un dinamismo que favorece a nuestra industria. Lo mismo está sucediendo en la mayoría de los gobiernos estatales y oficinas de convenciones, en donde temas como el amiguismo, criterios partidistas y prácticas burocráticas, empiezan a ser cosa del pasado, cuando de integrar cuadros profesionales se trata.

Hay coincidencia entre las tendencias globales de la industria de reuniones y los temas en los que México ha enfocado sus baterías.

  • Certificaciones. Este parece ser el año de la certificación en el país, en donde vienen los exámenes de la credencial CMP dos veces a México; también se lleva a cabo el proceso de acreditación del CMM. Tenemos cifras record en materia de CEM´s, en materia de exposiciones y ha surgido un nuevo modelo de certificación nacional para los prestadores en destinos emergentes.  Por cierto que el Cónclave de los CMP´s globales lo organiza el Convention Industry Council en Cancún.
  • Sustentabilidad. El liderazgo que México está logrando a nivel mundial en esta materia, ejemplificado con los resultados de la Cumbre sobre Cambio Climático (COP 16), la selección de Chiapas como sede del Congreso Mundial sobre Turismo de Aventura y la declaratoria de la Gastronomía Mexicana como Patrimonio de la Humanidad es, cuando menos, estimulante.  Esta tendencia que ya traduce un discurso en acuerdos y acciones concretas, casa perfectamente con lo que los organizadores de reuniones contemporáneos están solicitando en cada RFP en materia de “green meetings”.
  • Accesibilidad. Ante lo acortado de los tiempos de decisión, lo restringido de los presupuestos, la obsesión por la rentabilidad y la necesidad por acortar distancias, México parece el destino ideal para convenciones y congresos provenientes de nuestros vecinos del norte. La relación calidad – precio que nuestros destinos, cadenas hoteleras, recintos y servicios en general ofrecen a los compradores en este apretado ambiente, es verdaderamente competitivo a nivel internacional, de ahí que México puede sacar ventaja de estas variables externas.
  • Corporativos recuperándose, asociaciones internacionalizándose. Dada la creciente llegada de cadenas internacionales con marcas conocidas a nivel internacional, y con estándares de calidad de clase mundial, el mercado de convenciones corporativas tendrá muy cómodas referencias para seleccionar a nuestro país de entre las múltiples opciones que tiene para sus eventos. El mercado de las asociaciones americanas, por otro lado, está buscando en la mayoría de los casos expandir sus membresías, sus programas educativos y sus plataformas comerciales más allá de la Unión Americana, y que mejor que comenzar con sus vecinos del sur que además les ofrecemos una plataforma ideal para  proyectarse  hacia Latinoamérica.
  • Existe una urgencia por mejorar nuestros procesos de comercialización. Con todas las ventajas que nuestro producto ofrece, aún nos falta mucho, como oferta especializada en general, para convertir en negocio las relaciones, alianzas y presencia de marca que estamos logrando en el exterior. Esto no se puede lograr sin que los destinos y proveedores aprovechen las oportunidades de conectarse con los clientes dentro de las plataformas tanto electrónicas como presenciales, que a través del tiempo hemos ido construyendo para promover a México en el exterior y que cada vez son más accesibles. 
  • Requerimos de sistemas de medición y estadísticos que nos permitan comprobar nuestros avances. Lo que no se puede medir, simplemente no se puede llamar éxito y lamentablemente ese es el caso en la mayoría de lo que sucede en materia de turismo de reuniones en el país. Tenemos la suerte de que CESTUR ha contratado un Estudio de Medición del Impacto del Turismo de Reuniones que seguramente nos dará alguna luz en ese sentido, pero requerimos de la generosidad informativa de todos los jugadores tanto de la oferta como de la demanda, para que el ejercicio sea lo exitoso que esperamos todos.
  • Percepción vs Realidad. No podría cerrar estas reflexiones sin hacer un llamado a toda la industria del turismo de reuniones en México para que cerremos filas a favor de mejorar la imagen del país en el exterior, sobre todo en lo que se dice en materia de seguridad. Sé que tenemos problemas y que no es fácil combinar las preocupaciones por lo que verdaderamente sucede en México con lo que queremos proyectar, sin embargo, esos problemas, todos los sabemos, no tienen nada que ver con la experiencia que un visitante tiene en nuestro país. Resaltemos lo bueno, los grandes atributos, nuestra hospitalidad, nuestra riqueza gastronómica, nuestra diversidad, la enorme autenticidad de nuestros recursos y esperemos que con esa energía positiva también le demos la vuelta al clima negativo en que a veces se envuelven nuestras conversaciones. México es mucho más que sus problemas coyunturales, lo hemos demostrado a lo largo de nuestra historia.

Vayamos juntos en este nuevo año a conquistar una participación de mercado mucho más ambiciosa para México, dado que tenemos todo para competir.

 

 

Home - Artículos de Turismo de Reuniones